Páginas vistas en total

miércoles, 4 de abril de 2012

LOS JUEGOS OLIMPICOS LOS JUEGOS EN LA ANTIGÜEDAD


 LOS JUEGOS OLIMPICOS

LOS JUEGOS EN LA ANTIGÜEDAD

Cada cuatro años los atletas de todo el mundo se reúnen para celebrar los Juegos Olímpicos en donde realizarán sus sueños y alcanzarán la gloria Olímpica.
Estos juegos se consideran como el más grande festival de competencias deportivas y de amistad internacional desde la antigüedad.

Los Juegos Olímpicos de la antigüedad eran eventos sagrados y eran considerados como el festival religiosos, atlético y cultural más importantes de Grecia. Para los griegos el alcanzar la victoria en los Juegos Olímpicos era lo más valioso y codiciado. Desde sus inicios en el año 776 A.C. Hasta su prohibición en 394 D.C, los Juegos Olímpicos fueron llevado a cabo cada cuatro años sin interrupción.

Los atletas de todas las ciudades griegasse reunían en el festival en Olimpia. Al igual que en los Juegos de la actualidad, en los Juegos de la antigüedad se celebraban solemnes ceremonias de aperturas y clausura.

Las Olimpiadas siempre coincidían con la segunda o tercera luna llena después del solsticio de verano. El primer registro histórico de los Juegos Olímpicos data en el 776 A.C. En un día de verano, una multitud de 40 mil griegos asistieron al "Final del Estadio" denominación dada a la única prueba basada en distancia de 192.27 metros. El ganador de la competencia fue Corebo, de Elis, un cocinero que se conoce como el coronado con laureles de la Olimpiadas.

Los atletas ganadores de las competencias en los Juegos recibían ayuda material de las ciudades de Grecia. Sin embargo, en Olimpia el único premio por la victoria era la corona de ramas de olivo. No había ningún premio para el segundo o tecer lugar.

Seis meses antes de cada Festival Olímpico, mensajeros oficiales viajaban a través de Grecia para anunciar la fecha exacta de los próximos juegos, su llegada marcaba el comienzo del intenso entrenamiento y las disputas entre atletasen todas las villas y ciudades.

Los jueces locales jugaban un papel importante en los Juegos de la antigüedad, ellos seleccionaban a los atletas participantes y tenían la autoridad para permitirlos jugar o descalificarlos, también supervisaban que los atletas durmieran en un suelo duro y que cumplieran una dieta austera durante un mes de entrenamiento. Al final los que eran aprobados, viajaban a la ciudad de Olimpia en una procesión que duraba dos día.

En la antigüedad no se permitía que las mujeres participaran en los Juegos Olímpicos incluso como espectadoras, ya que éstos eran un privilegio sagrado en el que solo podían los hombres. Si alguna mujer era sorprendida era sentenciada a morir. La única mujer que podía permanecer en Olimpia durante los Juegos era la sacerdotisa de la Diosa Demeter. Sin embargo, las mujeres participaban en Juegos exclusivamente femeniles que se realizaban en honor de la Diosa Hera.

En el comienzo del siglo V A.C., cuando los Juegos adaptaron el calendario clásico de cinco días, el primer evento consistía enb la carrera de [BIGAS]. La carrera de [BIGAS] era la única competencia donde el atleta se disfrazaba. El segundo día de la competencia cerraba con la disputa del pentatlón (salto de longitud, lazamiento de disco, lanzamiento de lanza, carrera del estadio y lucha libre). El pentatlón era organizado de tal manera que solo dos finalistas disputaban la última modalidad, la lucha libre.

El tercer día era dedicado enteramente a los espectáculos religiosos, que finalizaban con sacrificios en el altar de Zeus. El cuarto día se llevaba a cabo en el estadio de Olimpia, en donde de cuatro a ocho hombres corredores, competían en carreras de 200 metros, 400 metros y 4,800 metros. El atleta que ganaba las tres competencias recibía el título Triastes, un honor recibido cuatro veces por el campeón Leonides de Rodes.

Existen diferencias entre los historiadores con relación al final de los Juegos Olímpicos. Algunos consideran el año de 392 D.C. Tres años después de haber celebrado las Olimpiadas 291vas, los Juegos fueron prohibidos por el emperador Teodosio I, por considerarlos un rito pagano. Sin embargo, hay historiadores que sostienen que fue dos años después en 394 D.C.


LOS JUEGOS MODERNOS

La base de éste periódo: El Barón Pierre de Coubertín. Sin él, no hubiera sido posible que se llevarán a cabo las emociones que nos otorgan los Juegos de hoy.
El fundador de los Juegos Olímpicos de la era moderna fue Pierre de Fredy, Barón de Coubertin.

Pierre de Fredy, nació en París en 1863, hijo de familia aristocrática, siempre estuvo interesado en la educación. Para él la educación era la clave para el futuro de la sociedad. Coubertin fue un deportista muy activo y practicaba el box, esgrima, equitación y remo, creía fielmente que el Deporte tenía el poder de beneficiar a la humanidad y alentar la paz entre las naciones del mundo.

Por esta razón a la edad de 31 años, anunció durante una junta de la Unión Francesa de Sociedades de Atletismo, que deseaba revivir los Juegos Olímpicos. Sin embargo, nadie creyó en él y no hubo mucho entusiasmo ni apoyo para los Juegos.

Coubertin no se desilusionó y fundó el 23 de Junio de 1894 el Comité Olímpico Internacional en una ceremonia que se llevó a cabo en la Universidad de Sorbone en París. El primer presidente de este comité fue Demetrius Vikelas (originario de Grecia). Dos años más tarde tras grandes esfuerzos y organización se llevaron acabo los primeros Juegos Olímpicos de la era Moderna en 1896 en la ciudad de Atenas en Grecia.

Ese mismo año Coubertin se convirtió en el presidente del Comité Olímpico y mantuvo ese nombramiento durante 29 años, durante los cuales dedicó su vida y su fortuna para el desarrollo de los Juegos Olímpicos. El Barón de Coubertin murió en 1937 en Ginebra, Suiza.

A pesar de que Coubertin nunca aprobó la participación de las mujeres en los Juegos Olímpicos el creía en los ideales del Olimpismo. Su visión creó un movimiento en el que se reúnen los atletas y países del mundo en una celebración pacífica de competencias. La meta del Movimiento Olímpico es contribuir a construir la paz y un mundo mejor a través de la educación de los jóvenes con el deporte sin discriminación de ningún tipo y con el espíritu olímpico que requiere entendimiento mutuo de amistad, solidaridad y justicia.

A través de los años el Movimiento Olímpico se fue fortaleciendo y en el año de 1924 se realizaron los primeros Juegos Olímpicos de Invierno lo que representó un avance importante en los ideales del Comité Olímpico Internacional.

El Comité Olímpico Internacional es la máxima autoridad del Movimiento Olímpico. Tiene su sede en Lausana, Suiza. El COI es un organismo no gubernamental y no tiene fines de lucro. Su misión es alentar el crecimiento del deporte dentro del Ideal Olímpico y esto incluye asegurarse de la celebración de los Juegos.

El COI es el encargado de elegir la sede de cada Olimpiada y el Comité Olímpico de la Sede en particular realiza todos los preparativos para llevar a cabo los Juegos cada 4 años.

Se puede poner como contexto la siguiente frase:

"Lo más importante de los Juegos Olímpicos no es ganar sino competir, así como lo más importante en la vida no es el triunfo sino la lucha. Lo esencial no es haber vencido sino haber luchado bien"

Baron Pierre de Coubertin


FLAMA OLÍMPICA

Desde los Juegos Olímpicos de la Antigüedad, la flama se considera sagrada para todos los participantes de estas competencias.
La Flama Olímpica es el símbolo más venerado de los Juegos Olímpicos. La idea de la flama se adoptó de los Juegos Olímpicos Antiguos, donde la flama sagrada permanecía encendida en el altar de Zeus durante la competencia.

Thedore Lewald, quien era miembro del Comité Olímpico, sugirió la idea de incluir la flama en los Juegos. La flama fue reintroducida en los Juegos Olímpicos de Amsterdam 1928, y encendida después en 1932.

Carl Diem, presidente del comité organizador de los Juegos de Berlín 1936, propuso que la flama fuera encendida en Grecia y transportada a Berlín haciendo relevos a la antorcha, esto simboliza la unión entre los juegos de la antigüedad y los juegos de la era moderna. La idea fue adoptada y continúa haciéndose en todos los Juegos Olímpicos desde 1952.

La flama es encendida en el antiguo sitio de Olimpia por los rayos naturales del sol reflejados en un espejo curvo. Es encendida en una ceremonia por una mujer vestida con el tipo de ropas que eran usadas en la antigüedad y es ella quien se la entrega al primer corredor de la ruta de relevos.


BANDERA OLÍMPICA

Con los cinco aros como el símbolo principal, la bandera olímpica ondea con orgullo cada cuatro años en las justas olímpicas.
La bandera Olímpica se caracteriza por tener fondo blanco sin orillas. En el centro se encuentran 5 aros formando dos filas, de tres aros la fila de arriba y de dos la de abajo. Los aros de la fila superior son, de izquierda a derecha, azul, negro y rojo. Los aros de la fila inferior son amarillo y verde. Estos aros son el símbolo oficial del Movimiento Olímpico.

Los aros simbolizan los cinco continentes: Europa, Asia, África, Australia y América. Se cree que los colores de los aros fueron elegidos porque al menos uno de ellos puede ser encontrado en la bandera de cada Nación del Mundo.

Este emblema fue diseñado por el Barón Pierre de Coubertin en 1913 y él mismo presentó la bandera en el Congreso Olímpico de 1914, celebrando el vigésimo Aniversario de la fundación del Comité Olímpico Internacional. Fue ondeada por primera vez en Alejandría, Grecia, pero hizo su debut en los Juegos Olímpicos de Amberes en 1920.

La bandera original, fue fabricada en la tienda de París llamada Bon Marché, tiene tres metros de largo y dos metros de ancho. Esta bandera fue retirada después de los Juegos de 1984, y una nueva bandera fue hondeada en los Juegos de Seúl 1988.

En las ceremonias de clausura de los Juegos Olímpicos, el alcalde de la Ciudad sede de la Olimpiada entrega la bandera al alcalde de la Ciudad de la ciudad de la siguiente sede. La bandera es guardada en el ayuntamiento de la ciudad Sede de los próximos Juegos Olímpicos.


LEMA, JURAMENTO Y CREDO OLÍMPICO

Acompañado de juramento y credo, el lema fue introducido por el mismo Barón Pierre de Coubertin.
El Lema Olímpico fue introducido por el fundador de los Juegos Olímpicos el Barón de Coubertin quien lo tomó prestado de Henri Martin Dideon de París.

Martín Dideon usaba la frase para describir los logros atléticos que alcanzaban los estudiantes del Colegio Arcuelli (en donde era director).

El lema Olímpico: "Citius, altius, fortius", es una frase en Latón que significa "más rápido, más alto, más fuerte"

Juramento Olímpico

El Juramento Olímpico fue escrito por el Barón de Coubertin y es el siguiente:

"En el nombre de todos los competidores, yo prometo que nosotros participaremos en estos Juegos Olímpicos, respetando y cumpliendo las reglas que lo gobiernan, en el verdadero espíritu deportivo, por la gloria del deporte y el honor de nuestros equipos".

Este Juramento fue pronunciado por primera vez en la Olimpiada de Amberes en 1920 por el belga Victor Boin.

Este juramento es pronunciado durante la Ceremonia de Inauguración de los Juegos Olímpicos por un atleta del país sede, mientras detiene con su mano una esquina de la Bandera Olímpica.

Credo Olímpico

"Lo más importante de los Juegos Olímpicos no es ganar sino competir, así como lo más importante en la vida no es el triunfo sino la lucha. Lo esencial no es haber vencido sino haber luchado bien"

Ha habido muchos cambios de este mensaje a través de la historia de los Juegos Olímpicos. Sin embargo, estas palabras son las que aparecen durante la Ceremonia de Inauguración de los Juegos.

El Barón Coubertin adoptó, y más tarde citó este credo después de haber escuchado al Arzobispo del centro de Pennsylvania, Ethelbert Talbot, hablar en el servicio para los atletas Olímpicos durante los Juegos de Londres 1908.


JUEGOS MODERNOS


Atenas 1896
LOS PRIMEROS JUEGOS DE LA ERA MODERNA.
Cuando el Baron Pierre de Coubertin salva la competitividad de los Olímpicos.


Spiridon. Ganador del primer maratón de la era moderna.

Lugar: Atenas.
Fechas: del 6 al 15 de abril de 1896.
Participantes: 280 hombres (Las mujeres no están aún admitidas).
Naciones: 14.
Deportes: 9 (atletismo, halterofilia, lucha, esgrima, tiro, ciclismo, gimnasia, natación y tenis).
Pruebas: 43.
Medallas: 127.
Apertura: Jorge I, rey de Grecia.
Presidente del COI: Pierre de Coubertin (Francia).
Cuando el rey Jorge 1º inaugura los primeros Juegos Olímpicos de la Era moderna al pie de la Acrópolis de Atenas, el 6 de abril de 1896, el barón Pierre de Coubertin puede sentirse aliviado.

La organización de estos Juegos en un país empobrecido por una multitud de conflictos había parecido particularmente incierta hasta el último momento. Pero Georgios Averoff, un rico miembro de la comunidad griega de Alejandría (Egipto), salva la situación al aceptar financiar el estadio olímpico que costará un total de 920.000 dracmas. En un año y medio, un magnífico estadio de mármol blanco con una capacidad de 60.000 espectadores es construido. Será la cuna de los Juegos de la Era moderna.

Unos 280 atletas, de los cuales 197 griegos, representando a 14 países, y tres continentes, se dan cita en Atenas, en la más absoluta discreción dada la casi total ausencia de periodistas.

Los nueve deportes del programa olímpico son el atletismo, el ciclismo, el esgrima, la gimnasia, el tenis, el tiro, la natación, la halterofilia y la lucha.

El primer día de los Juegos, James B. Connolly, un estudiante estadounidense de la universidad de Harvard (Boston), se convierte en el primer campeón olímpico, tras cerca de 1.500 años, al ganar lo que entonces se conocía con el nombre de "paso y salto", la antigua forma del triple salto. Su marca es de 13,71 m.

Pero el atleta que será recordado por la historia será un pastor griego de los alrededores de Atenas, Spiridon Louys, primer ganador de la prueba del maratón, a lo largo del mismo trayecto que corrió el héroe griego Filípides tras la batalla de Maratón en 490 a.C. para anunciar la victoria de las tropas atenienses frente a las persas. El pastor recorrió en 2 horas 58 minutos y 50 segundos los cuarenta kilómetros que separan la localidad de Maratón del estadio olímpico de Atenas.

La victoria de Spiridon Louys es acogida con una inmensa satisfacción por el pueblo griego, frustrado por las numerosas victorias de atletas extranjeros. Será la única victoria griega en atletismo. En total los deportistas locales ganarán 10 primeras plazas ya que en esa época no se reparten aún medallas de oro.

El gran momento

El anuncio de la resurrección de los Juegos Olímpicos había sido acogido con gran satisfacción por el pueblo griego, pese a que el futuro país organizador se encontrara en una situación económica terrible debida a medio siglo de conflictos.

En un primer tiempo, el presidente del gobierno griego había rechazado la oferta del COI estimando que su país no estaba en medida de responder con éxito a un tal reto.

Un hombre salvó finalmente los Juegos: George Averoff, un rico mecenas griego de Alejandría (Egipto) que ofreció cerca de un millón de dracmas para la construcción del estadio olímpico sobre las ruinas del antiguo estadio panatenáitico.

Tras haber obtenido el acuerdo del rey Jorge Iº las obras pudieron comenzar. El estadio de mármol blanco podía acoger a unas 60.000 personas, pero su pista de arena era particularmente mediocre.

Pierre de Coubertin llegó al puerto del Pireo el 14 de marzo de 1896. El 6 de abril 1896, día de la fiesta nacional griega, Jorge Iº en uniforme de gala de almirante franqueaba el arco de triunfo ubicado en la entrada del estadio, donde lo esperaba la multitud.

"Citius, Altius, Fortius"

Desde la tribuna oficial, el rey declara en francés: "Je proclame l'ouverture des premiers Jeux Olympiques Internationaux" (Proclamo la apertura de los primeros Juegos Olímpicos Internacionales). Una frase que se convertirá con alguna pequeña modificación en la tradicional fórmula de apertura de los Juegos.

Cerca del rey, se encuentran Pierre de Coubertin y el reverendo padre Didon, un francés autor de la fórmula "Citius, Altius, Fortius" (Más lejos, más alto, más fuerte), el futuro lema olímpico.

En el centro del estadio, en donde se han colocado dos estatuas del dios Hermes, descubiertas durante las excavaciones arqueológicas del antiguo estadio, unos 250 coristas y músicos entonan un himno compuesto especialmente para la ocasión por el griego Spiridon Samaras. El público canta con los coristas y, frente al inesperado éxito, el rey pide un "bis".

Tras 1503 años de interrupción, los Juegos Olímpicos resurgen.

El rey de Grecia se vuelve hacia Pierre de Coubertin toma las manos del francés y le declara con emoción: "Sabe usted, Monsieur de Coubertin, cuanto le deben a usted los Juegos..."

Los Juegos serán un éxito y se propondrá incluso que tengan lugar permanentemente en la capital griega. Pero de Coubertin se opondrá. Ya ha previsto que los próximos Juegos tengan lugar en París, en su ciudad.

La hazaña

La victoria del pastor de Marussi Spiridon Louys en el primer maratón olímpico de los Juegos de la Era moderna fue celebrada como un acontecimiento histórico para Grecia, que obtuvo con ella su única medalla de oro en atletismo en Atenas.

Su triunfo, delante de un público totalmente electrizado y bajo un terrible calor, le valdrá ser elegido abanderado de la delegación griega para la ceremonia de apertura de los Juegos de Berlín en 1936. Ese mismo día, Louys regalará una corona de laurel, símbolo de paz, al canciller Adolf Hitler. Una ironía.

Curiosamente, Spiridon Louys no hubiera tenido que participar en el maratón de los Juegos de Atenas, prueba cuya inscripción había sido pedida por Francia para rendir homenaje al soldado griego de Maratón.

El soldado fue eliminado en las pruebas de calificación pero fue apoyado por el coronel de su regimiento. Este último había olvidado sus gafas en su casa el día que tenía que pronunciar un importante discurso. Louys le propuso ir a buscárselas corriendo, lo que el coronel aceptó. El soldado volvió rápidamente con las gafas tras haber corrido 22 kilómetros de ida y 22 de vuelta. Para el coronel, Louys tenía que correr el maratón en los Juegos olímpicos.

"¡Un griego! ¡Un griego!"

El 10 de abril 1896, Spiridon Louys, con 23 años en ese momento, figura entre los veinte participantes, -de los cuales solamente cuatro eran extranjeros -, que toman la salida justo a las afueras del pueblo de Maratón, a unos 40 km. de la meta.

Uno a uno los participantes van cayendo de cansancio. Louys, que ha guardado algunas reservas, se para poco después del kilómetro 30, toma un vaso de vino tinto y comienza una espectacular remontada a partir del kilómetro 32. Pese al calor aplastante pasa al francés Albin Lermusiaux que había estado a la cabeza durante buena parte de la carrera. En el kilómetro 37 deja plantado al australiano Edwin Flack, vencedor en 800m y 1500m. Cuando atraviesa las puertas de Atenas, un tiro de cañón anuncia su llegada a los 60.000 espectadores del estadio olímpico que esperan la inminente arribo del vencedor.

Un oficial a caballo llega al galope para anunciar al rey que el hombre a la cabeza es un griego. El rumor se esparce por todo el estadio: "¡Hellene!, ¡Hellene!" (¡Un griego! ¡Un griego!). Dos de los hijos del rey corren hacia Spiridon Louys y recorren junto a él los últimos metros hasta la llegada antes de llevarlo hasta la tribuna oficial.

En 2 horas 58 minutos y 50 segundos, Spiridon Louys se convirtió en el primer campeón olímpico de maratón y en una de las primeras leyendas vivas del Olimpismo.

Sabía usted que...

Países: 14 países participan en estos primeros Juegos de la Era moderna: Alemania, Australia, Austria, Bulgaria, Chile, Dinamarca, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Hungría, Italia, Suiza, Suecia y, obviamente, Grecia.

Egipto: Un griego de la comunidad de Alejandría en Egipto gana la segunda plaza en simples y en dobles de tenis. Algunos lo contabilizan como griego, otros como egipcio. En este último caso, habría que contabilizar 15 países participantes.

Pruebas: Se disputan 43 pruebas en nueve deportes: atletismo, halterofilia, lucha, esgrima, tiro, ciclismo, gimnasia, natación y tenis.

Medallas: En Atenas no hay medallas de oro para el primero. El vencedor obtiene una medalla de plata mientras que el segundo gana el bronce.

Atletismo: Los atletas estadounidenses ganan 9 de los 12 títulos de atletismo en juego. Únicamente el australiano Edwin Flack (800m y 1500m) y el griego Spiridon Louys (maratón) consiguen subirse a los escalones más altos del podio.

Inauguración: 60.000 espectadores asisten a la inauguración de los primeros Juegos de la Era moderna por el rey de Grecia, Jorge 1º.

Doblete: El australiano Edwin Flack es el primero en lograr un doblete en la historia del atletismo olímpico al coronarse sobre 800m en 2:1 y 1500m en 4:33.2. Flack participará también en el maratón y en el torneo de tenis.

Dobletes: Además del doblete de Erwin Flack en 800m y 1500m, dos otros dobletes se lograrán en Atenas: el estadounidense Robert Garrett gana el lanzamiento de disco (29,15m) y de peso (11,22m). Se dice que él nunca había visto un disco antes de llegar a Atenas. El estadounidense Ellery Clark gana por su parte en salto en altura (1,81m) y en longitud (6,35m).

Pértiga: El estadounidense William Hoyt gana el título olímpico en salto con pértiga con un salto de 3,30m.

Anulación: Las pruebas de vela y de remo tienen que ser anuladas debido a las malas condiciones meteorológicas.

Natación: Las pruebas de natación tienen lugar en la bahía del Pireo.

Polivalente: El danés Viggo Jensen termina 1º y 2º en dos pruebas de halterofilia (arrancada con dos manos y arrancada con una mano)... y 3º en tiro con carabina libre a 300m.

París 1900
A LA SOMBRA DE LA EXPLOSIÓN UNIVERSAL.
Pierre de Coubertin.

Lugar: París.
Fechas: del 20 de mayo al 28 de Octubre de 1900.
Participantes: 1.066 (19 mujeres).
Naciones: 26.
Deportes: 17.
Pruebas: 85.
Medallas: 265.
Presidente del COI: Pierre de Coubertin (Francia).
Los Juegos de París son una tremenda desilusión para Pierre de Coubertin que esperaba una acogida grandiosa en la capital de su país.

Gracias al apoyo del barón, París había obtenido la organización de los Juegos pese al deseo de Atenas de transformarse en su sede permanente. Pero los Juegos pasan desapercibidos, considerados a lo sumo como una mera diversión anexa a la Exposición Universal. Peor que todo, su organización deja mucho que desear.

Ni siquiera hay ceremonia de apertura o de clausura y los Juegos se alargan del 20 de mayo al 28 de octubre. La indiferencia del público es casi total. La organización es de las más confusas, debido en particular a la dispersión de las instalaciones olímpicas que son de pésima calidad.

De Coubertin dirá más tarde: "Es un milagro que el Movimiento Olímpico haya sobrevivido a esos Juegos".
Un millar de participantes, representando a unos veinte países, compiten en 17 deportes. Dos deportes abiertos a las mujeres son: el golf y el tenis.

La tenista británica Charlotte Cooper, quien en la época ya había obtenido tres victorias en Wimbledon, es la primera mujer en ganar un título olímpico al imponerse en individuales. Cooper ganará además el doble mixto.

Como en Atenas, los atletas locales se imponen en París consiguiendo 96 plazas de honor, de las cuales 26 son rotundas victorias.

Sin embargo los estadounidenses, segundos con 50 plazas de honor (19 victorias), mantienen su dominio en atletismo ganando 16 de las 23 pruebas. Los estudiantes de la Universidad de Pensilvania Alvin Kraenzlein, Irving Baxter, John Tewksbury y el graduado de Purdue, Ray Ewry, se apoderaron de 11 de esas 16 primeras plazas, además de cinco medallas de plata y una de bronce.

Kraenzlein sigue siendo el único atleta en haber ganado cuatro medallas de oro en pruebas individuales en unos Juegos Olímpicos --110m vallas, salto en largo y los difuntos 60m lisos y 200m vallas--.

El gran momento

"Hubiera podido ser una manifestación importante, una ocasión para afirmar en Francia el hecho deportivo, pero fue solamente una triste feria, un conjunto de pruebas más o menos oficiales, amateurs y profesionales, dispersadas en los cuatro rincones de la capital, perdidas en medio de una epidemia de concursos, desfiles y revistas. Parece a penas creíble que los Juegos hayan podido sobrevivir a un tal fiasco".

Así describe los Juegos de la Segunda Olimpíada el historiador francés Jean-Toussaint Fieschi.

Pese a que numerosas voces han pedido que Atenas sea sede permanente y definitiva de los Juegos, el barón Pierre de Coubertin consigue mantener la decisión tomada en 1894 de organizarlos en su propia ciudad, París.

Se trata para él de aprovechar la Exposición universal como un trampolín para reforzar definitivamente el Movimiento olímpico. Su decepción será inmensa. Los organizadores de la exposición tratan a los Juegos con el más soberano desdén.

Si bien en Atenas las pruebas se habían desarrollado a lo largo de una decena de días, en París tendrán lugar durante cuatro meses, de mayo a octubre. Las competiciones se reparten en toda la región parisina, de los Bosques de Vincennes, al este, hasta los Bosques de Boulogne, al oeste.

Peor aún, para un mismo deporte, el tiro, las pruebas tienen lugar simultaneamente en la isla Seguin (al oeste), en le polígono de tiro de Vincennes y en el campo de tiro de Satory, cerca de Versailles. La dispersión de las instalaciones no facilita el interés del público.

Las pésimas condiciones no permiten realizar hazañas deportivas. En atletismo por ejemplo, las pruebas son desplazadas a último momento al Racing Club de Francia. Las pistas son verdaderos lodazales, los martillos se enroscan en las ramas de árboles demasiado cercanos...

Los deportes en sala se ven relegados a instalaciones casi insalubres. La natación tiene lugar en el Sena sin que, en ciertas ocasiones, se haya pensado en interrumpir el tráfico pluvial.

La hazaña

Alvin Christian Kraenzlein.

Alvin Christian Kraenzlein parece estar seguro de figurar para siempre en los libros de historia del atletismo, gracias a un récord único: en los Juegos de París el estadounidense ganó cuatro medallas de oro, pero sobre todo, lo hizo exclusivamente en pruebas individuales.

Nacido el 12 de diciembre 1876, el estadounidense realiza su hazaña en tres días extraordinarios. El primero, en 110m vallas, gana gracias a una nueva técnica revolucionaria que todos terminarán por imitar. En vez de franquear el obstáculo con la pierna delantera plegada, tal y como lo hacen todos los demás, la extiende y con ello lleva consigo el resto del cuerpo. Esa novedad le permitirá conservar el récord del mundo hasta los Juegos de Londres, en 1908.

Al día siguiente el rubio atleta, se impone en 60m batiendo el récord del mundo con un tiempo de 7 segundos exactos.

Ese misma jornada gana el salto en largo en circunstancias algo particulares. Un día antes, durante las calificaciones, cuyas marcas contaban para el concurso final, su compatriota Meyer Prinstein había sido el mejor con un salto de 7,17m. Pese a que Prinstein era judío, el capitán de su universidad le prohibió participar en la final por ser domingo. Por su parte, Kraenzlein participó en la final ganando con un salto 7,18m. Cuando rehusó medirse con Prinstein en una nueva final, los dos hombres se pelearon a puñetazo limpio y su enemistad duró años.

Finalmente, el tercer día, Kraenzlein gana en 200m vallas. A sus 24 años entra en la historia del atletismo, pero lo hace por la pequeña puerta ya que su hazaña tiene lugar durante unos Juegos de segunda clase.

Anécdotas

Primera: La primera mujer en convertirse en campeona olímpica es la tenista británica Charlotte Cooper, que gana el torneo individual femenino el 11 de julio. Sin embargo, algunos expertos aseguran que la primera mujer sería en realidad la estadounidense Helen de Pourtalés. De Pourtalés habría figurado en la tripulación del barco de su marido, el conde suizo Hermann Alexander de Pourtalés, vencedor, el 20 de mayo, en la clase 1-2 toneladas, prueba únicamente disputada en 1900.

Domingo: En el salto con pértiga, tres de los principales atletas estadounidenses manifestaron su desacuerdo en que la prueba tuviera lugar un domingo. Pese a ello, dos de ellos se presentaron el día previsto, pero oficiales franceses les dijeron que la prueba había sido aplazada con lo que los estadounidenses deciden irse. Finalmente, los oficiales franceses cambian de parecer: la prueba tiene lugar y la gana otro estadounidense. Días más tarde, para ofrecer una compensación a los que habían sido excluídos, se disputa una nueva prueba. Sus resultados no serán homologados pese a ser mejores que los del primer concurso.

Obstáculos: Un australiano, Frederick Lane, gana la peculiar prueba de 200m natación con obstáculos. Se trata de nadar la distancia subiéndose a unas barcas o buceando por debajo de ellas. Lane también ganará la más clásica prueba del 200m libre, en 2:25.2.

Más obstáculos: La primera serie del 1000m de natación fue un modelo de desorganización. Ni siquiera se interrumpió el tráfico fluvial durante su desarrollo.

Aún más obstáculos: Un espléndido roble figuraba sobre el area de lanzamiento de peso y de disco de las instalaciones del Racing Club de Francia. El martillo del estadounidense John Flanagan, que será campeón olímpico, se queda enroscado en una rama del árbol en su segundo ensayo.

Mujeres: La presencia de mujeres causa una gran polémica en los ámbitos literarios. El célebre Emile Zola defiende su participación, pero algunos conservadores la desaprueban. Otros incluso critican cualquier actividad deportiva, sea masculina o femenina. Entre ellos, Leon Bloy, para quien "el deporte es el medio más seguro de producir una generación de minusválidos y de cretinos malévolos".

Desconocido: Al igual que otros tienen su soldado desconocido, el olimpismo posee su medallado desconocido. En remo, en la prueba de dos por parejas con timonel, los holandeses Francois Brandt y Roelof Klein se imponen junto a un joven francés de 8 o 9 años como timonel, quien reemplazó a último minuto al titular por ser demasiado pesado. Después de la carrera, el joven posará brevemente para una foto antes de desaparecer sin dar su nombre. Se trata probablemente del deportista más joven que participó en Juegos y también en el campeón olímpico de menor edad.

Sabía usted que

Dominación: Los estadounidenses ganan 16 de los 23 títulos en Juego en atletismo.

Gimnasia: El francés Gustave Sandras (1.59 m y 63 kg), 18 años, gana el concurso general de gimnasia, disputado con 11 pruebas, frente a 133 adversarios.

Programa: En el primer programa de los Juegos de París, los organizadores habían previsto las pruebas siguientes: concurso de pesca con caña, cometas, croquet, tiro al cañón, carrera sobre asnos, billar...

Fracaso: Los Juegos de París fueron un rotundo fracaso: las pruebas se desarrollaron en los cuatro rincones de la capital con una desorganización total.

Calendario: El programa de los Juegos dura seis meses de mayo a octubre.

Novedades: Aparecen en París el remo, -cuyas pruebas habían sido canceladas en Atenas debido al mal tiempo-, la equitación, el fútbol, el rugby, el golf y el tiro al arco.

Ceremonia: No se organiza ni ceremonia de apertura ni de clausura. Solamente una pequeña ceremonia presidida por el presidente de la República Emile Loubet antes de las pruebas de gimnasia.

Medallas: Muchos vencedores no recibieron enseguida sus medallas. Se les dieron, eso sí, pequeños regalos como platos, paraguas o carteras. Algunos incluso tuvieron que esperar 1912 para recibir sus respectivos premios.

Maratón: El maratón recibió el nombre de "maratón de las fortificaciones" porque su recorrido pasaba por los fuertes construidos alrededor de la capital, para asegurar su defensa.

San Luís 1904
LOS EUROPEOS CASI AUSENTES.
Charlie "Archie" Hahn.

Lugar: San Luís.
Fechas: del 1 de Julio al 23 de Noviembre de 1904.
Participantes: 687 (6 mujeres).
Naciones: 13.
Deportes: 14.
Pruebas: 94.
Medallas: 281.
Apertura: Theodore Roosevelt, presidente de Estados Unidos.
Presidente del COI: Pierre de Coubertin (Francia).
La organización de la Exposición Universal en San Luis contribuye a desplazar los Juegos de 1904, atribuídos inicialmente a Chicago, a esa ciudad de Missouri, siguiendo la misma lógica que había prevalecido en los Juegos de París.

Se trata de una idea personal del presidente Theodore Roosevelt para celebrar el centenario de la anexión de la Louisiana a los Estados Unidos de América. Pero la olimpíada es un nuevo fracaso al nivel de su organización y el ideal olímpico queda totalmente desacreditado.

La larga travesía del Atlántico hace que varios países europeos, tales como Francia, no envíen ninguna delegación oficial aunque nacionales residentes en Estados Unidos participan en la competición. El propio barón de Coubertin decide no ir a San Luis.

Por primera vez, los organizadores dan medallas de oro a los vencedores, de plata a los segundos y de bronce a los terceros.

El héroe local de los Juegos es el atleta Charles "Archie" Hahn, triple campeón en 60m, 100m y 200m.

En el maratón, el neoyorquino Fred Lorz atraviesa la meta en primera posición. La propia hija del presidente Roosevelt, Alice, se hace fotografiar a su lado, pero poco antes de la entrega de medallas estalla el escándalo. A la novena milla, Lorz se ha subido a un auto que lo ha transportado hasta cerca de la entrada del estadio. La broma de mal gusto le supone una suspensión de por vida, pero es amnistiado poco después y ganará en 1905 el maratón de Boston.

La carrera es ganada por un norteamericano nacido en Inglaterra, Thomas Hicks, segundo ese mismo año en el maratón de Boston. Durante la prueba, Hicks es reanimado con una mezcla de inyecciones de estricnina y brandy. Los controles antidopaje no existen todavía.

Después del fracaso de París, los Juegos Olímpicos tampoco consiguen imponerse en San Luis.

Demasiadas pruebas, demasiada dispersión, demasiadas atracciones al lado de las competiciones.

El gran momento.

Cuando comienzan los Juegos en San Luis, ciudad en la frontera del sur esclavista, las secuelas de la guerra de Secesión obviamente no han sido borradas. Si bien la abolición de la esclavitud ha sido proclamada en Missouri, la discriminación racial perdura.

Los organizadores de estos Juegos tienen la idea grotesca de poner en pie una competición reservada a indígenas de todo el mundo, a la que dan el nombre de "Anthropological Days" ("Días Antropológicos").

Sioux de Estados Unidos, Yehuelches de Patagonia, Cocopas de México, Moros de Filipinas, Ainos del Japón o Pigmeos de África central, vestidos con un simple taparrabo, se afrontán en lo que el mismo barón Pierre de Coubertin describirá en sus "Memorias" como una "farsa carnavalesca y ultrajante".

En el informe oficial sobre la Exposición Universal se lee el siguiente comentario: "los representantes de esas tribus salvajes y no civilizadas han demostrado su inferioridad atlética que había sido muy sobreestimada... Un pigmeo africano corrió las 100 yardas en un tiempo que habría sido batido por cualquier escolar estadounidense de 12 años. El sioux que ganó el concurso de salto en largo con impulso no pudo siquiera igualar el salto victorioso de Ray Ewry", vencedor en la prueba sin impulso.

De Coubertin escribirá por su parte: "En ninguna otra parte que en los Estados Unidos se hubiera osado poner tales números en el programa de una olimpíada. Pero los estadounidenses se lo permiten todo. Pero esa máscara ultrajante caerá por sí misma cuando negros, pieles rojas, amarillos, aprendan a correr, a saltar y a lanzar y dejarán a los blancos detrás de ellos".

Una formidable intuición por parte del creador de los Juegos que se volverá realidad con heroes olímpicos como Carl Lewis, Abebe Bikila, Hitoshi Saito o bine Alberto Juantorena.

La hazaña

El gran vencedor de los Juegos de San Luis es, sin duda alguna, el estadounidense Charlie "Archie" Hahn, con sus tres medallas de oro en atletismo en 60m, 100m y 200m.

En esta última distancia, el estudiante de la Universidad de Michigan, apodado el "meteoro de Milwaukee", realizará un tiempo de 21 segundos y 6 décimas. Un récord olímpico que durará más de un cuarto de siglo (28 años).

Nacido el 14 de septiembre de 1880, Archibald ("Archie") Hahn descubre el atletismo a los 19 años. Es reclutado por cazatalentos de la Universidad de Michigan que han adivinado todo el potencial atlético de este pequeño hombre de pecho estrecho, pero muy potente de piernas.

Hahn ya ha ganado en 60m y 200m cuando toma la salida de la prueba más prestigiosa del sprint, el 100m. Pese a un viento violento, el estadounidense toma una salida fulgurante e inmediatamente se encuentra a la cabeza, imponiéndose fácilmente en 11 segundos, delante de su compatriota y rival de Louisville, Nathaniel Cartmell (11.2).

El velocista estadounidense, precursor de los grandes especialistas de la disciplina, ganará el 100m de los Juegos interinos de Atenas. Más tarde Hahn escribirá el libro "Como correr el sprint", un clásico.

Anécdotas.

Esquirol: Francia no participa oficialmente a los Juegos. Pero es representada por Albert Coray, un francés residente en Chicago, que se inscribe a título individual. Bajo los colores de la Chicago Athletic Association, Coray termina segundo del maratón seis minutos detrás del estadounidense Thomas Hicks y gana la única medalla francesa de los terceros Juegos Olímpicos. Según ciertos historiadores, el corredor era un esquirol profesional.

Pata de palo: En gimnasia, George Eyser gana varias medallas pese a poseer una pata de palo. Su pierna le había sido amputada tras haber sido arrollado por un tren. Oro en barras paralelas, salto con potro y en una prueba hoy desaparecida, la subida a la cuerda; plata en potro con arcos y en otra prueba desaparecida, los ejercicios combinados (cuatro pruebas), y bronce en barra horizontal.

Desempate: Hecho único en la historia, el estadounidense Martin Sheridan gana en lanzamiento de disco, pero solamente gracias a un desempate. Sheridan y su compatriota Ralph Rose habían alcanzado los 39,28 metros. Los oficiales les dieron tres intentos para desempatarse, al beneficio del primero.

Maratón: En el maratón acuden varios extranjeros, entre los cuales Félix Carvajal, un cartero cubano que se vé obligado a hacer auto-stop desde la Nueva Orleans hasta San Luis tras perder su dinero en una partida de cartas, así como Lentauw y Yamasani, dos zulúes surafricanos que toman parte en la muestra de la guerra Boer que tiene lugar al mismo tiempo en San Luis. El comienzo de la carrera tiene que ser retrasado debido a que los pantalones de Carvajal son demasiado largos y tienen que ser recortados. El cubano termina en cuarta posición. Durante la carrera, Lentauw es atacado y perseguido en un campo por dos perros y termina noveno.

Mojados: Las pruebas de natación tienen lugar sobre un lago artificial creado para la Exposición universal. Las salidas se dan desde una balsa y muchas veces con los pies dentro del agua ya que la presencia de ocho concursantes a bordo la hace hundirse bajo la superficie.

Polio: El estadounidense Ray Ewry, víctima de la polio en su infancia, gana como lo había hecho en París cuatro años antes, tres títulos olímpicos: salto en largo sin impulso, salto en alto sin impulso y triple salto sin impulso. En 1908 en los Juegos de Londres, ganará solamente dos más, ya que el triple salto sin impulso desaparece del programa.

Sabía usted que.

Color: El estadounidense George Poage termina tercero en 400m vallas y en 200m vallas, y se transforma en el primer atleta de color en obtener una medalla en lo Juegos.

Sudáfrica: Por primera vez compiten atletas de Sudáfrica.

Atletas: 689 atletas participan pero solamente un centenar no son estadounidenses.

Irlandeses: Tres británicos, de origen irlandés, representan a Gran Bretaña.

Alemania: La delegación alemana, compuesta por 17 miembros, incluye a algunos nacionales recientemente inmigrados a Estados Unidos que compiten sobre todo en las pruebas de gimnasia.

Maratón: De los 32 corredores presentes en la línea de salida del maratón, 14 solamente pasarán la meta.

Novedades: Boxeo, halterofilia, lucha libre y decatlón aparecen en los Juegos.

Básquetbol: El básquetbol es deporte de demostración.

Exposición: Por segunda vez los Juegos son emparejados con una Exposición Universal. Como cuatro años antes en París, la exposición les hará sombra.

Indígenas: Los organizadores reservan dos días bautizados "Jornadas Antropológicas", el 12 y 13 de agosto, a una competición para miembros de tribus indígenas como los Pigmeos, o los indios Cocopas de México, o los Moros de Filipinas.

Pista: La pista del estadio de la Universidad de Washington, que acoge las pruebas de atletismo, mide 536,45 metros. La más larga de la historia de los Juegos.

Exposición: Mientras centenares de miles de personas hacen cola en las muestras de maquinaria agrícola o en las exposiciones sobre la guerra de Secesión, apenas 2000 espectadores asisten a las pruebas de atletimo, deporte N1 de los Juegos.

Londrés 1908
LOS JUEGOS ALCANZAN OTRA NUEVA DIMENSIÓN.
Raymond Ewry, 'El Hombre de Elástico'.

Lugar: Londrés.
Fechas: del 27 de Abril al 31 de Octubre de 1908.
Participantes: 2,035 (36 mujeres).
Naciones: 22.
Deportes: 20.
Pruebas: 107.
Medallas: 320.
Apertura: Eduardo VII rey de Inglaterra.
Presidente del COI: Pierre de Coubertin (Francia).
Los Juegos de Londres que tienen lugar principalmente en el estadio de White City, con una capacidad de 70.000 personas de pie, permiten restaurar la imagen del movimiento olímpico particularmente perjudicada por los fracasos de París y San Luis.

Inicialmente los Juegos habían sido atribuidos a Roma, pero la capital italiana se había retirado en 1906. Los Juegos tienen lugar conjuntamente con una exposición francobritánica que celebra la "Entente Cordial" entre los dos países.

Cerca de 2,000 atletas, representando a 22 países, participan en el primer desfile oficial que tiene lugar el 13 de julio en presencia de la familia real.

Los primeros conflictos políticos hacen también su aparición: los atletas finlandeses prefieren desfilar sin bandera para no hacerlo tras de la de Rusia, de la cual Finlandia es entonces solamente un Gran Ducado.

Los estadounidenses, conducidos por Melvin Sheppard, rey del semifondo, mantienen su supremacía en atletismo. Pero los británicos, frente a su público, ganan la mayoría de las medallas distribuidas en los 20 deportes entre los cuales figura el patinaje sobre hielo: 143 medallas (55 de oro), contra 47 para los estadounidenses.

Si los Juegos son un éxito popular, pese un tiempo casi siempre lluvioso, uno de los puntos negros de la competición es curiosamente la ausencia de fair-play por parte de ciertos oficiales. Una vez más, el maratón se encuentra al centro de un escándalo: el vencedor, el italiano Pietro Dorando Pietri, es descalificado por asistencia ilegal, brindada por los mismos jueces que poco antes le habían ayudado a franquear la meta después de una caída debida al agotamiento.

El maratón, que parte del castillo de Windsor, es ampliado de 385 yardas para permitir que la línea de llegada esté situada justo enfrente del palco real de la reina Alejaandra.Posteriormente, la distancia recorrida durante el maratón de Londres (42.195 Km) será elegida como la distancia oficial de la prueba.

El gran momento

Los Juegos de 1908 fueron para todos los observadores de la época los mejor organizados después de los de 1896, consiguiendo restaurar la comprometida imagen del olimpismo. Pero el "fair-play", tan querido por los británicos, no fue una de las cualidades más evidentes de sus jueces y oficiales.

Contrariamente a la costumbre establecida de formar un jurado internacional, los organizadores prefirieron elegir a un jurado y a oficiales exclusivamente británicos cuyo chauvinismo y parcialidad fueron responsables de numerosos incidentes.

En gimnasia, Francia obtuvo solamente la quinta plaza, clasificación particularmente injusta según observadores neutrales y que incluso conmueve al diario conservador The Times.

En atletismo, el vencedor de los 400m llanos, el estadounidense John Carpenter, es acusado de haber molestado al británico Wyndham Halswelle durante la carrera. Los jueces descalifican a Carpenter y deciden que la prueba ha de ser corrida de nuevo dos días más tarde. Los dos otros competidores, igualmente estadounidenses, deciden boicotear la segunda carrera por solidaridad con Carpenter. Halswelle toma la salida solo y gana.

Finalmente, el maratón va a provocar nuevas discusiones. El italiano Pietri Dorando está en cabeza a 100m de la línea de llegada, pero cae agotado. Los jueces le ayudan a levantarse y a franquear la meta. El segundo, un estadounidense de 19 años, John Hayes, hace una reclamación y los jueces descalifican al italiano que ha tenido que ser transportado al hospital.

Un día después, tal vez para salvar el espíritu olímpico y hacer perdonar la parcialidad de los jueces británicos, la reina Alejandra, conmovida por el drama de Pietri, ofrece al perdedor una copa de oro y algunas palabras de consuelo. "Aquí tiene esta copa de oro. Espero que no se lleve solamente malas memorias de nuestro país".

La hazaña

Pese a un palmarés olímpico fenomenal con ocho medallas de oro, --10 si se cuentan las dos ganadas en los Juegos no oficiales de 1906--, el estadounidense Raymond Ewry sigue siendo un desconocido para el gran público.

Nacido el 14 de octubre de 1873 en Lafayette (Indiana, Estados-Unidos), Raymond Clarence Ewry es víctima de la polio a los 12 años. Volverá a poder utilizar sus piernas solamente cinco años más tarde. El deporte será para él un desafío permanente.

Dotado de un resorte excepcional que le vale el apodo de "hombre elástico", Ewry dominará tres disciplinas durante tres olimpíadas seguidas: la altura sin impulso, el salto en largo sin impulso y el triple sin impulso. Un primer triplete en 1900, un segundo en 1904 y solamente un doblete en 1908, debido a la supresión del triple salto sin impulso del programa de los Juegos.

En 1900, Ewry había ganado la altura sin impulso con saldo de 1.65cm, cuando el francés Louis Monnier se clasificaba séptimo del salto en altura con impulso, con cinco centímetros menos que el estadounidense.

Quince veces campeón nacional, Ewry pasará un diploma de Ingeniero Mecánico y será contratado por la ciudad de Nueva York como ingeniero hidráulico. Morirá a los 64 años, el 29 septiembre 1937.

Anécdotas

Maratón: La llegada del maratón es dramática. El italiano Pietri está a la cabeza a 100m de la meta pero cae debido al agotamiento. Los jueces le ayudan a levantarse y a franquear la línea. El estadounidense John Hayes, segundo, deposita una reclamación. Los jueces descalifican a Pietri. Transportado al hospital, el italiano permanece varias horas entre la vida y la muerte. Al día siguiente, Pietri recibe una copa de oro de manos de la reina de Inglaterra. Cuatro meses después de los Juegos, se organiza una revancha entre Pietri y Hayes que el italiano gana con 45 segundos de ventaja.

Jueces: La prueba del 400m tiene que ser corrida de nuevo. El vencedor, el estadounidense John Carpenter, es acusado de haber empujado al británico Wyndham Halswelle. Los jueces estiman que la prueba tiene que ser disputada nuevamente, pero los otros dos participantes, --también estadounidenses--, abandonan en solidaridad con su compatriota. Halswelle corre solo y gana...

Empate: Dos competidores estadounidenses, Edward Cooke y Alfred Gilbert, terminan primeros a igualdad en el concurso de salto con pértiga (3,71m). No se disputa desempate.

Viejo: El boxeador británico Richard Gunn gana la medalla de oro del peso pluma a los 37 años. Gunn había sido campeón aficionado de Gran Bretaña entre 1894 a 1896, pero su clara superioridad sobre sus contemporáneos hacía que cada vez que se inscribía en un torneo los otros se retiraban. Finalmente la federación británica le pidió que se retirase de la competición. Gunn sigue siendo hoy en día el campeón olímpico de boxeo más viejo de todos los tiempos. Su récord no será batido ya que la reglamentación olímpica prohibe la participación de competidores de más de 37 años.

Familia: Los suecos Oscar Swahn, padre, Alfred Swahn, hijo, pertenecen al mismo equipo de tiro que se apropia de la medalla de oro en la disciplina ciervo móvil. Oscar, que tiene 60 años cuando compite en Londres, ganará un total de tres medallas de oro, una de plata y dos de bronce hasta el final de su carrera en 1920.

Bandera: Rusia acepta la presencia de una delegación independiente de Finlandia, que es entonces un Gran Ducado del imperio ruso, con la condición que lo haga bajo la bandera rusa.

Elemental: El padre de Sherlock Holmes, Sir Arthur Conan Doyle, es uno de los jueces que ayudan al italiano Dorando Pietri cuando este cae extenuado a pocos metros de la llegada, motivando su descalificación.

Duelo: El 20 de julio, durante las pruebas de atletismo, fallece en Atenas Demetrius Vikelas, el primer presidente del COI entre 1894 y 1896. Su desaparición no perturba los Juegos ya que los miembros del COI la conocerán después del final de los mismos.

Sabías que

Intermedio: En 1906, unos Juegos intermediarios han tenido lugar en Atenas, ya que se consideraba que los griegos tenían que albergar la competición periódicamente. Tras las dolorosas experiencias de París y San Luis, estos Juegos están bien organizados. Pero la inestabilidad política en Grecia, en 1910, impide que sigan acudiendo allí. Finalmente, las medallas no serán reconocidas oficialmente por el Comité Olímpico Internacional (COI).

Estaciones: Los Juegos se desarrollan en dos partes: Juegos de invierno (deportes individuales) y Juegos de otoño (patinaje, boxeo y deportes colectivos).

Banderas: Por primera vez los países desfilan detrás de sus banderas nacionales durante la ceremonia de apertura.

Métrico: Los británicos intentan en un primer tiempo imponer el sistema imperial de medidas, con sus yardas y sus millas, pero terminan por ceder y aceptar el sistema métrico para las pruebas.

Parciales: Los jueces son únicamente británicos y son acusados de parcialidad en favor de sus compatriotas.

Triple: El estadounidense John Flanagan se corona campeón olímpico de martillo por tercera vez consecutiva. También es la tercera vez que se impone delante de dos compatriotas.

Hielo: El patinaje sobre hielo está inscripto en el programa oficial de los Juegos. La competición es un éxito popular. En Amberes, en 1920, el patinaje también figurará en el programa.

Australasia: Nueva-Zelanda y Australia se presentan en una delegación única, la de Australasia. Volverán a hacerlo una sola vez, en 1912.

Disco: El peso del disco masculino se fija a partir de los Juegos de Londres a 200 gramos.

Medalla: En San Luis solamente los vencedores habían recibido. Esta vez en Londres, los tres atletas que suben al podio reciben un premio: oro para el primero, plata para el segundo y bronce para el tercero.

Estocolmo 1912
LOS JUEGOS DESPEGAN.
Hannes Kolehmainen.

Lugar: Estocolmo.
Fechas: del 5 de mayo al 22 de julio de 1912.
Participantes: 2,547 (57 mujeres).
Naciones: 28.
Deportes: 13.
Pruebas: 102.
Medallas: 309.
Apertura: Gustavo V, rey de Suecia.
Presa: 444.
Presidente del COI: Pierre de Coubertin (Francia).
En 1912, los Juegos de Estocolmo dan al fin motivos de satisfacción al barón de Coubertin.

Los Juegos son por fin verdaderamente universales ya que participan representantes de los cinco continentes (unos 2.500 atletas de 28 países). Se desarrollan además sobre un período más corto e independientemente de cualquier exposición comercial.

La familia real sueca da el ejemplo: el rey Gustavo V es el padrino de los Juegos y sus hijos se hacen elegir a la cabeza de dos federaciones deportivas (tenis y deportes ecuestres) y del Comité nacional olímpico.

Durante la elaboración del programa de las pruebas, los suecos afirman que quieren conservar únicamente el atletismo, la lucha, la gimnasia y la natación. Tras las protestas de numerosos países y dos congresos del COI en 1910 y 1912 se llegará a un acuerdo satisfactorio para todas las partes. El boxeo estará sin embargo ausente, ya que la ley sueca prohibe este deporte.

Cuatro figuras marcan estos Juegos: el estadounidense Ralph Craig, vencedor del 100m y 200m en atletismo, el finlandés Hannes Kolehmainen, tres veces campeón olímpico en fondo (5000m, 10.000m y campo a través), el hawaiano Paoa Duke Kahanamoku, considerado como el inventor del crawl y vencedor del 100m libre en natación, y sobre todo el estadounidense Jim Thorpe, vencedor del pentatlón y decatlón, que será sin embargo descalificado más tarde por profesionalismo.

El COI le devolverá a Thorpe sus medallas 70 años más tarde pero a título póstumo.

El maratón que se disputa bajo una calor aplastante, da de nuevo lugar a un terrible drama como en Londres cuatro años antes. Francisco Lázaro, un portugués de 21 años, cae sofocado y muere al día siguiente en un hospital.

Los Juegos de Estocolmo marcan el primer éxito sin sombras de los Juegos, contrariamente a Londres en donde la calidad de la organización había sido mermada por el chauvinismo de los jueces.

El gran momento

Si bien los Juegos de Estocolmo permiten que el Movimiento Olímpico afirme su legitimidad, también dan lugar a una de las grandes injusticias de la historia del deporte.

El estadounidense tendrá que devolver las dos medallas de oro que había conquistado en decatlón y en pentatlón, tras haber sido acusado de profesionalismo por el Comité Olímpico Internacional (COI).

Este indio de la tribu de los Algonquines, cuyo físico macizo (1,87m, 83kg) recuerda también sus orígenes irlandeses, no se consolará nunca de esa injusticia.

En Estocolmo, Thorpe, que tiene entonces 25 años de edad, gana cuatro de las cinco pruebas del pentatlón antes de adjudicarse el 110m vallas, la altura, el peso y el disco del decatlón totalizando 8412 puntos. El presidente Roosevelt, el zar Nicolás II y el rey de Suecia Gustavo V Il lo saludan como el más grande atleta del mundo.

Pero el escándalo saldrá a la luz cuando un periódico del estado de Connecticut revela, en 1913, que el héroe de Estocolmo había sido profesional de béisbol con un pequeño equipo de Carolina del Norte durante varios meses, antes de ir a los Juegos.

Thorpe admite que efectivamente recibió unos cuantos dólares por jugar dos años con un modesto equipo de béisbol, pero añade que lo hacía "simplemente por el placer de la competición y no por el afán de lucro". Pero las autoridades deportivas no quieren oír nada y Thorpe tiene que devolver las dos medallas, tras presiones de la 'Amateur Athletic Union' de Estados Unidos y del COI.

"Sendero Luminoso", tal es su nombre indio, reclamará en vano su rehabilitación. Al frente del COI figura además el estadounidense Avery Brundage, un apóstol intransigente del deporte aficionado que, además, no ha olvidado su 6a. plaza en el pentatlón y su 12a. en el decatlón de los Juegos de Estocolmo.

Jim Thorpe morirá de cáncer en 1953. Setenta años después de los Juegos de Estocolmo el presidente del COI, Juan Antonio Samaranch, lo rehabilitará oficialmente devolviendo sus medallas a su familia. "Estoy seguro de que mi padre está hoy con nosotros, afirmará su hijo Jack Thorpe, y que no encontraría las palabras para expresar su gratitud".

La hazaña

Menos conocido que su compatriota Paavo Nurmi, el finlandés Hannes Kolehmainen consiguió hacerse un sitio en la historia del atletismo conquistando cuatro medallas olímpicas, de las cuales tres de oro, en los Juegos de Estocolmo en 1912.

El atleta finlandés es uno de los primeros en seguir un entrenamiento casi profesional (con la ayuda en particular de sicólogos) gracias a la ayuda financiera de su hermano mayor.

El 7 de julio de 1912, Kolehmainen, que acaba de perder 13 kilos, está en la cúpula de su forma. Gana su serie de 10.000m en 33 sec. 49. Al día siguiente, comienza su cosecha de medallas ganando la final y dando a su país la primera medalla de los Juegos. Pese a un terrible calor cubre la distancia en 31:20.8.

Cuarenta y ocho horas después de su primera hazaña, ganan su serie del 5000m pero en un tiempo (15:34.6) inferior al del francés Jean Bouin, quien establece un nuevo récord del mundo (15:05).

El 10 de julio, llega la final tan esperada que será uno de los grandes momentos de estos Juegos. En un duelo épico, los dos hombres se pasan 16 veces el uno al otro. A 25 metros de la llegada, el finlandés alentado por el público acelera delante del Bouin que no puede responder. Kolehmainen bate además el récord del mundo con un tiempo de 14:36.6, lo que hace de él, a sus 23 años, el récord más joven de la especialidad.

Bate en series el récord del mundo del 3000m, pero no participa a la final por razones de calendario. Kolehmainen gana su tercera medalla de oro en campo a través individual y la plata por equipos.

El "finlandés volador" dará una nueva vez la medida de su talento al ganar en 1920 en Amberes el maratón olímpico.

Anécdotas

Profesionalismo: El estadounidense Jim Thorpe, 24 años, un indio mestizado de irlandés y francés, se impone en pentatlón y decatlón. Con la puntuación que obtuvo en Estocolmo, Thorpe, cuyo nombre indio era "Sendero luminoso" habría ganado en los dos siguientes Juegos e incluso habría obtenido una medalla de plata en 1948. Pero en 1913 se descubre que ha recibido un salario de 25 dólares por semana en una liga menor de béisbol, algo que otros colegas han hecho usando nombres diferentes. Los dirigentes no aceptan su apelación y le arrebatan todos sus récords y medallas. Los segundos de las pruebas rehusarán sin embargo las medallas de oro. En 1982, el COI le otorgará a título póstumo sus dos medallas.

Interminable: La final de la lucha grecorromana en la categoría de pesados ligeros entre el sueco Anders Ahlgren y el finlandés Ivar Bohling se termina con una igualdad tras nueve horas de combate. No se les atribuye la medalla de oro conjuntamente, sino que reciben cada uno la plata... En los pesos medios, una de las semifinales dura más de 10 horas, un récord olímpico nunca igualado. Los atletas hacer una pausa cada 30 minutos, pero esta vez al menos uno de los contendientes sale vencedor: el ruso Martin Klein que bate al finlandés Alfred Asikainen. Klein quedará tan cansado que no podrá participar a la final.

Brundage: El futuro presidente del COI entre 1952 y 1972, Avery Brundage, participa a las pruebas de decatlón y pentatlón. En pentatlón (salto en largo, jabalina, 200m, disco y 1500 m), prueba basada en el antiguo pentatlón griego que será abandonada en 1924, el estadounidense termina sexto con 31 puntos.

Japón: Japón participa por primera vez a los Juegos. La participa un solo deportista el maratoniano quien es acompañado por dos oficiales entre los cuales figura Jogoro Kano, fundador del judo. El japonés abandona y, debido a la vergüenza, decide volver a su país solo, sin contactar a los organizadores.

Coubertin: La prueba de literatura del concurso de arte, disciplina restablecida en estos Juegos, es ganada por los señores Georg Ohrod y Eschbach. El texto escrito en francés y en alemán seduce al jurado que descubrirá con estupor que los dos hombres son uno solo, un tal... Pierre de Coubertin. El padre de los Juegos modernos inscribe gracias a una superchería su propio nombre al palmarés olímpico.

General: George Patton, el futuro general héroe de la Segunda guerra mundial, termina quinto en pentatlón moderno. Patton hubiera podido subir al podio de no haber quedado en 21ª posición sobre 32 participantes en la prueba de... tiro.

Rodillo: El estadounidense Georgie Horine, medalla de bronce en Estocolmo, había sido el primer hombre en pasar los dos metros en salto altura gracias a la técnica del rodillo occidental (Western roll) de la cual es el inventor.

Cronometraje: El cronometraje se hace a partir de cronómetros conectados a la pistola de salida por un hilo eléctrico. Anteriormente, el tiempo era tomado por oficiales situados enfrente de la meta que accionaban el cronómetro al oír el disparo de salida. La nueve técnica permite ganar unas dos décimas de segundo. La primera fotofinish usada en los Juegos sirve para desempatar a dos estadounidenses Abel Kiviat y Norman Taber cronometrados con el mismo tiempo de 3:59.9 en el 1500 m a favor del primero.

Mujeres: Las mujeres hacen su verdadera entrada en Estocolmo con 55 representantes. Participan a las pruebas de natación y la australiana Sarah Fanny Durack es la primera campeona olímpica en este deporte.

Muerte: En el maratón, el portugués Francisco Lázaro cae inanimado al kilómetro 30 debido a una insolación. Muere al día siguiente en un hospital. Los organizadores habían exigido un certificado médico a todos los inscritos. Lázaro es el primero de los dos deportistas muertos durante competiciones olímpicas. El otro será en 1960, el danés Knut Enemark Jensen que se desplomará durante la prueba de ciclismo sobre carretera y morirá algunos días más tarde.

Racismo: El corredor negro estadounidense Howard Drew, mejor especialista del momento, no toma la salida de la final del 100m. Motivo oficial: ruptura del tendón de Aquiles. Algunos pretenderán que Drew había sido encerrado en los vestuarios por uno de los entrenadores estadounidenses que prefería que el vencedor fuera un estadounidense blanco.

Nobel: El estadounidense Philip John Baker, que compite sobre 800m y 1500m, recibirá el premio Nobel de la Paz en 1959 por su trabajo en favor del desarme nuclear.

Resistencia: El embajador ruso exige que la delegación finlandesa desfile justo detrás de la delegación rusa y sin ningún cartel indicando el nombre de su nación. Finlandia es aún un gran ducado riso. La delegación finlandesa dirigida por Lauri Pikhala desfilará tras un cartel "Mens sana in corpore sano". Antes de la entrada en el estadio Pikhala ordena que sus atletas disminuyan el paso y cuando pasan delante del palco real se encuentran a 75 metros de los rusos. En ese momento, la banda militar toca entonces una música militar finlandesa. El embajador ruso protestará oficialmente.

Resistencia (2): En caso de victoria de un finlandés se sube la bandera rusa, pero los organizadores hacen pasar al mismo tiempo un cartel indicando "Finlandia ha ganado". Cuando Finlandia bate a Rusia en fútbol sé hiza la bandera rusa bajo los abucheos del público. Finlandia gana 9 medallas de oro, ocho de plata y nueve de bronce. Rusia solamente dos de plata y dos de bronce.

Sabía usted que

Continentes: Por primera vez, los cinco continentes están representados en los Juegos.

Designación: El COI escoge a Estocolmo durante su congreso de Berlín el 18 de mayo de 1909.

Tiempo: El cronometraje semieléctrico, los altavoces y un semblante de fotofinish hacen su aparición en Estocolmo.

Delegación: En la ceremonia de apertura, además del portabandera, un atleta sostiene una pancarta con el nombre de las delegaciones que desfilan en orden alfabético.

Boxeo: La competición de boxeo no tiene lugar ya que la legislación sueca prohibe la práctica de ese deporte.

Mínima: Para poder participar a los Juegos de Estocolmo, un atleta tiene que tener al menos 17 años.

Boicoteo: El equipo francés de esgrima, uno de los favoritos, decide no participar debido a cambios en el reglamento aportados por los organizadores.

Muerte: El portugués Francisco Lázaro es víctima de una insolación al kilómetro 30 del maratón y muere al día siguiente en un hospital.

Doblete: El estadounidense Ralph Craig se atribuye el primer doblete sobre 100m y 200m en atletismo de la historia.

Espectadores: 199,505 espectadores siguen las pruebas de atletismo entre el 6 y el 15 de julio.

Serbia: Serbia participa como país independiente por primera vez con dos representantes en atletismo.

Desapariciones: El "Jeu de paume", las raquetas, el Lacrosse y las carreras de barco a motor desaparecen definitivamente del programa olímpico.

Medallas: Los Estados Unidos ganan 25 medallas de oro. Suecia 22.

Fondo: El 5,000m y el 10,000m entran por primera vez en el programa de atletismo.

Amberes 1920
LAS PALOMAS DE LA PAZ
Cada vez más mujeres aparecen en los juegos Olímpicos.




Lugar: Amberes.
Fechas: del 23 de abril al 12 de septiembre 1920.
Participantes: 2,669 (78 mujeres).
Naciones: 29
Deportes: 19.
Pruebas: 153.
Medallas: 455.
Apertura: Alberto Iº, rey de Bélgica.
Juramento: Víctor Boin (Bélgica, esgrima.
Presidente del COI: Pierre de Coubertin (Francia).
Tras una interrupción de ocho años debida a la Primera guerra mundial, los Juegos Olímpicos van a Amberes (Bélgica). La ciudad belga severamente bombardeada durante la guerra es designada poco después del final de los combates. Los Juegos serán voluntariamente austeros. Ni Alemania ni sus aliados han sido invitados.

La bandera con los cinco aros olímpicos y el juramento olímpico, pronunciado por el esgrimista belga Víctor Boin, hacen su aparición (aunque el juramento había sido probado por primera vez en los Juegos interinos de 1906 en Atenas). Por primera vez también se sueltan centenares de palomas durante la ceremonia de apertura para simbolizar la paz que vuelve a reinar en Europa.

Los organizadores belgas no consiguen convencer a suficientes mecenas y tienen que fijar precios muy elevados para las entradas. Por esa razón, el público no acude, salvo para los deportes más populares como el fútbol o el boxeo. A fin de cuentas, los Juegos de Amberes serán fuertemente deficitarios.

Finlandia sorprende de nuevo gracias a Paavo Nurmi quien gana el 10,000m, el campo a través individual y por equipos, así como la medalla de plata en 5,000m. Otro gran atleta finlandés, el triple campeón olímpico de Estocolmo (5000m, 10,000m y cross-country) Hannes Kolehmainen, gana el maratón.

Como en 1912, el hawaiano Duke Kahanamoku es el más rápido sobre 100m libre en natación mientras que el esgrimista italiano Nedo Nadi gana cinco títulos. Su hermano Aldo gana tres en las competiciones por equipos y una medalla de plata.

El estadounidense Edward Eagan, medalla de oro de los semipesados en boxeo, será el único atleta del mundo en haber ganado un título olímpico de Verano y otro Invierno, al ganar la prueba de bobsleigh a cuatro en Lake Placid (1932).

El gran momento

Dos de los grandes símbolos del olimpismo, la bandera blanca con los cinco aros de colores y el juramento de los atletas hacen su aparición por primera vez en unos Juegos con ocasión de las Olimpiadas de Amberes.

La bandera olímpica

La idea de crear una bandera olímpica había sido discutida por la Sesión del COI una primera vez en 1910. El inglés Theodore Cook había propuesto un modelo y se había creado una comisión de cinco miembros para estudiar el problema. Pero aparentemente la comisión no tomó ninguna decisión.

Mientras tanto, el barón Pierre de Coubertin, había creado los cinco aros olímpicos, y había hecho realizar una bandera en los grandes almacenes parisinos del "Bon marché" cercanos a su domicilio. La bandera medía dos por tres metros y cada uno de los aros medía 60 por 206 cm.

Curiosamente el miembro egipcio del COI Angelo Bolanaki, obtendrá el derecho de hizar por la primera vez esa bandera. Será el 5 de abril de 1914, durante unos Juegos panegipcios en Alejandría. Esa bandera fue donada al COI por Bolanaki en 1959.

En 1915, el COI autorizará a la ciudad de San Francisco a hizar la bandera olímpica durante la exposición universal como consolación de no haber sido autorizada a organizar unos Juegos Olímpicos para celebrar el primer aniversario de la inauguración del canal de Panamá. En junio de ese mismo año, la bandera es hizada durante la Sesión del COI en la que se celebra la fundación del COI 20 años antes.Pero la primera aparición durante los Juegos tiene lugar en Amberes.

Durante los Juegos, unos atletas roban la bandera de su mástil, pero son rápidamente arrestados por la policía y condenados por la justicia. La intervención del cónsul de su país les permitiría sin embargo no cumplir su pena.

En 1922, una bandera olímpica con los anillos bordados fue dada por la ciudad de Amberes al COI como recuerdo. La idea era de transmitirla de ciudad organizadora a ciudad organizadora. Durante cada olimpiada, la bandera deberá permanecer en la alcaldía de la ciudad.

Durante largo tiempo la bandera era transmitida sin gran ceremonial, hasta que, en la Sesión de Melbourne, se decide que la transmisión de la bandera debe hacer parte integral de la ceremonia de clausura de los Juegos.

Desde los Juegos de 1960 en Roma, la bandera de Amberes es dada por el alcalde de la ciudad olímpica al de la ciudad designada para los Juegos siguientes, transitando por las manos del presidente del COI.

El juramento

El juramento olímpico había sido utilizado a título experimental en los Juegos interinos de 1906 disputados en Atenas.

Inicialmente el texto era el siguiente: "En nombre de todos los competidores, prometo que participaremos en estos Juegos Olímpicos respetando y cumpliendo sus reglamentos, con auténtico espíritu deportivo, para mayor gloria del deporte y honor de nuestros países"

Sin embargo en 1920, se cambiaron las últimas palabras. "De nuestros países" fue reemplazado por "de nuestros equipos", probablemente para darle una tonalidad menos nacionalista a dos años del final de la sangrienta Primera guerra mundial. En Amberes, el esgrimista Víctor Boin es el encargado de pronunciarlo durante la ceremonia de apertura, la mano derecha levantada y la izquierda cogida a la bandera olímpica, en nombre de todos los participantes. En 1999, la Conferencia mundial sobre el dopaje modificará el texto del juramento para introducir una alusión al dopaje.

La hazaña

El motor principal que llevó al estadounidense John Brendan Kelly hacia la victoria en la prueba de skiff de Amberes fue sin duda alguna la revancha sobre los organizadores de las selectas regatas de Henley-sobre-el-Támesis que le habían negado la participación pocas semanas antes.

Los organizadores habían enviado a Kelly, un albañil de Filadelfia de 20 años, un telegrama indicándole solamente: "Inscripción rehusada. Orreo sigue". Pero el estadounidense no recibió nunca la carta prometida.

Para los organizadores, un albañil no podía ser considerado como "amateur", ya que en esa época, los estatutos de la Asociación británica de remo amateur excluían de la definición a los "trabajadores manuales o poco calificados".

Poco importa que Kelly, cuya hija Grace será más tarde princesa de Mónaco, estuviera a punto de convertirse en uno de los más ricos albañiles de su ciudad ya que su empresa se iba a encargar de construir la mayoría de las escuelas y de las iglesias de Filadelfia.

Más tarde Kelly afirmó haber sido la víctima de la discriminación de los ingleses en contra de los irlandeses.

Pero la verdadera razón del rehuso de la inscripción de Kelly fue probablemente que su club, el Vesper de Filadelfia, había sido excluido de las regatas de Henley antes de la Primera guerra mundial, hacia 1912.

El motivo exacto difiere según las fuentes: o bien sus remeros habrían destrozado un hotel en el que se hospedaban o bien el club había enviado una delegación gracias a una suscripción pública, lo que en los ojos de los responsables de Henley hacía de ellos unos profesionales. Y cuando las regatas volvieron a organizarse después de la guerra, la exclusión seguía en pie. En Amberes, Kelly batirá de un pequeño segundo al británico Jack Beresford que se había impuesto en la regata inglesa unas semanas antes. Media hora solamente después de su victoria sobre skiff, Kelly se subió a otra embarcación -un doble scull- junto a su compatriota Paul Costello, y poco más de siete minutos después su bote franqueaba la meta en primera posición. Dos títulos olímpicos en remo en apenas más de media hora: nadie ha conseguido realizar esta hazaña de nuevo.

Anécdotas

Fiesta: Tras volver tarde en la noche a su hotel por haber celebrado la victoria de su equipo en relevos 4X100m, el estadounidense Morris Kirksey encuentra la puerta cerrada. Es arrestado por un policía mientras intenta escalar la fachada para llegar a su habitación. Se le ríen a la cara cuando afirma que es campeón olímpico y que tiene que asistir a la ceremonia de medallas el día siguiente. Kirksey, quién además gana la plata sobre 100m y el oro en rugby, será más tarde el médico en jefe de la prisión de San Quintín.

Digestión: El francés Joseph Guillemot gana el 5.000m delante del legendario finlandés Paavo Nurmi. Inscrito en la prueba de 10.000m, el francés es advertido que la prueba ha sido adelantada a las 14h15 en vez de las 17h30 apenas una hora antes de la salida, cuando aún está comiendo. Durante toda la carrera, sufre de dolores de barriga pero consigue la medalla de plata. Una hazaña cuando se sabe que además ha corrido con zapatos de dos tallas más grandes que la suya, ya que los suyos le han sido robados.

Asesinato: El estadounidense James Howard Snook, medalla de oro en pistola por equipos, será ejecutado en 1930 sobre la silla eléctrica. Snook, un profesor de veterinaria de la universidad estatal de Ohio de 48 años, había matado a golpes de martillo a su amante de 25 años, Theora Hix, que amenazaba con revelar su relación a su esposa. El asesinato tuvo lugar en un auto aparcado delante de un campo de tiro.

Juramento: El atleta belga que pronuncia el juramento olímpico, Victor Boin, es uno de los pocos deportistas en haber obtenido medallas en dos deportes diferentes. En los Juegos de 1908 en Londres había ganado la plata con el equipo de waterpolo de su país y el bronce en 1912 en Estocolmo. En 1920 obtiene la medalla de plata esta vez en espada por equipos. Boin es un deportista completo que practica la natación, el patinaje, el hockey sobre hielo, la aviación y las carreras de motocicletas. Será presidente del Comité olímpico nacional belga y fundador de la Asociación internacional de periodistas deportivos.

Revancha: El estadounidense John Brendan Kelly, un albañil de Filadelfia, que se convertirá en millonario y que no ha sido admitido a participar a la regata de remo de Henley, sobre el Támesis, toma su revancha. Derrota al británico Jack Beresford, vencedor de la regata inglesa. La hija de Kelly será más tarde la princesa Grace de Mónaco.

Único: El estadounidense Edward Eagan es el único atleta en el mundo en haber ganado un título olímpico en unos Juegos de Verano y otro en unos de Invierno. En 1920 gana un título en boxeo en la categoría semipesados y en 1932 en Lake Placid hace parte del equipo vencedor de la prueba de bobsleigh a cuatro.

Sabía usted que

Guerra: Los Juegos de 1916 previstos en Berlín no han tenido lugar debido a la guerra.

Candidatura: Amberes es designada solamente el 5 de abril de 1919, pero ya había anunciado su candidatura en octubre de 1914.

Exclusión: Únicamente solamente son admitidos los países aliados o neutrales durante la guerra mundial. Alemania, Austria, Hungría, Bulgaria y Turquía son excluidos por el Comité de organización belga y no por el COI.

Rusia: La Rusia de los Zares, que había participado a los Juegos de 1908 y 1912, ha desaparecido. La Unión soviética hará su aparición en los Juegos solamente en 1952.

Juramento: Por primera vez en unos Juegos oficiales, un competidor, el belga Víctor Boin, pronuncia un juramento en el nombre de todos los participantes. El juramento olímpico había sido probado por primera vez de modo experimental en los Juegos interinos de Atenas de 1906.

Aros: Aparece por primera vez la bandera olímpica con sus cinco aros -azul, amarillo, negro, verde y rojo- enlazados sobre fondo blanco. Los cinco aros representan a los cinco continentes, el fondo blanco la paz.

Mujeres: Las mujeres son más numerosas que en ediciones anteriores, pero no suficientemente al gusto de ciertas feministas que fundan un movimiento olímpico disidente y organizan unos Juegos femeninos en 1921 en Monte Carlo.

Cinco: El esgrimista italiano Nedo Nadi gana cinco medallas de oro.

Novedades: Argentina, Brasil, Checoslovaquia, Estonia, Mónaco y Yugoslavia, participan por primera vez a los Juegos Olímpicos.

Rentabilidad: Los finlandeses obtienen la mejor rentabilidad atleta/medallas. Con una delegación de 60 miembros, vuelven a casa con 15 medallas de oro.

Reclamación: Tras una reclamación de un nadador australiano que acusa a un competidor estadounidense de haberle dado un puñetazo en el agua, la final del 100m estilo libre se vuelve a nadar. El vencedor inicial, el hawaiano Duke Kahanamoku, confirma su victoria. El récord mundial que había establecido en 1:00.4 en la primera final es sin embargo considerado como valido.

Doblete: El inglés Albert George Hill es el primer corredor en ganar las Pruebas de 800m y de 1.500m en unos Juegos.

Distancia: Se fija definitivamente la distancia del steeple a 3000m.

París 1924
LA REDENCIÓN DE PARÍS
Los últimos juegos De Coubertin

Lugar: París.
Fechas: del 4 de mayo al 27 de julio de 1924.
Participantes: 3,092 (136 mujeres).
Naciones: 44
Deportes: 17
Pruebas: 126
Medallas: 378.
Apertura: Gaston Doumergue, presidente de la república francesa.
Juramento: Georges André (atletismo).
PrensaI: 685.
Pese al desastre de los Juegos de París en 1900, el barón Pierre de Coubertin milita una vez más con éxito en favor de la candidatura de la capital de Francia.

La olimpiada estará también marcada por la organización de una Semana de deportes de invierno en Chamonix (Francia) que será más tarde designada como los primeros Juegos Olímpicos de invierno y sobre todo por las hazañas de un atleta finlandés Paavo Nurmi, que gana cinco medallas de oro en seis días.

La designación de París no ha sido fácil. El recuerdo del fracaso de 1900 incitaba a los miembros del COI a preferir Amsterdam o Los Angeles. Pero la promesa que las dos ciudades se verán atribuir las siguientes ediciones permite que el barón obtenga satisfacción.

A sus 61 años, De Coubertin tranquilizado sobre el futuro de los Juegos, vive sus últimos Juegos y abandonará la presidencia del COI en 1925 cediéndola al conde belga Henri de Baillet-Latour.

París ofrece a más de 3000 atletas de 44 países (un récord) unas instalaciones funcionales entre las cuales figura la primera Villa olímpica, un estadio de 60.000 plazas en Colombes, al oeste de la capital, y la primera verdadera piscina olímpica en pleno corazón de la capital.

Otras novedades. Aparece la divisa olímpica del padre Didon "Citius, altius, fortius" y durante la ceremonia de clausura sé hizan tres banderas, la del COI, la de la ciudad que ha acogido a los Juegos y la designada para los siguientes. Pese a la ausencia del público y a las dificultades financieras, los Juegos de 1924 son un éxito deportivo.

El británico Harold Abrahams, cuyo triunfo será escenificado más tarde más o menos fielmente en la película "Carros de Fuego", vence sobre 100m. El estadounidense Johnny Weismuller, futuro Tarzán, gana tres medallas de oro en natación.

Con 99 medallas de las cuales 45 de oro, los estadounidenses vuelven a levantar la cabeza.

El gran momento

El barón Pierre de Coubertin tenía un sueño: hacer renacer los Juegos Olímpicos de sus cenizas. Tras haber asegurado su nacimiento hará lo necesario para que su bebé se desarrolle hasta alcanzar la madurez y poder volar con sus propias alas.

Tras el desastre de los Juegos de París en 1900, el barón se obsesiona por hacer olvidar el fracaso y demostrar que la capital francesa y el país todo entero son capaces de acoger a los mejores atletas del mundo entero en unas competiciones fraternales.

Cuando propone que los Juegos de 1924 tengan lugar en París, la primera reacción de los miembros del COI es particularmente fría. Prefieren las candidaturas de Amsterdam o de Los Angeles. Pero De Coubertin no cejará hasta convencer a todos, tal y como lo había hecho 30 años antes para hacer emerger de la nada a los Juegos de la Era moderna.

Ese combate será el último a la cabeza del COI. En 1925, decide abandonar su puesto. El conde belga Henri de Baillet-Latour es elegido el 28 de mayo frente a tres otros rivales. Pese a no ser candidato De Coubertin recibe 11 votos.

El barón deja a su amigo belga une competición que suscita un interés cada vez mayor. París ha acogido a más de 3000 competidores de 44 naciones. Poco a poco, las innovaciones, como la de la Villa olímpica de París, le van dando a los Juegos su forma actual.

De Coubertin se retira en su mansión de Lausana en donde se ha establecido la sede del COI, una decisión que muchos, y en particular los franceses critican.

Hasta su muerte en 1937, De Coubertin se dedica a la creación de una "Carta de la reforma deportiva". Publica numerosos libros y artículos en revistas deportivas y pedagógicas. Pero no duda en aconsejar a los dirigentes del COI cuando lo estima necesario.

Su popularidad entre los miembros del COI seguirá intacta hasta su muerte y 49 de ellos escribirán en 1936 al parlamento noruego proponiendo su nombre para el premio Nobel de la Paz.

La hazaña

Después de sus tres títulos y de su medalla de plata en los Juegos de Amberes cuatro años antes, el finlandés Paavo Nurmi será el héroe de los Juegos de 1924 al ganar cinco nuevas medallas de oro con una clase y una facilidad sin igual.

Como si quisiera probar además que a sus 27 años, es prácticamente invencible, Nurmi establece dos récords del mundo un mes antes de los Juegos, el 19 de junio, sobre 1500m y 5000m cuando aún se encuentra en fase de preparación.

Tal como previsto, Nurmi gana el 1500m en el estadio de Colombes a un segundo solamente de su récord del mundo, estableciendo un nuevo récord olímpico.

Menos de una hora más tarde, se presenta a la salida del 5000m. Sus adversarios esperan aprovecharse del posible cansancio del finlandés e imprimen un ritmo muy rápido desde el comienzo. Sin resultado. Hasta la mitad de la carrera este último se contenta con seguirles.

En las ocho últimas vueltas, Nurmi pasa en cabeza y termina la carrera al frente sin volver la cabeza en momento alguno.

El único que consigue mantener el contacto es su compatriota Ville Ritola, pero a 500 metros de la llegada, Nurmi tira su reloj sobre el césped tras haberlo consultado una última vez y acelera. Ritola resiste pero debe inclinarse por dos décimas de segundo.Al día siguiente el marcapasos finlandés se adjudica el título de campo a través individual y por equipos en condiciones dantescas. La canícula que reina sobre París provoca una verdadera hecatombe. De los 38 competidores que toman la salida, 23 abandonan debido a una insolación.

Cuando Nurmi entra en el estadio en cabeza con su zancada elástica y fluida, ningún espectador puede imaginar los dramas que han tenido lugar anteriormente. El finlandés termina su cosecha parisina con la medalla de oro del 3000m por equipos en donde termina primera aunque la prueba no da lugar a una medalla individual.

Más incluso que sus cualidades naturales, Nurmi impresiona sobre todo por su manera de correr. Con un cronómetro siempre en la mano, tanto cuando se entrena como cuando corre en competición, el finlandés que batirá en total 22 récords del mundo oficiales, calcula cada una de sus carreras verificando regularmente sus tiempos intermedios.

Ese método le permite desarrollar un conocimiento casi científico de la zancada, que le vale ser comparado a un marcapasos. En 1928, el "hombre cronómetro" ganará con el 10,000m, su novena medalla de oro, además de dos de plata (5000m y 3000m steeple).

Anécdotas

Johnny Weismuller

Spock: Entre los miembros de la tripulación del ocho de remo estadounidense, medalla de oro de la prueba, figura un cierto Benjamin Spock. En 1945, Spock ganará fama mundial al publicar un libro sobre la educación de los niños bajo el título "The Common Sense Book of Baby and Child Care". Traducido en multitud de lenguas, su libro se venderá a millones de ejemplares y servirá de "Biblia" a madres de toda una generación.

Hambre: En boxeo, el francés Roger Brousse es descalificado tras haberse demostrado que las marcas de dientes encontradas sobre el pecho de su adversario el británico Harry Mallin eran las suyas.

Tarzán: Johnny Weismuller (foto), que después se hizo famoso encarnando a Tarzán en la pantalla grande, gana tres medallas en natación (100m libre, 400m libre y relevos 4x200m libre) y una de bronce en waterpolo. Johnny Weissmuller había sido el 9 de julio de 1922 el primer nadador en el mundo en recorrer los 100m en menos de un minuto (58.6).

Sol: El 12 de julio de 1924, el finlandés Paavo Nurmi gana la prueba de campo a través. De los 38 competidores a la salida, 23 abandonan. Algunos caen víctimas de una insolación, otros afectados por una especie de crisis de locura se ponen a correr en todas las direcciones. El Finlandés Paavo Nurmi, que va a ganar cinco medallas de oro en París, se impone sobre 1500m y 5000m que se corren a solamente una hota de intervalo.

Arte: El concurso de arte atrae a los más grandes artistas franceses: los escritores Jean Giraudoux, Henry de Montherlant o Paul Claudel en literatura, Maurice Ravel en música y Fernand Leger en pintura.

Juramento: Géo André -medalla de plata en 1908 en altura y de bronce en relevos 4x400m en 1920- pronuncia el juramento olímpico. André, deportista particularmente completo, terminará su carrera deportiva con 20 títulos nacionales de atletismo y siete selecciones internacionales en rugby y en fútbol y practicaba además el boxeo y la natación. Piloto durante la Primera guerra mundial, morirá en la Segunda como soldado de infantería cerca de Túnez en 1943.

Piscina: Por primera vez en los Juegos, una piscina de 50 metros será utilizada para la natación. Los competidores disponen de plataformas de salida y líneas de bolas de corcho separan los corredores.

Ondas: La radio hace su aparición y numerosas pruebas son retransmitidas en directo por el francés Edmond Dehorter que se sube incluso a veces a un globo para comentar las pruebas bajo un mejor ángulo.

Alemania: El COI no invita a Alemania a participar a los Juegos. El presidente del gobierno francés Raymond Poincaré da incluso instrucciones al consulado de Francia en Berlín para que no dé visas a atletas alemanes que desearían ir a París.

Sabía usted que

Novedad: El rugby hace su última aparición en los Juegos. Los Estados Unidos ganan la prueba por segunda vez seguida.

Desaparición: Por última vez, la prueba de halterofilia incluye el levantamiento con una sola mano que cuenta para la puntuación total.

Dominación: En atletismo, de las 27 medallas puestas en juego, 12 van a los Estados Unidos y 10 a Finlandia.

Medallas: De las cinco medallas de oro ganadas por el Finlandés Paavo Numi, dos son las de los 1.500m y los 5.000m pese a que las finales han sido programadas a solamente 55 minutos de intervalo.

Retransmisión: Las pruebas son retransmitidas por primera vez sobre la radio francesa.

Villa: Se crea una Villa olímpica en el complejo deportivo.

Exclusión: El COI rehusa la participación de Alemania.

Adiós: Los Juegos de París son los últimos del Barón Pierre de Coubertin como presidente del COI.

Prensa: Cerca de 700 periodistas acuden a la competición.

Tenis: El tenis hace su última aparición en los Juegos por mucho tiempo. Reaparecerá en 1988 en Seúl.

Medallas: Los Estados Unidos reciben 99 medallas: 45 de oro, 27 de plata y 27 de bronce.

Demostración: La pelota vasca y el piragüismo figuran como deportes de demostración.

Primera: Ecuador, Irlanda, Letonia, Lituania, México, Filipinas, Polonia y Uruguay participan por primera vez.

Fútbol: Uruguay gana el torneo olímpico de fútbol.

Los Angeles 1932
LOS JUEGOS EN EL PAÍS DEL CINE
Coliseo de Los Angeles

Lugar: Los Angeles.
Fechas: del 30 de Julio al 14 de Agosto de 1932.
Participantes: 1,408 (127 mujeres).
Naciones: 39
Deportes: 14
Pruebas: 116
Medallas: 346.
Apertura:Charles Curtis (Vicepresidente de los Estados Unidos).
Juramento: George Calnan (Estados Unidos, Esgrima).
Presidente del COI: Henri Baillet-Latour (Bélgica)
Prensa: 303.
La terrible crisis económica que siguió al krach bursátil de 1929 no altera el éxito de los Juegos de Los Angeles que viven a la hora de Hollywood, muy cerca de las instalaciones: Charlie Chaplin, Douglas Fairbanks y Gary Cooper son algunos de los más fervientes espectadores.

La ciudad de Los Angeles se ve así recompensada de su fidelidad hacia el olimpismo: candidata en varias ocasiones a la organización de los Juegos, la ciudad californiana se había incluso propuesto como solución de recambio durante el conflicto entre Chicago y San Luis para los Juegos de 1904.

Acuden 37 naciones entre las cuales figura la China por primera vez. El número de deportes se reduce a 14 y la participación se limita a tres atletas por disciplina.

Los elevados gastos de viaje y la crisis económica causan la menor participación de atletas desde 1908. En Londres, los atletas habían sido 2035 y su número no había cesado de aumentar desde entonces hasta Los Angeles. Los Juegos acogen solamente a unos 1400 participantes - mitad menos que las de París y Amsterdam.

Dos grandes nombres del atletismo, acusados de profesionalismo, se ven prohibida la participación a los Juegos, el finlandés Paavo Nurmi y el francés Jules Ladoumègue. En el estadio del Coliseum, cuya capacidad ha sido aumentada a 105.000 plazas, los atletas estadounidenses, entre los cuales Mildred "Babe" Didrikson, ganadora del 80m vallas y de la jabalina, y medalla de plata de salto en altura, brillan delante de su público.

En natación, los grandes vencedores son los japoneses con cinco títulos de los seis en juego.

Estados Unidos terminan en cabeza de la tabla de medallas general con 103 medallas (41 de oro) delante de Italia (36, 12 de oro) y Francia (19, 10).

Los Juegos ven la aparición del cronometraje automático al 1/100º así como la de los podios.También se toca por primera el himno nacional del vencedor de cada prueba.

El gran momento

A dos pasos de los célebres estudios de cine de Hollywood, los organizadores de los Juegos de Los Angeles ven las cosas en grande, y, tras varios intentos fallidos para atraer los Juegos a su ciudad, reciben finalmente la confianza del COI. Gigantismo y profesionalismo son las dos características de estos Juegos que constituyen un gran éxito.

Pese al krach bursátil de 1929, el dinero no falta para los Juegos en California. Gracias a una subvención de la municipalidad de 1,5 millones de dólares, a un préstamo de un millón y a capitales privados, numerosas instalaciones florecen. En particular la Villa Olímpica y un estadio olímpico cuya capacidad es aumentada.

Si bien la primera Villa Olímpica, aparecida por primera vez en París ocho años antes, estaba constituida de barracones de madera, los estadounidenses edifican 700 casitas prefabricadas, de estilo colonial, sobre un terreno de golf con vista sobre el Pacífico.

Por otra parte, los organizadores estiman que el estadio del Coliseo, creado en 1920, tiene una capacidad insuficiente (75,000 plazas) y le añaden 30.000 plazas. Se acondiciona un estadio ecuestre de 10,000 plazas y el estadio de fútbol americano de Pasadena es transformado en velódromo de 85,000 plazas.

Tres mil artistas en la ceremonia de apertura

Lo que podría pasar por pura megalomanía por parte de los organizadores va a transformarse en un verdadero éxito popular.

La ceremonia de apertura ofrece un espectáculo fastuoso y colorido que reúne a cerca de 3000 cantantes y músicos bajo los ojos de numerosas estrellas del séptimo arte y de un Coliseum repleto. Cada día una 70,000 personas asisten a las pruebas de atletismo en el estadio olímpico.

Las condiciones de alojamiento y la organización de las pruebas son un modelo de profesionalismo y permiten resultados de alto nivel. En atletismo, caen los récords masculinos del 100m, 400m, 800m, 400m vallas, los relevos 4x100m y 4x400m, el triple salto y la pértiga. En el caso de las mujeres se obtienen seis récords del mundo en las seis pruebas disputadas.

La hazaña

Treinta dos años después de haber hecho su entrada en los Juegos, las mujeres consiguen por fin en Los Angeles su primera estrella.

La estadounidense Mildred Didrikson gana tres medallas, dos de oro y una de plata, y la polivalencia que mostrará durante el resto de su carrera le valdrá la reputación de deportista la más completa del siglo.

Cuando llega a Los Angeles, la Tejana que tiene 21 años, trae consigo una sólida reputación. En el mes de julio, Didrikson le ha dado ella sola a su club, el "Employers Casualty Insurance Company of Dallas", la victoria en los campeonatos interclubs de los Estados Unidos. El club llegado segundo había alineado a 22 atletas.

La cosecha de la estadounidense, a la que se apoda "Babe", habría podido ser más importante si el COI no hubiese limitado el número de pruebas para los atletas a tres. Por eso decide participar únicamente a una carrera (80m vallas), un salto (altura) y un lanzamiento (jabalina).

Tres medallas y dos récords del mundo

En jabalina, su primera prueba, Didrikson solamente necesita un lanzamiento para imponerse (43.68m) pese a que la jabalina se le ha casi escapado de la mano. Su siguiente prueba es el 80m vallas que le valdrá un récord del mundo. Ya en las series, "Babe" iguala la mejor marca mundial (11.8) de la sudafricana Marjorie Clark. Y en la final, después de una salida en falso mejora su tiempo (11.7) batiendo sobre el hilo a su compatriota Evelyne Hall (mismo tiempo) y a la propia Clark (11.8).

Para Didrikson, la competición va a terminarse con una tercera medalla de oro en altura. Después de los tres saltos reglamentarios se encuentra a igualdad con su compatriota Jean Shiley con 1,65m, un nuevo récord del mundo. Las dos atletas pasan con éxito un salto de desempate, pero los jueces deciden finalmente dar el título a Shiley considerando que la técnica de salto de "Babe" es ilegal, sin ir hasta eliminarla. Efectivamente, la estadounidense salta con la cabeza hacia delante.

En 1936, Didrikson intentará participar a los Juegos de Berlín, pero los dirigentes estadounidenses no la seleccionarán porque, unos años antes, ha recibido dinero para dar cursillos de natación. Poco importa, Didrikson entrará en un equipo masculino de básquetbol y será después una de las más grandes campeonas femeninas de golf de todos los tiempos.

Anécdotas

Película: Los oficiales cambian por primera vez en la historia de los Juegos el resultado de un final tras haber visionado las imágenes de la llegada. La tercera plaza de las 110m vallas, adjudicada en un primer tiempo al estadounidense Jack Keller, será dada finalmente al británico Donald Finlay.

Profesionales: Paavo Nurmi se había visto prohibir toda competición por la Federación internacional de atletismo por profesionalismo un día antes de la ceremonia de apertura. Se le acusa de haberse hecho pagar un porcentaje sobre las entradas en los estadios en competiciones en las que había participado. Jules Ladoumègues es suspendido por la Federación francesa por las mismas razones, pero irá a Los Angeles como enviado especial del diario "L'intransigeant".

Babe: La estrella de los Juegos es una estadounidense de origen noruego y ex jugadora de baloncesto: Mildred "Babe" Didrickson. En atletismo participa a tres pruebas: dos medallas de oro y una de plata. Por causa de la limitación de participaciones de un mismo atleta a más de tres pruebas, los directivos le habían prohibido competir en otras dos. Más tarde, Babe formará parte de un equipo masculino de béisbol y después jugará al golf, deporte en el cual ocupará la primera plaza de la clasificación mundial.

Corrida brasileña: El equipo de waterpolo de Brasil se enfada con el árbitro de su partido frente a Hungría y lo persigue hasta el vestuario.

Tarzán bis: En los 400m libres de natación, el vencedor es el estadounidense Buster Crabbe quien, años más tarde y al igual que lo hiciera Johnny Weissmuller, rodará películas como Tarzán.

Curioso: El estadounidense Glenn Hardin entra en la tabla de récords del mundo pese a haber terminado segundo del 400m vallas en 51.9. La razón: el irlandés Robert Tisdale que había terminado primero en 51.7 había hecho caer la última valla lo que anulaba su récord según el reglamento entonces vigente.

Vino: Pese a que los Estados Unidos están aún en plena prohibición, se hace una excepción para franceses e italianos que afirman que el vino hace parte de su régimen alimenticio.

Café: La delegación brasileña llega a Los Angeles en un barco cargado con varias toneladas de café destinadas a ser vendidas para pagar sus gastos.

China: Tras haber conquistado la provincia china de Manchuria e instalado un régimen fantoche, Japón desea que una delegación de la provincia participe a los Juegos. Pero el COI responde por la negativa. Probablemente por eso, China decide enviar por primera vez una delegación a los Juegos.

Oro: El 400m vallas de 1932 es la carrera la más dorada de los Juegos. Participan los dos últimos vencedores olímpicos, el estadounidense F. Morgan Taylor (1924), que termina tercero, y el inglés David Burghley (1928), 4º, el vencedor del día, el Irlandés Robert Tisdall, y el atleta que ganará el oro en Berlín, el estadounidense Glenn Hardin, 2º en Los Angeles.

Longevidad: El luchador sueco Carl Westergren gana su tercer título en grecorromana. En 1920, se había impuesto en los pesos medios, en 1924, pasa a la categoría de los pesados ligeros con el mismo resultado y, tras un fracaso en 1928, vuelve a conocer el éxito en Los Angeles en la categoría de los superpesados. Doce años separan su primera medalla de oro de su última.

Japón: Los nadadores japoneses ganan cuatro de las cinco medallas de oro de natación individual. Dos de sus nadadores son particularmente jóvenes: Yosuki Miyazaki que gana el 100m a los 16 años pero sobre todo Kusuo Kitamura que se impone sobre 1500m con 14 años. Kitamura será más tarde el representante de su país en la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Los nadadores japoneses se imponen además en el único relevo disputado, el 4X200m estilo libre. El estadounidense Clarence "Buster" Crabbe impide sin embargo un gran están de los Japoneses al ganar el 400m estilo libre.

Olvido: La organización es casi perfecta... hasta el 3000m steeple. El oficial encargado de contar las vueltas, que reemplaza al titular enfermo, se olvida de contar la primera vuelta. Cuando el finlandés Volmari Iso-Hollo pasa la meta se da cuenta que aún falta en realidad una vuelta, vuelve a partir y se impone fácilmente. El error del oficial tendrá consecuencias para las plazas siguientes. Cuando pasa la "primera" meta final el estadounidense Joseph McCluskey es segundo detrás del británico Thomas Evenson. Pero en la verdadera última vuelta Evenson se impone con 2/100 de ventaja. Con caballerosidad, McCluskey rehusará participar a una revancha al dia siguiente explicando que "una carrera solamente tiene une línea de llegada".

Sabia usted que

Podio: Por primera vez, las medallas son dadas a los atletas subidos sobre un podio.

Tiempo: Aparece el cronometraje a 1/100ª de segundo.

Film: Las llegadas son filmadas sistemáticamente.

Color: Los atletas estadounidenses de color ganan todas las pruebas de sprint.

Villa: La Villa olímpica se compone de unas 700 casa prefabricadas y es guardada por vaqueros a caballo.

Diplomacia: Durante el desfile de la ceremonia de apertura, los organizadores interponen a la delegación británica entre la francesa y la alemana para evitar todo tipo de incidente diplomático.

Pensión: El precio de la estancia con pensión completa en la Villa olímpica es de dos dólares.

Irlanda: Irlanda envía solamente a tres atletas, pero gana dos medallas de oro en 400m vallas y lanzamiento de martillo y obtiene una cuarta plaza en triple salto.

Hollywood: Gary Cooper, Charlie Chaplin y Buster Keaton figuran entre los espectadores de la ceremonia de apertura.

Gastronomía: Cada comité nacional olímpico dispone de su propio comedor y de un cocinero que prepara la comida que se le pide.

Llegada: Colombia y China hacen su primera aparición en los Juegos.

Limitaciones: Para limitar la dominación desmesurada de algunos países, se limita a tres el número de representantes por país en cada prueba.

Competidores: El número de participantes es él más bajo desde los Juegos de 1908.

Berlin 1936
LOS OLÍMPICOS DE JESSE OWENS
Jesse Owens

Lugar: Berlín.
Fechas: del 1 al 16 de Agosto de 1936.
Participantes: 4,066 (328 mujeres).
Naciones: 49
Deportes: 19
Pruebas: 128
Medallas: 385.
Apertura: Adolf Hitler, canciller de Alemania.
Juramento: Rudolf Ismayr (Alemania, halterofilia).
Último relevo de la antorcha: Fritz Schilgen (Alemania, atletismo)
Llama encendida por: Fritz Schilgen (Alemania, atletismo)
Presidente del COI: Henri Baillet-Latour (Bélgica)
Prensa: 1710.
Los Juegos de Berlín quedarán para siempre marcados por la formidable hazaña del negro estadounidense Jesse Owens quien, gracias a sus cuatro medallas de oro, desbarata los planes del canciller nazi Adolf Hitler de utilizar los Juegos como plataforma de propaganda política.

Adolf Hitler, que ha tomado el poder el 30 de enero de 1933, quiere utilizar los Juegos para demostrar la supuesta supremacía de la raza aria y los organizadores no dejan ningún detalle de lado para hacer de los Juegos un éxito para la promoción de Alemania y del nazismo.

Con la llegada de los Nazis al poder, la capital va a cambiar rápidamente al igual que el país: la política de rearme intensivo, la supresión progresiva de las libertades y la discriminación cada vez más marcada en contra de la comunidad judía. Se construye un magnífico estadio de 100.000 plazas, una inmensa piscina (20.000 plazas) y una espléndida Villa Olímpica. Tras la lectura de un mensaje de Pierre de Coubertin, que no asiste a los Juegos -morirá en 1937-, la ceremonia de apertura es grandiosa con la llegada de la llama olímpica -por primera vez en unos Juegos- que ha sido encendida en Olimpia y transportada hasta Berlín por más de 3000 relevos.

Cuando Hitler aparece a la tribuna de honor 120.000 brazos hacen el saludo nazi. El presidente del COI insiste para que el canciller se contente de proclamar la apertura de los Juegos sin hacer ningún discurso político.

Hitler no ha imaginado que un negro estadounidense, Jesse Owens, va a poner en piezas su plan al ganar cuatro medallas de oro. Owens gana primero el 100m (10.3), delante de otro negro estadounidense, Ralph Metcalfe, que ya había sido segundo en Los Angeles. Después bate al alemán "Lutz" Long en salto en largo con una marca de 8,06 m. Hitler no lo soporta y abandona el estadio.

Owens ganará dos otras medallas de oro: el 200m con una desconcertante facilidad (20.7, nuevo récord del mundo) y el relevo 4x100m, en el que el equipo estadounidense establece un nuevo récord del mundo. Alemania terminará sin embargo primera de la tabla general con 89 medallas de las cuales 33 de oro, mientras que los Estados Unidos ganan 56 (24 de oro).

Los Juegos son un inmenso éxito popular (más de 3 millones de espectadores) y dan lugar a una gran novedad, la aparición de la televisión. Más de 160.000 personas seguirán los grandes momentos de los Juegos en salas de especiales diseminadas en todo Berlín retransmitidos en circuito cerrado.

Para guardar un recuerdo de esta colosal manifestación de propaganda, el régimen confía a Leni Riefenstahl, la cineasta oficial del Reich, la realización de una película oficial, el documental "los Dioses del Estadio".

Unos días después de los Juegos, Hitler, por decreto del 26 de agosto, aumenta de un año el servicio militar. Una decisión que anuncia la Segunda Guerra mundial que interrumpirá los Juegos durante 12 años.

El gran momento

Para el Tercer Reich, el objetivo de los Juegos es dar de su país y del régimen una imagen de potencia y de orden gracias a una impresionante puesta en escena que cuida cada detalle. Por primera vez desde su renacimiento, los organizadores van a utilizar los Juegos como un formidable instrumento de propaganda política. Pero también se trata de dar de su país una imágen pacífica y tranquilizadora en un momento en que las otras potencias se inquietan del rearme alemán.

Frente a las inquietudes del COI y de los Estados Unidos, que a partir de 1933 se preguntan si la elección de Berlín era una buena idea, frente a la ideología nazi sobre la superioridad de la "raza aria" y su antisemitismo, los dirigentes del régimen aseguran que todo será hecho para que los Juegos sean un evento inolvidable. Pero como el régimen necesita a los Juegos, hará las concesiones necesarias para apaciguar a sus adversarios.

Los organizadores utilizarán a los mejores ingenieros del país para construir un estadio olímpico monumental que costará 77 millones de marcos. La ciudad de Berlín es transformada: se edifica una piscina al lado del estadio con una capacidad de 20.000 plazas, la Villa Olímpica es magnífica. Todas las grandes industrias alemanes colaboran en vista de un solo objetivo: hacer de los Juegos un momento histórico a la gloria de Hitler.

La seguridad es un elemento esencial. La Gestapo vigila de cerca todas las grandes avenidas y la Villa Olímpica. Una circular secreta es transmitida el 18 de julio de 1936 a todas las fuerzas del órden del estado nacionalsocialista. "El desarrollo grandioso y sin incidentes de los Juegos Olímpicos de 1936 en Berlín es de la más alta importancia para la imágen de la nueva Alemania en los ojos de todos nuestros invitados extranjeros", escriben sus autores.

El 1º de agosto a partir de las 8h00 de la mañana, sé prohibe el tráfico en las calles de Berlín. Los habitantes de la ciudad se apelotonan sobre los balcones cuya solidez ha sido verificada. A la 9h00, los atletas parten de la Villa Olímpica construida en Doeberitz y se dirigen en orden militar hacia el estadio olímpico. A las 17h45, el último relevo de la antorcha olímpica penetra en el estadio.

En ese momento, Adolf Hitler, canciller del Reich, aparece en la tribuna oficial, vestido del uniforme "feldgrau" de campaña, escoltado por sus dos fieles lugartenientes, el mariscal Goering y el doctor Goebbels.

Más de 120 mil brazos hacen el saludo nazi. Resuena el himno alemán, y estallan los "Heil Hitler" desde las cuatro esquinas del estadio. Algo que se repetirá durante todos los Juegos con cada victoria alemana o cada aparición de un alto dirigente del régimen.

La hazaña

Hitler y su estado mayor habían previsto cada detalle, hasta el más diminuto, para hacer de los Juegos una manifestación de propaganda que confortase la tésis de la superioridad de la "raza aria" sobre los judíos y los negros. Cada detalle, excepto la presencia de Jesse Owens.

En apenas unos días la "perla negra" del atletismo estadounidense va a ridiculizar la ideología nazi con una hazaña que nadie había realizado hasta entonces: Hacerse con cuatro medallas de oro (100m, 200 m, relevos 4x100m y salto en largo) en unos mismos Juegos.

Una afrenta para Hitler, pero una increíble satisfacción para este atleta poseedor de cualidades físicas excepcionales (1,85m - 72kg) que se había dado a conocer una tarde de 1928 sobre la pista de la Fairmont Junior High School de Cleveland (Ohio). A sus 15 años, Owens había obtenido un tiempo récord de 9.8 sobre las 100 yardas (91 metros), antes de saltar 1.85m en altura y 7.65m en largo. Pocas semanas antes de la cita berlinesa, Owens hace hablar de sí al batir el récord del mundo del 100m en 10.2.

El furor del Fuhrer

Los temores que ha levantado se confirman con la final del 100m que marca el comienzo de la cosecha de medallas de Owens y un nuevo récord olímpico establecido durante las series (10.3). El estadounidense gana el 100m resistiendo espléndidamente a su compatriota Ralph Metcalfe. Sobre 200m, bate claramente a otro de sus compatriotas, Matthew Robinson, antes de ganar por los pelos en el último intento (8,06m) el título olímpico del salto en largo frente al alemán Lutz Long, enfureciendo a Hitler quien decide abandonar el estadio. La apoteosis llega con el relevo 4x100 m en el cual los Estados Unidos establecen un nuevo récord mundial (39.8). Cuatro medallas en seis días, del 3 al 9 de agosto.

Lamentablemente para él, el resto de su carrera deportiva será mucho menos feliz. Owens será suspendido indefinidamente por profesionalismo. Su carrera deportiva habrá sido particularmente breve ya que se le prohibe competir cuando apenas tiene 24 años.

"Jessie" se ocupará más tarde de sus hermanos de color, lo que le valdrá ser nombrado "embajador especial de los Estados Unidos para el Tercer mundo" por el presidente Eisenhower.

Anécdotas

Invasión: El vencedor del maratón se llama oficialmente Kitei Son y es de nacionalidad japonesa. Pero se trata en realidad de un coreano llamado Kee Chung Sohn. La razón es que su país ha sido ocupado por el Japón desde 1910 y se ve obligado en competir bajo la bandera del Sol naciente.

Llama: El 20 de julio 1936 en Olimpia, 15 jóvenes griegas vestidas de blanco asisten a una ceremonia durante la cual se enciende una antorcha gracias a un reflector de sol. La gran sacerdotisa le da la antorcha a un jóven griego Kyril Kondylis, que es el primero de más de 3000 relevos de siete nacionalidades que transportan la llama hasta Berlín.

Juventud: La clavadista estadounidense Marjorie Gestring gana la medalla de oro a los 13 años y 266 días. Es la más joven medalla de oro de la historia de los Juegos. En los mismos Juegos, la danesa Inge Soerensen se convierte en la más jóven medalla de la historia de los Juegos al terminar tercera del 200m braza a sus 12 años y 24 días.

Amistad: En las calificaciones para la prueba de salto en longitud, Jesse Owens se queda con un solo intento tras haber hecho nulo en todos los anteriores. El alemán Carl Lutz Long se le acerca habla con él y le prodiga algunas palabras de ánimos. Owens se califica por los pelos. En la final, los dos hombres se afrontan para la victoria. Owens gana y Long es el primero en venir a felicitarle. Una gran amistad acaba de nacer. Pero será truncada por la Segunda guerra mundial en donde el alemán encontrará la muerte. Fiel a su amigo, Owens será testigo en la boda de Karl Long, el hijo de Lutz, en los años 60.

Resistencia: Los nazis intentarán por todos los medios deshacerse del miembro alemán del COI Theodore Lewald por ser judío y reemplazarlo por una fiel hitleriano, Hans von Taschmmer und Osten. Pero el presidente del COI resistirá a cada vez amenazando incluso con anular los Juegos.

Marcha: Las Juventudes Hitlerianas abren el desfile de la ceremonia de apertura bajo la música de la Marcha de Tannhauser. El himno alemán es seguido del canto nacionalsocialista Horst Wessel Lied, que será tocado unas 480 veces durante los Juegos.

Antisemitismo: Pese a las garantías de Hitler sobre la ausencia de discrimación en contra de los atletas judíos, numerosos son los deportistas de esa comunidad que no serán seleccionados: Frantz Orgler, Werner Schattmann, Max Seligmann o Gretel Bergmann. Oficialmente, sus resultados eran insuficientes.

Confusión: Francia gana siete medallas de oro pero la bandera francesa es hizada solamente seis veces. La explicación: Emile Poilvé gana el título de los pesos medios en lucha libre. Hitler desea darle su medalla, pero tiene mucha prisa. Los organizadores confusos hacen tocar el himno turco y alzan la bandera egipcia.

Gestapo: Los policías de la Gestapo mantienen una fuerte presencia en Berlín y en la Villa Olímpica. Una circular de la época estima que "el desarrollo grandioso y sin incidente de los Juegos de Berlín es de la más alta importancia para la imágen de la nueva Alemania en los ojos de todos los invitados extranjeros".

Televisión: Las competiciones son televisadas por primera vez por cable gracias al "Fernseh-Kanone" (el cañón de televisión), una imponente cámara totalmente electrónica construida por la firma Telefunken. Cerca del estadio olímpico, se encuentra la Funkturm, la torre emisora, con un estudio de mixaje que produce ocho horas de programas diarios para los berlineses. Más de 160.000 personas seguirán las competiciones a través de ese medio.

Protocolo: El presidente del COI Henri Baillet-Latour tiene que recordar al canciller Hitler que el protocolo no le permite felicitar en público a sus atletas nacionales, después de que este hubiera saludado al alemán campeón olímpico de peso Hans Woellke. Simple soldado al momento de su victoria, el alemán será promovido teniente al día siguiente.

Mensaje: El barón Pierre de Coubertin no asistirá a los Juegos de Berlín. Un día antes de la apertura envía un mensaje en donde afirma esperar que los Juegos de Berlín permitan unir "definitivamente las actividades físicas e intelectuales para el progreso de la dignidad humana". El COI propondrá la candidatura De Coubertin para el premio Nobel de la Paz. El barón morirá en 1937 en Lausana.

Naufragio: En el relevo femenino 4x100 m, la entrenadora del equipo holandés victorioso se tira al agua pero se hunde irremediablemente y es necesario ir a rescatarla.

Saludo: La esgrimista alemana judía Helene Mayer, que vive en los Estados Unidos, es invitada a competir para su país. Ganará la medalla de plata en espada. Curiosamente se la ve en una foto hacer el saludo nazi durante la ceremonia de medallas.

Sabía usted que

Designación: El COI designa a Berlín por correo con 43 voces contra 16 en favor de Barcelona y 8 abstenciones.

Televisión: La competición es retransmitida por televisión a través del cable pero únicamente sobre pantallas instaladas en los cuatro rincones de la capital alemana.

Novedades: Dos deportes por equipos aparecen: el balonmano y el básquetbol. El piragüismo también hace su entrada oficial en el programa.

Villa: La Villa Olímpica es idílica. Ha sido construida en Doeberitz, en medio de un bosque. Cada habitación dispone de un cuarto de baño y de calefacción central.

Guerra: España en plena guerra civil anuncia que no acudirá a los Juegos el día mismo de la ceremonia de apertura.

Países: Afganistán, las Bermudas, Bolivia, Costa Rica, Lichstenstein, participan por primera vez en Berlín a unos Juegos.

Estadio: El monumental estadio olímpico es la obra del arquitecto Werner March.

Medallas: Alemania termina primera de la tabla de medallas general con 89 medallas de las cuales 33 de oro (26 de plata y 30 de bronce).

Entradas: Se venden 2.4 millones de entradas, contra 1.2 en Los Angeles.

Lujo: En la lujosa Villa Olímpica, los organizadores han puesto a disposición de los atletas un cine, un music-hall y una biblioteca.

Llama: Se inaugura en Berlín la tradición del relevo de la llama. Encendida en Olimpia, es transportada por 3,075 relevos de siete nacionalidades diferentes.

Nobel: El día antes de los Juegos, el COI propone la candidatura de Pierre de Coubertin al premio Nobel de la Paz.

Relevo: El último relevo de la llama es el atleta alemán Fritz Schilgen, campeón de Alemania del 1500 m.

Balonmano: El balonmano se juega entonces a 11 sobre un terreno de fútbol. Desaparecerá del programa hasta 1972.

Basquetbol: La final de básquetbol es particularmente mediocre: los Estados Unidos baten a Canadá 19-8.

Duelo: Pierre de Coubertin morirá en Lausana en 1937.

Espada: En esgrima aparece la espada eléctrica que señala automáticamente los toques.

Doblete: El estoniano Kristian Palusalu gana dos medallas de oro en dos especialidades diferentes, lucha libre y grecorromana.

Londrés 1948
LOS JUEGOS DE LA AUSTERIDAD
Fanny Blankers-koen.

Lugar: Londrés.
Fechas: del 29 de Juliio al 14 de Agosto de 1948.
Participantes: 4,099 (385 mujeres).
Naciones: 59
Deportes: 17
Pruebas: 136
Medallas: 413.
Apertura: Georges VI, rey de Inglaterra.
Juramento: Comandante Donald Finlay (Gran Bretaña, atletismo).
Último relevo de la antorcha: John Mark (Gran Bretaña, atletismo)
Llama encendida por: John Mark (Gran Bretaña, atletismo)
Presidente del COI: Sigfrid Edstroem (Suecia)
Derechos de retrasmisión: 1000 guineas (3000 Dólares).
Prensa: 1364.
Tras la Segunda guerra mundial, los Juegos de Londres, ciudad fuertemente bombardeada durante el conflicto, no escapan a la austeridad reinante en toda Europa.

Algunas voces en Gran Bretaña, tanto en medios políticos como en la prensa, manifiestan su oposición estimando que una gran fiesta deportiva estaría fuera de lugar en un país que sufre aún de las consecuencias de la guerra.

Varios países piden la exclusión de los países del Eje, los vencidos del conflicto, como había sido el caso después de la Primera guerra mundial.

Los alemanes no serán invitados por el COI, oficialmente porque aún no tienen gobierno reconocido. Los japoneses, que sí reciben la invitación, prefieren no ir. Italia en cambio responde afirmativamente.

La URSS mantiene su decisión de no participar a los Juegos, política que sigue desde 1917, aunque países nuevamente comunistas como Checoslovaquia toman parte. La televisión sigue su desarrollo en los Juegos. Aunque pocos son los que pueden recibir las imágenes, la BBC paga 3000 dólares por los derechos de retransmisión.

Por primera vez, las mujeres monopolizan la atención frente a los hombres: una holandesa de 32 años, Fanny Blankers-Koen, se convierte en la primera atleta en ganar cuatro medallas en unos mismos Juegos (100m, 200m, 80m vallas y relevo 4x100m). Podrían haber sido seis, pero Blankers-Koen no compite en salto en alto y salto en largo, dos pruebas en las que posee el récord del mundo. El reglamento prohibía a las mujeres participar a más de tres pruebas individuales.

La estadounidense Alice Coachman se impone en salto en alto, convirtiéndose en la primera mujer negra campeona olímpica.

Bob Mathias gana su primer título olímpico de decatlón a la edad de 17 años. El checoslovaco Emil Zatopek, vencedor del 10,000m y medalla de plata del 5000m, se prepara para una carrera deslumbradora. Su compatriota, la gimnasta Marie Provaznikova, es la primera atleta olímpica en pasar al oeste, pero no la última.

El gran momento

Pese a una interrupción de 12 años y a un conflicto mundial que ha hecho millones de muertos y dejada a Europa exangüe, los Juegos Olímpicos van a renacer gracias al entusiasmo de unos pocos miembros del COI demostrando así que el proyecto del barón de Coubertin ha alcanzado la madurez.

Sin embargo, el Movimiento olímpico está en duelo a la vez por la muerte de su fundador en 1937 y por la de su sucesor a la cabeza del Comité olímpico internacional, el conde belga Henri Baillet-Latour en 1942.

Justo después de la capitulación de Alemania, el presidente interino, el sueco Sigfrid Edstroem, decide reunir a la comisión ejecutiva del COI: solamente acuden el estadounidense Avery Brundage y el británico Lord Aberdale.

Londres es designada por voto postal en febrero de 1946 frente a Lausana y a cuatro ciudades estadounidenses, Baltimore, Los Angeles, Minneapolis y Filadelfia. El comité de organización es presidido por Lord Burghley, campeón olímpico del 400m vallas en 1924 y medalla de plata en 1928.

Lord Burghley sabe que su tarea no va a ser fácil en un país y una ciudad en plena reconstrucción en donde todos los bienes de consumo están estrictamente racionados.

Pero un año antes de la fecha prevista se muestra confiado: "Sería vano sugerir que el camino que queda por recorrer será fácil. Al contrario, las dificultades han sido grandes y continuarán siéndolo. Como es inevitable que lo sean en las condiciones que siguen a una guerra moderna. Pero superaremos eso obstáculos con el mismo espíritu de determinación con el cual hemos afrontado las dificultades durante estos últimos años".

Algunas voces en los medios políticos y en la prensa cuestionan la oportunidad de organizar una gran fiesta deportiva cuando Gran Bretaña lucha aún por reconstruirse.

Tales son las dificultades de avituallamiento en Gran Bretaña que algunas delegaciones vienen con sus propias provisiones: los estadounidenses llegan con 24 toneladas de carne de buey, seis de carne de ternero, seis de carne de cerdo, seis de carne de cordero, 36 toneladas de queso, 12 toneladas de azúcar y 25.000 tabletas de chocolate.

Pese a todas las imperfecciones, los Juegos son un éxito financiero. El coste de estos Juegos austeros es de unas 400.000 libras esterlinas, mientras que las entradas permiten cobrar unas 500,000 libras.

Pero sobre todo 4,099 competidores toman parte en los Juegos, ligeramente más que en Berlín doce años antes y 59 países están presentes, 10 más que en 1936, prueba que pese a las tragedias de la Historia los Juegos siguen indefectiblemente su crecimiento.

La hazaña

La holandesa Fanny Blankers-Koen se convierte en 1948 la primera, y hasta ahora la única mujer atleta, en haber ganado cuatro medallas de oro en unos mismos Juegos Olímpicos.

La "holandesa voladora" gana el 100m y 200m, los 80m vallas y el relevo 4x100m, pese a sus 30 años que habían hecho dudar a muchos sobre su capacidad de imponerse. Podrían haber sido seis primeras plazas de haber competido en salto en alto y salto en largo, dos de las seis pruebas en las que posee el récord del mundo. Pero el COI no permite a las mujeres participar a más de tres pruebas individuales.

Blankers-Koen realiza su hazaña en seis días durante los cuales corre un total de 11 carreras y termina primera en cada una de ellas. El 2 de agosto se impone fácilmente sobre 100m frente a la británica Dorothy Manley a la que bate con tres metros de ventaja en 11.9.

Dos días después, toma una salida catastrófica en la final del 80m vallas. En los primeros metros, la británica Maureen Gardner se encuentra en primera posición. La holandesa consigue sin embargo remontarla para finalmente pasar la línea a la misma altura que su adversaria.

La holandesa piensa que ha perdido y cuando la orquesta militar presente en el estadio toca segundos más tarde el himno nacional británico, sus sospechas se convierte en certidumbres. Pero se trata de una falsa alarma. El himno resuena a causa de la llegada del rey Jorge Iº en el palco real. Blankers-Koen se convence solamente de su victoria cuando ve su nombre inscrito en primera posición sobre el tablero luminoso. Además bate el récord del mundo en 11.2.

El 6 de agosto se impone fácilmente sobre 200m delante de la británica Audrey Williamson a la que bate por 7/10 de segundo y dos días más tarde efectúa una remontada impresionante en la última línea recta del 4x100m para ganar su cuarta medalla de oro en 47.5, asegurándose una plaza aparte en la historia del atletismo al lado de nombres como Carl Lewis, Jesse Ownes o Ville Ritola.

Sabía usted que

Designación: Londres había sido elegida en 1938 para organizar los Juegos de 1944, que fueron suspendidos por la guerra.

Guerra: En 1940, los Juegos debían celebrarse en Tokio, pero la capital japonesa se desistió.

Adversarios:

Rapidez: Los Juegos son organizados en 18 meses.

Llegadas: Birmania, Ceylán, Corea, Guyana británica (la futura Guyana), Líbano, Pakistán, Singapur, Siria, Trinidad Tobago y Venezuela participan por primera vez a unos Juegos.

Domingo: Los organizadores deciden que no se competirá el domingo por razones religiosas.

Solidaridad: Algunos países participantes contribuyen a la organización de los Juegos: Argentina ofrece dos lonas para la lucha libre y Finlandia 50 toneladas de madera.

Ausentes: Alemania, Japón y Rusia en particular no participan a los Juegos.

Hielo: La patinadera del Empire Pool, habitualmente utilizada para el hockey sobre hielo, es transformada en piscina olímpica.

Villas: Los atletas son albergados en dos campos militares en Uxbridge (norte de Londres) y Richmond (sudoeste) que acogen a 1,650 personas.

Entradas: Se venden 1,247,283 entradas en total.

Negra: La estadounidense Alice Coachman (salto en alto) es la primera mujer negra campeona olímpica.

0Indigestión: El informe oficial sobre los Juegos resalta la mala calidad de la comida servida a los atletas. Algo normal en un país en plena reconstrucción y que sufre del racionamiento.

Televisión: La BBC paga 3,000 dólares por los derechos de retransmisión de la competición. Emitirá 64 horas de programas que serán vistos por 500,000 telespectadores en un radio de 80 km alrededor de Londres.

Juventud: El estadounidense Bob Mathias gana el decatlón y se convierte en el atleta masculino medallista de oro más joven de la historia.

Limitaciones: Las mujeres no pueden participar a más de tres pruebas individuales.

Medallas: Los Estados Unidos terminan en cabeza (84 medallas de las cuales 38 de oro), Suecia (44 de las cuales 16 de oro) y Francia es tercera (29 de la cuales 10 de oro).

Dinero: El COI exige de los organizadores la suma de 5000 libras esterlinas y 50% de los beneficios.

Demostración: El Lacrosse y la gimnasia sueca son los deportes de demostración presentes.

Perú: El peruano Edwin Vázquez Cam le da a su país su primera medalla de oro en tiro libre con pistola.

Esgrima: La húngara Ilona Elek gana la prueba de florete individual por segunda vez, 12 años después de su victoria en Berlín.

Dominio: En ausencia de los japoneses, los nadadores estadounidenses ganan todos los títulos incluso los de clavados.

Helsinki 1952
Emil Zatopek.

Lugar: Helsinki.
Fechas: del 19 de Julio al 3 de Agosto de 1952.
Participantes: 4,925 (518 mujeres).
Naciones: 69
Deportes: 17
Pruebas: 149
Medallas: 459.
Apertura: Juho Kusti Paasikivi, presidente de la república de Finlandia
Juramento: Heikki Savolainen (Finlandia, gimnasia).
Último relevo de la antorcha: Paavo Nurmi (Finlandia)
Llama encendida por: Hannes Kolehmainen (Finlandia)
Presidente del COI: Sigfrid Edstroem (Suecia)
Prensa: 1848.
Los Juegos de la XVª olimpiada tienen lugar en un país de gran tradición deportiva y en un ambiente de fervor popular sin precedente. Las competiciones, de muy alto nivel, son marcadas por la llegada de la URSS. La organización y las instalaciones son perfectas. El olimpismo escribe en Helsinki una de sus más bellas páginas.

La tarea de los organizadores ha sido facilitada por las obras que la capital finlandesa había comenzado en 1938 después de que Helsinki aceptara sustituir a Tokio para los Juegos de 1940. Pero la Segunda Guerra mundial había impedido que los Juegos de 1940 tuvieran finalmente lugar y Helsinki tuvo que esperar el año 1947 para ser designada ciudad organizadora de los Juegos.

Excluido del movimiento olímpico 20 años antes, Paavo Nurmi, 55 años, entra, el 19 de julio de 1952, en el estadio de Helsinki para transmitir la llama olímpica a otro finlandés legendario Hannes Kolehmainen, 62 años durante la ceremonia de apertura.

Políticamente, la entrada en la familia olímpica de la Unión soviética, ausente desde la revolución de 1917, es un éxito diplomático del COI.

La Unión Soviética participa en un país que había invadido dos veces durante la Segunda Guerra Mundial, y Alemania y Japón son autorizados a volver.

Helsinki es el escenario del comienzo de la carrera de medallas entre los dos gigantes del deporte mundial, la URSS y los Estados Unidos.

Los organizadores, prudentes, han decidido alojar a la URSS y a sus países satélites, en una Villa olímpica distinto del del resto de las delegaciones. Con exáctamente el mismo número de deportistas, los Estados Unidos salen ganadores de esta primera confrontación: 76 medallas, de las cuales 40 de oro. La URSS termina con 71 podios y 22 medallas de oro.

La estrella de los Juegos es el checoslovaco Emil Zatopek, que gana el 5000m, el 10,000m (que ya había ganado en Londres) y el maratón. Nunca había participado antes a un maratón.

Su mujer Dana se adjudica el título en jabalina

El gran momento

Cuarenta años han pasado en 1952 entre la última participación de Rusia a los Juegos y la entrada en la familia olímpica de la Unión soviética. En 1917, la revolución bolchevique había conducido al aislamiento del país por la comunidad internacional y la Unión soviética ha estado ausente de los Juegos hasta Helsinki.

Pese a que la URSS había participado a partir de 1946 a los campeonatos de Europa de atletismo, no había deseado ir a Londres para los Juegos de 1948 invocando razones poco claras. Pero en abril de 1951, Moscú había pedido el reconocimiento de su Comité nacional olímpico, lo que el COI hizo un mes más tarde.

La participación de la URSS es el resultado de la habilidad diplomática del COI y de la voluntad de los organizadores finlandeses de hacer de sus Juegos una verdadera cita mundial.<BR
La guerra fría está entonces a sus comienzos y la confrontación USA/URSS va a prolongarse sobre el terreno deportivo para la conquista de las primeras plazas del podio. Los éxitos y los resultados deportivos nacionales sirven para alimentar la propaganda de los dirigentes políticos del país.

En Helsinki, los organizadores, prudentes, albergan a estadounidenses y soviéticos en dos Villas olímpicas diferentes.

Las delegaciones de la URSS y de sus países satélites son instalados al borde del mar báltico, en el pueblo de Otaniemi en el cual han sido construidos tres grupos de inmuebles para 1200 personas.

La mayoría de las democracias occidentales se encuentran en la Villa olímpica de Kapylae, de una superficie de 200,000m² y constituida de 14 inmuebles en los cuales viven 4800 atletas.

Sobre el terreno, el primer duelo este-oeste es ganado por los Estados Unidos que ganan 76 medallas de las cuales 40 de oro. Al mismo tiempo, los soviéticos ganan 71 medallas de las cuales 22 de oro.

Helsinki marca un hito en la historia del olimpismo con el comienzo de la rivalidad este-oeste. Sin segundas intenciones, la emulación deportiva hubiera sido extremadamente benéfica. Pero la política no dejará nunca de estar presente.

La hazaña

Emil Zatopek llega a Helsinki con una sólida reputación que hace de él uno de los favoritos de las pruebas de fondo. Partirá de la capital finlandesa como un verdadero héroe tras haber ganado el 5000m, el 10,000m y el maratón, una hazaña única en una misma olimpiada.

En Londres cuatro años atrás, el checoslovaco ya se había hecho con el oro en el maratón y la plata sobre 10,000m.

Su cosecha finlandesa comienza el 27 de julio con el título del 10.000m en donde Zatopek se impone con impresionante facilidad y más de 15 segundos de ventaja (unos 100m de distancia) del segundo, el francés Alain Mimoun, estableciendo un nuevo récord olímpico (29:17.00).

Dos días más tarde, los dos hombres se vuelven a afrontar, esta vez sobre 5000m. Una vez más Zatopek va a imponerse y batir el récord olímpico (14:06.6). Pero solamente bate a Mimoun de 8/10, debido a una remontada espectacular del francés en la última vuelta. Unas horas más tarde, la mujer de Zatopek, Dana, gana la prueba de lanzamiento de jabalina batiendo, ella también, el récord olímpico (50.47m).

A cada vez, los observadores se sorprenden de la impresión de profundo sufrimiento, casi de martirio, que la "locomotora checa" da de sí cuando corre. Zatopek afirma por su parte que se trata simplemente de una representación exterior del esfuerzo que produce y no de una manifestación de sufrimiento.

El teniente del ejército checoslovaco ha puesto a punto, como lo había hecho antes que él el campeón finlandés Paavo Nurmi, un método de entrenamiento muy preciso basado en una treintena de kilómetros por día cortada por sprints y sesiones de musculación.

La última etapa para Zatopek en Helsinki es el maratón. Será su apogeo.

Es la primera vez que el checoslovaco corre esa distancia -al menos en una competición oficial. Zatopek toma la cabeza hacia la mitad del recorrido, dejando atrás a los dos únicos atletas que han conseguido seguir su ritmo hasta entonces. Su tiempo será extraordinario 2h23:03.2. Durante la carrera, Zatopek se permite incluso saludar a los espectadores sobre el recorrido.

Cuando apenas acaba de franquear la meta, los corredores del relevo de 4x400m jamaicanos lo levantan sobre sus hombros. Zatopek firma numerosos autógrafos y cuando el segundo de la carrera, el argentino Reinaldo Gorno, pasa la línea, el checoslovaco lo recibe con naranjas.

Gracias a su increíble semana olímpica finlandesa, Zatopek, a sus 29 años, entra en la eternidad olímpica.

Anécdotas

Venganza: El comité de organización finlandés venga discretamente a Paavo Nurmi, excluido de los Juegos de 1932 por profesionalismo, al designarle como penúltimo portador de la llama olímpica.

Técnica: El estadounidense Parry O'Brien gana el oro en lanzamiento de peso. El atleta es el inventor de una nueva técnica revolucionaria de lanzamiento del peso. Su posición inicial es con la espalda mirando hacia la zona de tiro. Después de un breve impulso con los pies, aumenta la velocidad de su lanzamiento con un rápido movimiento giratorio.

Juventud: Barbara Jones, una adolescente de 15 años y 123 días de Chicago, participa en la medalla de oro ganada por el equipo estadounidense de 4x100m y se convierte en el campeón olímpico de atletismo --hombre o mujer-- más joven de la historia.

Paz: Durante la ceremonia de apertura, una mujer vestida de un largo vestido blanco abandona sale de la tribuna y se precipita hacia el podio en donde se encuentra el micrófono del locutor. La joven alemana Barbara Rotbraut-Pleyer quiere leer un mensaje en favor de la paz. Pero el miembro finlandés del COI Eric von Frenckell le impide el acceso.

Retorno: Debido a la Segunda guerra mundial, Alemania no había sido invitada a los Juegos de 1948. En Finlandia, Alemania se presenta unida sin hacer la diferencia entre la parte oeste y este, pese a que ningún atleta del Este está presente. La región de la Sarre, cuyo comité olímpico ha sido reconocido por el COI ese mismo año, acude con 31 atletas. La región alemana no gana ninguna medalla y su comité olímpico será disuelto en 1956 antes de los Juegos de Melbourne.

Agua: A los 19 años, el francés Jean Boiteux gana el 400m estilo libre mejorando el récord olímpico. Su padre Gaston se tira en la piscina con la boina puesta, causando una gran sorpresa entre los oficiales, pero la hilaridad general en las tribunas.

Longevidad: El gimnasta finlandés Heikki Savolainen, que pronuncia el juramento olímpico, gana la medalla de bronce por equipos 24 años después de su primera medalla olímpica, una tercera plaza sobre potro con arcos en Amsterdam. En 1932 y 1936, había ganado otras cinco medallas (1 de plata y cuatro de bronce).

Dios: El reverendo estadounidense Bob Richards, que gana la prueba de pértiga, confía con humor: "Soy el único cura del mundo que intenta llegar al cielo por sus propios medios.

Huida: La final de los pesos pesados de boxeo es algo insólita. El sueco Ingemar Johansson, impresionado por su adversario, el estadounidense Edward Sanders, que se ha impuesto con tremenda facilidad en los combates anteriores, prefiere evitar el combate y pasa el tiempo dando la vuelta al ring. Los jueces lo descalifican por falta de combatividad y no recibirá su medalla de plata. Curiosamente, será el sueco el que haga la carrera la más brillante una vez pasado a profesionales. Será campeón del mundo en 1959. El COI terminará por darle su medalla en 1982.

FBI: Un agente del FBI de 27 años, Horace Ashenfelter, gana el 3000m steeple batiendo el récord del mundo del soviético Vladimir Kasantzev, que termina segundo. Los corresponsales estadounidenses no pudieron evitar hacer bromas sobre la situación, escribiendo que era la primera vez que un agente del FBI se dejaba seguir voluntariamente por un soviético.

Sabía usted que

Designación: En 1938, el COI había decidido darle los Juegos de 1940 a Finlandia después que Tokio se hubiera desistido.

URSS: La Unión Soviética participa por primera vez como tal a los Juegos Olímpicos, así como el nuevo estado de Israel. Corea también participa pese a la guerra.

Estadio: Los Finlandeses han construido un estadio olímpico de 70,000 plazas.

Cocina: Argentina, Brasil, Francia, Suiza y Suecia llegan a Finlandia con su propio cocinero.

Potencias: Los Estados Unidos y la URSS traen cada uno 333 seleccionados. Los Estados Unidos partirán con 76 medallas de las cuales 40 de oro. La URSS con 71 y 22 de oro.

Mujer: Por primera vez, una mujer es elegida como portaestandarte de una delegación en la ceremonia de apertura. Se trata de la uruguaya Estrella Puentes.

Gimnasia: En gimnasia femenina, aparece el concurso individual, las barras asimétricas, el salto de potro, la barra de equilibrio y el suelo.

Esposa: Dana Zatopek, la esposa del corredor Emil, vencedor del 5000m, del 10,000m y del maratón, gana la medalla de oro en lanzamiento de jabalina.

Llegadas: Costa Dorada (el futuro Ghana), Guatemala, Nigeria, Tailandia y Vietnam participan por primera vez a los Juegos.

Demostración: Dos deportes figuran en demostración en el programa inicial: el béisbol finlandés y el rugby-fútbol. Este último será finalmente reemplazado por el balonmano.

Tiempo: Por primera vez, el cronometraje se efectúa al 1/1000º de segundo.

Lluvia: Un tiempo triste y lluvioso reinan durante toda la duración de los Juegos.

Atletismo: El programa masculino de atletismo cuenta por primera vez sus 24 pruebas actuales gracias a la introducción del 20 km marcha.

COI: Al final de los Juegos, el 3 de agosto, el sueco Sigfried Edstroem pasa las riendas del COI al estadounidense Avery Brundage.

Melbourne 1956


Lugar: Melbourne.
Fechas: del 22 noviembre al 8 Diciembre 1956.
Participantes: 3184 (371mujeres).
Naciones: 67
Deportes: 16
Pruebas: 145
Medallas: 451.
Apertura: principe Philip, en representación de la reina de Inglaterra.
Último relevo de la antorcha: Ron Clarke (atletismo, Australia).
Llama encendida por: Ron Clarke
Juramento Olimpico: John Landy (atletismo, Australia).
Presidente del COI: Avery Brundage (Estados Unidos)
Prensa: 960.
El hemisferio sur acoge por primera vez a los Juegos olímpicos en 1956 en un período poco propicio a las grandes hazañas deportivas, del 22 de noviembre al 8 de diciembre, y sobre todo en un contexto internacional preocupante.

Los Juegos tendrán finalmente lugar pese al primer movimiento de boicoteo de la historia olímpica y la ruptura de la unidad de lugar con la programación de las pruebas ecuestres en Estocolmo.

La intervención francobritánica en el canal de Suez, el segundo conflicto israeloarabe, la violencia en África del Norte, pero sobre todo la intervención de los carros soviéticos en Budapest crea una gran incertidumbre sobre los Juegos.

La designación de Melbourne lleva a la primera violación de la carta olímpica sobre la unidad de lugar de los Juegos. La ley australiana impone una cuarentena de seis meses a todo caballo proveniente del extranjero. El COI decide en 1954 confiar a Estocolmo la organización de las pruebas de equitación.

Egipto, Irak y El Líbano se retiran en protesta por la guerra israeloarabe, y Holanda, España y Suiza boicotean los Juegos en protesta por la invasión soviética de Hungría. China popular, por su parte, decide el día antes de la apertura no participar debido a la presencia de Formosa. Con 99 medallas de las cuales 37 de oro, la URSS es la gran triunfadora de los Juegos delante de los Estados Unidos (74, 32).

Los estadounidenses dominan como previsto el atletismo con Bobby Morrow y a sus tres victorias en sprint. El soviético Wladimir Kuts (5000m y 10.000 m) y la australiana Betty Cuthbert (3 títulos en sprint) figuran también entre los más destacados participantes.

En boxeo, el húngaro Laszlo Papp gana su tercer título olímpico, mientras que en gimnasia, la soviética Larisa Latynina, comienza a los 21 años una brillante carrera que la llevará a obtener el récord de medallas de oro (9) y el récord de medallas (18) de la historia de los Juegos.

Delante de su propio público, los nadadores australianos se hacen con ocho medallas de las 13 en juego.

La tensión reinante en Hungría tras la intervención soviética se manifiesta cuando miembros del equipo de waterpolo soviético y húngaro se pelean en la piscina olímpica. 45 atletas húngaros pasan al Oeste tras los Juegos.

El gran momento

Los Juegos de Melbourne quedarán en la historia como los primeros Juegos que ocasionaron un boicoteo de ciertos países -seis en total- por razones políticas y la violación de la Carta olímpica sobre la unidad de lugar de los Juegos.

Por primera vez desde la renovación de los Juegos en 1896, la gran cita cuadrienal del deporte tiene que ser cortada en dos partes debido a la ley australiana que impone una cuarentena de seis meses a todo caballo que entra en Australia.

Cuando en 1949, el COI confía a Melbourne la organización de los Juegos de la XVIª Olimpiada tras cuatro vueltas de escrutinio y con un solo voto de ventaja sobre Buenos Aires, sus miembros ignoran que una ley prohibe la importación, incluso provisional, de caballos.

Los deportes ecuestres a Estocolmo

Tras numerosas tergiversaciones, el COI decide que las pruebas ecuestres tendrán lugar en Estocolmo del 10 al 17 de junio mientras que Melbourne acogerá como previsto al resto de los deportes del 22 de noviembre al 8 de diciembre.

La otra triste novedad de los primeros Juegos del hemisferio sur es el boicoteo de varios países por razones relativas a la preocupante situación internacional.

Los meses que preceden los Juegos Olímpicos son particularmente sombríos. El Medio Oriente es escenario a partir del 22 de octubre de la segunda guerra israeloarabe y de la intervención franco-británica sobre el canal de Suez. Y el 4 de noviembre, la revuelta húngara es reprimida noviembre de modo sangriento por los carros soviéticos y los 200,000 soldados del pacto de Varsovia.

La intervención de Avery Brundage

Tras haber pensado en retrasar las fechas de los Juegos, o incluso en anularlos, el COI lanza una llamada para poner fin a las presiones que, su nuevo presidente, Avery Brundage, estima inaceptables. "Cada persona civilizada mira con horror la salvaje masacre en Hungría, afirma, pero no es una razón para destruir el ideal de cooperación internacional y de buena voluntad que es la marca del Movimiento olímpico. Los Juegos Olímpicos son competiciones entre individuos, no entre naciones". Los Juegos tendrán finalmente lugar en las fechas fijadas inicialmente.

Sesenta y siete países acuden en Melbourne. Seis han decidido abstenerse. Egipto, el Líbano e Irak pretenden protestar así contra la intervención israelí en el Sinai. Holanda, Suiza y España lo hacen contra la intervención de los tanques soviéticos en Budapest.

El boicoteo de los Juegos será utilizado cada vez más en el futuro como un instrumento de política internacional por los países africanos (1976), por los países occidentales (1980) y por los del bloque del Este (1984).

China tampoco participará a los Juegos. Pekín decide retirarse de la competición un día antes de la ceremonia de apertura debido a la presencia de una delegación de Formosa. Israel por su parte envía una delegación reducida a tres deportistas: un atleta, un clavadista y una nadadora, debido a la llamada bajo filas de todos los hombres o mujeres de menos de 60 años.

La hazaña

Las pruebas de gimnasia de los Juegos de Melbourne dan lugar a un terrible duelo entre la jóven soviética Larysa Latynina y la veterana húngara Agnés Keleti, duelo al que la intervención soviética en Budapest da una intensidad aún más dramática.

Keleti se impone brillantemente en dos de los cuatro ejercicios individuales, las barras asimétricas y la barra de equilibrio. La soviética por su parte termina segunda en las asimétricas y cuarta en la barra de equilibrio. Pero en los ejercicios al suelo, Keleti debe compartir el oro con Latynina.

Un rotundo fracaso en el salto de potro, en donde la soviética termina primera con 18.733 puntos, le vale a la húngara la vigesimotercera plaza (18.133 puntos), y un déficit de 0.600 puntos con respecto a la soviética en la clasificación provisional del concurso individual.

El salto de potro será en definitiva el que le cueste la medalla de oro del concurso individual. En el total final, Latynina bate a la húngara por solamente 0.300 puntos (74.933 contra 74.633).

Keleti se consolará añadiendo dos días más tarde una cuarta medalla de oro en el concurso por equipos con aparatos portátiles, una prueba que no volverá a celebrarse después de Melbourne.

Latynina obtendrá ella también ese día un cuarto título, el del concurso por equipos. Las dos siguen siendo -junto a dos otras grandes figuras, la checa Vera Caslavska (1969) y la rumana Ecaterina Szabo (1984)- las únicas gimnastas en haber obtenido cuatro medallas de oro en unos mismos juegos.

Para Keleti, Melbourne será el canto del cisne. A sus 35 años decide, como muchos otros de sus compañeros de la delegación húngara, no volver a su país y terminará por instalarse en Israel. Entre 1952 y 1956 habrá obtenido cinco medallas de oro, tres de plata y dos de bronce.

Para Latynina, 21 años, al contrario, los Juegos de 1956 son el comienzo de una brillante carrera que le permitirá obtener el récord de medallas de oro (9) y el récord de medallas (18) de la historia de los Juegos.

Sabía usted que

Viaje: Para estos primeros Juegos disputados en el hemisferio sur, se necesitan tres días para ir de Londres a Melbourne en avión.

Países: Etiopía, Kenia, Liberia, Malaya, participan por primera vez a los Juegos.

Caballos: En 1952, una ley australiana impone una cuarentena de seis meses para los caballos extranjeros. El COI decide organizar las pruebas de equitación en Estocolmo por 25 votos contra 10 a favor de París.

Israel: Israel envía una delegación de tres deportistas: un atleta, un clavadista y una nadadora.

Boicoteo: Por razones diferentes, Holanda, Suiza, España, China, Egipto, Irak y el Líbano boicotean los Juegos.

Hungría: La delegación húngara es aclamada, mientras que el público se calla cuando pasa la delegación soviética.

Demostración: El fútbol australiano y el béisbol son deportes de demostración.

Finanzas: Los Juegos son financiados a 50% por el Commonwealth, 25% por el gobierno australiano y 25% por la ciudad de Melbourne.

Estadio: El estadio olímpico contiene unos 104.000 espectadores.

Prensa: 800 corresponsales de prensa son acreditados, 120 comentadores y 125 fotógrafos.

Entradas: Solamente 1,341,483 billetes de los 2,580,000 disponibles son vendidos.

Himno: Después de cada victoria alemana, del este o del oeste, no se toca el himno nacional del vencedor sino la novena sinfonía de Beethoven.

Récords: 16 récords del mundo son batidos durante los Juegos y dos otros igualados.

Tiempo: En natación aparece el cronometraje semiautomático.

Tres: El boxeador húngaro Laszlo Papp gana su tercera medalla de oro seguida en boxeo.

Disco: El estadounidense Al Oerter gana el lanzamiento de disco a los 20 años. Doce años más tarde, en México, ganará su cuarto título olímpico seguido.

Australia: En natación, Australia gana ocho medallas de oro de las 13 en Juego.

Mariposa: El estilo mariposa hace su aparición en los Juegos (200m para los caballeros, 100m para las damas).

Doblete: El sueco Lars Hall se convierte en el único atleta en ganar dos veces seguidas el pentatlón moderno (1952 y 1956).

Eléctrico: Aparece el florete eléctrico.

Homónimos: El boxeador húngaro Laszlo Papp, que gana en Melbourne su tercer título seguido de boxeo, tiene exactamente el mismo nombre que un medallista de plata en lucha grecorromana en los Juegos de 1928.

Roma 1960


Lugar: Roma.
Fechas: Del 25 de agosto al 11 de septiembre.
Participantes: 5,346 (610 mujeres).
Naciones: 83
Deportes: 17
Pruebas: 145
Medallas: 461.
Apertura: Giovanni Gronchi, presidente de la República italiana.
Último relevo de la antorcha: Giancarlo Peris (Italia, atletismo).
Llama encendida por: Giancarlo Peris
Juramento Olimpico: Adolfo Consolini (Italia, atletismo).
Presidente del COI: Avery Brundage (Estados Unidos)
Derechos de televisión: 1,178 millones de Dólares.
Prensa: 2,194.
Por primera vez, los Juegos se paran en Roma en 1960. Se franquea la barra de los 5.000 participantes de 83 países, otro récord.

A finales de los años 50, una multitud de países, en particular africanos, han ganado su independencia. Muchos de ellos participan por primera vez en Roma a unos Juegos, como Marruecos, Sudán, Túnez...

Las cuestiones diplomáticas empiezan a estar muy presentes: para Sudáfrica, los Juegos de Roma son los últimos Juegos en 32 años debido a su política de apartheid, mientras que China no compite tras haber abandonado el COI en 1958 debido a la cuestión de Formosa.

El impacto de los Juegos se ve multiplicado por su retransmisión en directo por Eurovisión con un total de 93 horas 40 minutos de programas.

La Ciudad eterna mezcla con éxito pasado y presente. La lucha tiene lugar en la basílica de Maxencio donde 2000 años antes habían tenido lugar competiciones similares. El maratón va del Capitolio hasta la Vía Apia.

Las victorias de Lee Calhoun (110m vallas), de Ralph Boston (salto en largo) y de Don Bragg (pértiga) no consiguen hacer olvidar el brutal retroceso de Estados Unidos en atletismo. En 1956, los Estados Unidos habían ganado 15 títulos sobre los 24 en juego. En Roma parten con solamente 9.

El alemán del oeste Armin Hary les priva del título del 100m y el italiano Livio Berruti del de los 200m, delante de un público en delirio. En medio fondo el neozelandés Peter Snell se impone en 800m y el australiano Herb Eliott gana el 1500m con nuevo un récord mundial (3:35.6).

Pero, el héroe de los Juegos es el etíope Abebe Bikila quien gana el maratón descalzo. Bikila es el primer negro africano en ganar una medalla de oro en los Juegos.

La estadounidense Wilma Rudolph gana tres medallas de oro, después de haber sido víctima de polio, doble neumonía y escarlatina cuando era niña. Sus victorias le valen el apodo de "gacela negra".

Un boxeador llamado Cassius Clay obtiene la medalla de oro de los pesos pesados, primera etapa de una carrera de leyenda.

El gran momento

Los Juegos de Roma marcan la verdadera entrada del dinero de la televisión en los Juegos Olímpicos, pero también y sobre todo en las finanzas del COI, aunque pocos son los que presienten que su llegada va a revolucionar para siempre la fisionomía del olimpismo.

El impacto de los Juegos se ve multiplicado por la retransmisión en directo a través de Eurovisión de las competiciones con un total de 93 horas 40 minutos de programas. 143 comentadores de 38 países y 223 técnicos son acreditados.

Los contratos de televisión pagados al comité de organización se elevan a 1.178.257 dólares. Es la primera vez que los Juegos son retransmitidos en los Estados Unidos y ABC paga 394.000 dólares por los derechos de televisión. Pero es necesario transportar los filmes por avión de Roma a Nueva York para poder retransmitirlos.

La televisión había hecho una primera aparición limitada en los Juegos de Berlín con un sistema de transmisión en circuito cerrado. Durante 16 días, 160.000 berlineses pagaron para poder asistir en directo, un poco como en un cine, delante de televisores repartidos en varios puntos de la capital alemana.

En 1948, la BBC paga unos 3000 dólares a los organizadores para los derechos de retransmisión. En un radio de 80 km alrededor de Londres, existían unos 50.000 televisores, pero se estima a 500.000 el número de personas que pudieron contemplar las 64 horas y 27 minutos de programas emitidos.

Cuatro años más tarde, los organizadores de los Juegos de Helsinki mantienen contactos con la cadena americana ABC que propone retransmitir en directo las competiciones. Pero con una condición: no pagar ningún gasto, lo que le vale una rotunda negativa de los organizadores. Por su parte, la BBC pagará a los organizadores una suma no revelada públicamente para poder filmar los Juegos de Helsinki.

Será solamente en 1956, cuando algunos miembros sugieran que el COI empiece a preocuparse de la cuestión del dinero de la televisión y no la deje exclusivamente a los comités de organización.

Durante la sesión del COI en Cortina d'Ampezzo (Italia) de 1956, el presidente de la época, el estadounidense Avery Brundage, afirma sin embargo: "el COI se las ha arreglado durante 60 años sin la televisión, y créanme, lo seguirá haciendo en los próximos 60". Un grave error de apreciación, aunque el mismo Brundage anuncia al mismo tiempo que tanto Squaw Valley como Roma, han sido informados que tendrán que pagar derechos al COI.

En sus conclusiones escritas, la sesión decide que "el COI tiene todos los derechos de ser bien pagado por las compañías de televisión", pero que "es necesario actuar con diplomacia". Sin embargo, el COI no recibirá ni un solo céntimo de los 50.000 dólares pagados en derechos de televisión por CBS. En efecto, el comité de organización de Squaw Valley decide unilateralmente dárselo todo al estado de California en compensación de los gastos consentidos.

Por su parte, Roma propone al COI darle 5% de los derechos con un mínimo garantizado de 50,000 dólares. Tras ciertas vacilaciones, el COI decide aceptar la propuesta. Pero muy rápidamente, abandonará su timidez inicial y reclamará una parte cada vez mayor del maná televisivo para asegurar su perenidad.

La hazaña

La imágen del etíope Abebe Bikila, vencedor del maratón de Roma con los pies descalzos, quedará para siempre grabada en letras de oro en la historia del Olimpismo.

Ese soldado de la guardia personal del emperador Haile Selassie de 28 años se convierte en el primer negro africano en subirse al más alto escalón del podio en unos Juegos.

Y lo hace además tras haber franqueado la línea de llegada en vencedor cerca del lugar en donde, 25 años atrás, el dictador Benito Mussolini había enviado sus tropas a conquistar Etiopía.

Bikila, que corre en Roma solamente su tercer maratón, vence estableciendo una nueva mejor marca mundial en 2:15.16.2, batiendo por un pelo la del soviético Sergi Popov (2.15:17).

Soldados italianos alumbran el recorrido con antorchas dándole a la carrera una atmósfera mágica. Miles de espectadores se amasan y tienen que ser contenidos para no interferir en la carrera.

Al cabo de 18 kilómetros de carrera, dos hombres han salido del pelotón: Bikila y el marroquí Rhadi Ben Abdesselem, uno de los favoritos, que había competido hasta la descolonización de su país bajo la bandera francesa.

Los dos hombres corren sin dignar hecharse una sola mirada. El marroquí está a la cabeza hasta el kilómetro 30, cuando Bikila acelera y lo pasa. A un kilómetro y medio de la llegada, delante del obelisco de Axum, robado por las tropas italianas durante la campaña de Etiopía, Bikila decide atacar y Rhadi no consigue seguirle.

El etíope cruza la llegada con 200 metros y 25 segundos de ventaja sobre su adversario marroquí, no sin haber debido evitar en los últimos metros a un motociclista italiano que ha conseguido infiltrarse en el recorrido con su "scooter".

Modesto, Bikila afirmará después de su victoria: "en la guardia imperial hay muchos otros corredores que hubieran podido ganar el maratón en vez de mí". Afirmación que será desmentida por su segunda victoria en Tokio cuatro años más tarde.

Anécdotas

Muerte: Los Juegos de Roma son escenario de una tragedia: la muerte de un ciclista danés de 21 años, Knut Eneberg-Jensen, durante el 100 km contrarreloj por equipos, víctima a la vez del dopaje y de una insolación. El danés es el segundo deportista en morir durante unos Juegos después del maratoniano portugués Francisco Lázaro en 1912.

Error: La final del 100m estilo libre se termina en la más grande confusión. De los tres jueces encargados de determinar la primera plaza, dos votan a favor del australiano John Devitt y uno del estadounidense Lance Larson. Pero los encargados de determinar la segunda plaza también votan a dos contra uno en favor de Devitt. El juez central decide darle la ventaja al australiano. Pero como su tiempo, según los árbitros, es de 55.2 y el de Larson es de 55.1, el juez principal decide modificar sus tiempos oficiales. Una foto de la llegada parece confirmar sin embargo la victoria de Larson. Durante cuatro años, los Estados Unidos intentarán en vano hacer anular la decisión. En Tokio, el cronometraje será totalmente electrónico y evitará que tales incidentes vuelvan a producirse.

África: El maratón se corre de noche. El etíope Abebe Bikila, soldado de la guardia del emperador Haile Sélassie, gana corriendo con los pies descalzos. Franquea la llegada en vencedor en el mismo lugar en donde, 25 años antes, el dictador Mussolini había enviado sus tropas a conquistar Etiopía.

Años: El esgrimista húngaro Aladar Gerevich, hace parte a sus 50 años del equipo húngaro que gana el título en sable. Gerevich gana así su décima medalla en unos Juegos Olímpicos, de las cuales siete son de oro. Entre la primera y la última han pasado 24 años. Su suegro Albert Bogen había ganado la plata para Austria en 1912 en sable por equipos, su mujer Eva Bogathy el bronce en florete individual en 1932 y su hijo ganará el bronce en 1972 y 1980 en sable individual. Otro esgrimista húngaro, Rudolf Karpati, conquista sus quinta y sexta medallas de oro en Roma al conquistar el título individual de sable y él por equipos.

Bendición: El papa bendice a miles de atletas antes de las competiciones durante una ceremonia en la plaza San Pedro. Juan XXIII asistirá a las semifinales de piragüismo desde las ventanas de su residencia de verano.

Polio: La negra estadounidense Wilma Rudolph, vencedora del 100m, había padecido en su infancia de la polio, de una doble neumonía y de la escarlatina, perdiendo el uso de su pierna izquierda. Rudolph, número 20 de una familia de 22 niños, ganará en Roma dos otras medallas de oro (200m y 4x100m).

Edad: Con su medalla de plata en jabalina, la checa Dana Zatopekova, la esposa de Emil Zatopek, se convierte a sus 37 años y 348 días en la más vieja medallista en una prueba de atletismo de la historia de los Juegos.

Basquetbol: Diez de los 12 miembros del equipo estadounidense de básquetbol que gana la medalla de oro frente a Brasil terminarán jugando como profesionales en la NBA. Entre ellos figuran Oscar Robertson, Jerry Lucas, Jerry West, Walt Bellamy y Terry Dischinger.

Seis: El kayakista sueco Gert Fredriksson gana su sexta medalla de oro y se convierte en el piragüista más medallado en la historia de los Juegos. De 1948 a 1960 el palmarés de Fredriksson es impresionante. 1948: K1 1000m y K1 10.000m, 1952: K1 1000m, 1956: K1 1000m y k1 10,000m, 1960: K2 1000m).

Vergüenza: La soviética Elvira Ozolina, que gana en Roma el concurso de jabalina, sentirá una humillación tan grande en 1964 al terminar solamente quinta que se rasurará totalmente la cabeza y rehusará esconderla bajo un pañuelo.

Terremoto: En la ceremonia de apertura, los chilenos desfilan con una bandera decorada de negro a causa del terrible terremoto que acaba de afectar al país.

Versátil: El levantador de pesas estadounidense de orígen japonés Tommy Kono obtiene la medalla de plata de los pesos medios. Kono, que había ganado el oro en 1952 en pesos ligeros y el oro en 1956 en los pesados ligeros, es el único en haber conseguido medallas olímpicas en tres categorías diferentes. Kono será además elegido Mister Universo dos veces.

Sabía usted que

Designación: Roma gana los Juegos por 35 votos a favor y 24 para Lausana. Las otras ciudades candidatas eran Detroit, Budapest, México, Bruselas y Tokio.

Finanzas: El comité de organización invierte 60.000 millones de liras para poder disponer de instalaciones al nivel.

Llama: La llama olímpica hace el viaje de Grecia a Italia a bordo del velero Americo Vespucci y desembarca en Siracusa (Sicilia).

Estadio: El estadio olímpico contiene 1.126 plazas reservadas a los periodistas.

Aeropuerto: El aeropuerto internacional de Fiumicino es construido especialmente para los Juegos.

Piscina: La temperatura del agua de la piscina olímpica oscila entre 22 y 24° gracias a un sistema de control automático.

Países: Ghana, Marruecos, Sudán, Túnez, San Marino, Taiwan y la República árabe unida (Unión política de Egipto y de Siria) participan por primera vez.

Abanderado: Por primera vez, el abanderado de la delegación estadounidense es un atleta negro, Rafer Johnson, que obtendrá la medalla de oro del decatlón.

Ausente: La China comunista que había salido del COI el 25 de agosto de 1958 está ausente.

Demostración: Los organizadores prefieren no integrar al programa ningún deporte de demostración.

Retraso: El presidente italiano Giovanni Gronchi llega a la ceremonia de apertura con seis minutos de retraso debido a los clásicos embotellamientos romanos.

Mujeres: El 800m femenino prohibido tras varios desmayos después de la llegada en 1928, vuelve a hacer su aparición en el programa olímpico.

Nocturno: El maratón es el primero en correrse de noche y en partir y llegar fuera del estadio olímpico.

Cuatro: El Danés Paul Elvstrom obtiene su cuarta medalla de oro seguida en vela en clase Finn.

Televisión: 17 países, miembros de Eurovisión, retransmiten las pruebas en directo con un total de 93 horas 40 minutos.

Velocidad: El atleta italiano Livio Berruti se convierte en el primer no norteamericano en ganar el 200m.

Televisión: ABC paga 394.000 dólares por los derechos de televisión estadounidenses. Pero es necesario transportar los filmes por avión antes de retransmitirlos.

Boxeo: Cassius Clay obtiene en Roma la primera gran victoria de su carrera.

Medallas: Las medallas ya no son dadas en un estuche, pero con un collar de bronce ornado de ramos de olivo.

Atletismo: Los primeros 100m del 800m se corren en corredores para evitar la confusión.

Taiwan: El taiwanés Yang Chuang-Kwang, segundo del decatlón, le da a su país su primera medalla olímpica.

Prensa: Se acreditan a 2.194 periodistas.

Madera: El velódromo es una maravilla: está construido sobre un parquete de madera importada de Camerún.

Hockey: Pakistán pone fin a la imbatibilidad de 30 años de la India en hockey sobre hierba.

Tokio 1964
Dawn Fraser

Lugar: Tokio.
Otras ciudades candidatas: Detroit, Viena, Bruselas
Fechas: Del 10 al 24 de octubre 1964.
Participantes: 5,140 (683 mujeres)
Naciones: 93
Deportes: 19
Pruebas: 163
Medallas: 504.
Apertura: Hiro-Hito, emperador del Japón.
Juramento: Takashi Ono (Japón, gimnasia).
Último relevo de la antorcha: Yoshinori Sakai (Japón, atletismo)
Llama encendida por: Yoshinori Sakai (Japón, atletismo)
Presidente del COI: Avery Brundage (USA)
Derechos de Televisión: 1,577 millones de Dólares
Prensa: 3,204.
Por primera vez, los Juegos llegan a Asia. La organización es perfecta. Pero renovar la ciudad de Tokio borrando las huellas de las destrucciones de la Segunda Guerra mundial costaría 990 millones de yens.

Símbolo del renacimiento del país, el último relevo de la antorcha olímpica es Yoshinori Sakaï, 19 años, nacido el día de la explosión de la bomba atómica en Hiroshima.

Tokio había sido designada en 1936 para acoger los Juegos de 1940, pero la capital japonesa había renunciado el año siguiente debido a su entrada en guerra con China. En 1959, la candidatura japonesa recoge 34 votos sobre 56.

Dos países importantes están ausentes: Sudáfrica excluida de los Juegos a causa del apartheid y China que desde 1956, y hasta 1984, preferirá que sus atletas no compitan al lado de los de Formosa.

Los japoneses, que dominan ese deporte, han insistido para que el judo figure en el programa. Su tenacidad será recompensada ya que sus competidores ganarán tres de las cuatro medallas en Juego. Pero pierden el título más importante, la categoría libre, en la que se impone el holandés Anton Geesink frente a Akio Kaminaga.
<BR< a y el México.

Don Schollander se convierte en el primer nadador en ganar cuatro medallas de oro en una Olimpiada, mientras que Dawn Fraser logra su tercer título consecutivo en 100m libres.

La soviética Larysa Latynina pierde el título de gimnasia en favor de la checoslovaca Vera Caslavska, pero gana otras seis medallas de oro que le dan un total de 18 (9 de oro, 5 de plata y 4 de bronce).

Por primera vez desde 1952, los Estados Unidos pasan delante de la URSS en el tablero final de medallas con 36 de oro contra 30.

El gran momento

El judoka holandés Anton Geesink provoca un verdadero drama nacional en Japón al imponerse en la categoría considerada como la más importante en ese país en donde las artes marciales son una pasión.

Cuando el COI decide aceptar al judo en el programa de los Juegos de Tokio, se trata más que nada de complacer al país organizador que domina sin discusión en ese deporte. Cuatro pruebas figuran en el programa: ligeros, medios, pesados y la categoría suprema, "todas categorías".

Los japoneses ganan los tres títulos subalternos. Pero en la última prueba, el público teme a un hombre en particular, un gigante holandés de 1,98m y de 118kg, campeón del mundo "todas categorías" en 1961.

Conforme el torneo va avanzando, los temores se van justificando cada vez más. En semifinales, Geesink se deshace del australiano Theodore Boronovskis en 12 segundos. Por su parte, el favorito de toda la nación japonesa, Akio Kaminaga, provoca la sensación en las repescas al establecer el récord del combate más rápido -un récord que durará 28 años- en 4 segundos.

El desequilibrio asesino

Todo está en su sitio para hacer de la final un duelo perfecto. Geesink, gran especialista del "desequilibrio asesino" utiliza una vez más armas poco habituales. Tras 9 minutos y 22 segundos, aprovecha su físico para inmovilizar a su adversario al suelo. El japonés para de respirar. Los treinta segundos reglamentarios pasan, significando el final del combate. El público japonés se levanta para ovacionar respetuosamente a Geesink y se vuelve a sentar para digerir la derrota.

Muchos japoneses presentes en el templo del judo del Budokan dejan ver algunas lágrimas. El combate tendrá un eco fantástico, proporcionado a las esperanzas que tenían los japoneses de ganar el título. Pero como todos los duelos, la vida continua, y Japón volverá a dominar de nuevo la disciplina durante los años venideros.

La hazaña

"Sabía que tenía que ganar o morir. Era la cosa más grande de mi vida y mi corazón batía muy fuerte al momento de la salida...". Antes de la final del 100m estilo libre de los Juegos de Tokio, la nadadora australiana Dawn Fraser sabe que la importancia de esta prueba va mucho más allá que la de una competición normal.

Fraser, que ya ha sido medalla de oro sobre la distancia en Melbourne y en Roma, llega a la capital japonesa con el objetivo de ganar un tercer título seguido, una hazaña jamás realizada en la historia de la natación. Sin embargo, las condiciones no son las mejores.

El 29 de febrero, mejora su propio récord del mundo en 58.9, récord que durará siete años siendo batido por Shane Gould. Pero dos semanas después la nadadora, quien es la única en haber pasado debajo del minuto, tiene un terrible accidente de automóvil en el cual muere su madre y que la deja gravemente herida. Fraser quedará psicológicamente marcada tras el drama por ser ella la que conducía el auto.

Durante un mes y medio tendrá que llevar una minerva que le impide entrenarse. Pero el deporte va a permitirle olvidar el accidente. Siete meses más tarde, a sus 27 años, llega a Tokio con una excelente preparación. En series, iguala su récord olímpico (1:00.6) y en semifinales pasa debajo del minuto (59.9).

En la final, se le ve una sola rival, la estadounidense Sharon Stouder. Tras una excelente salida de Fraser, la californiana de 15 años efectua une expléndida remontada a los 70 metros. Pero en un último esfuerzo la australiana consigue tocar la meta la primera en 59.5, mientras que Stouder se convierte en la segunda mujer debajo del minuto (59.9).

Más tarde, la turbulenta australiana hará hablar de sí una vez más al ser arrestada por la policía japonesa por complicidad en el robo de la bandera olímpica del palacio imperial. La intervención del emperador le evitará que la cosa valla más lejos. Su federación toma el incidente con menos filosofía y la suspende durante diez años poniendo fin a la carrera de una de las más grandes nadadoras de la historia olímpica con cuatro títulos olímpicos y cuatro medallas de plata.

Anécdotas

Rápido: El judoka filipino Thomas Ong llega a Tokio lleno de esperanzas. Pero en su primer combate es derrotado al cabo de seis segundos y en la repesca el futuro finalista Akio Kaminaga no le deja tiempo alguno para saborear su estancia en Japón al batirle en cuatro segundos. Un récord que durará 28 años.

Símbolo: El mástil del estadio olímpico, sobre el cual ondea la bandera olímpica, mide exáctamente 15.21m que corresponden al salto del japonés Mikio Oda en los Juegos de Amsterdam en 1928. El saltador de triple había sido el primer asiático en ganar una medalla de oro olímpica.

Interpretes: Para facilitar las relaciones entre atletas se contrata a 904 interpretes. Cada uno es capaz de hablar una de las cuatro lenguas más usuales entre los atletas: inglés, francés, alemán o ruso.

Prensa: Los organizadores publican un diario de la Villa Olímpica: diez números son publicados a 5.000 ejemplares cada uno del 15 de septiembre al 25 de octubre. La actualidad deportiva y los chusmeríos son comentados en tres lenguas, inglés, francés y japonés.

Venganza: Descalificado por irregularidades durante su combate, el boxeador peso pluma español Valentín Loren se venga del árbitro húngaro Gyorgy Sermer y le da un puñetazo en la cara. La Federación internacional de boxeo amateur le prohibirá volver a subirse sobre un ring.

Sentada: El boxeador surcoreano Choh Dong-Kih, descalificado por mantener la cabeza demasiado baja, se queda sentado sobre un taburete en el ring durante 51 minutos. En 1988, su compatriota Byun Jong-Il batirá ese récord por 16 minutos.

Show: Durante la ceremonia de apertura, el 10 de octubre, dos jefes de orquesta, Matsumoto y Katayama, dirigen el uno después del otro a unos 560 músicos y 350 coristas. Unos 12.000 globos multicolores hinflados con helio se elevan en el aire seguidos por unas 8.000 palomas. Tres salvas de cañón resuenan, mientras que cinco aviones de caza de las fuerzas de defensa japonesas dibujan los anillos olímpicos en el cielo.

Profesor: Cuando se enteran que su profesor de matemáticas va a intentar calificarse para los 400m de los Juegos Olímpicos, los alumnos de un colegio de Los Angeles se muestran más que escépticos. Pero Mike Larrabee conseguirá calificarse para la prueba y además la ganará. Pocos hubieran apostado por ese corredor de 30 años. En sexta posición a mitad de carrera, sigue lejos a la salida de la curba. Pero gracias a un tremendo finish, remonta uno a uno a sus adversarios y se impone en 45.1 delante de Wendell Mottley (45.2) de Trinidad. Se convierte además en el primer blanco en ganar este título en 32 años.

Vértigo: El medallista de bronce de saltos, el estadounidense Larry Andreasen, realizará algunos años más tarde otra hazaña. En 1988, a sus 42 años, salta de lo alto de un puente californiano de 48,5m. Pensaba batir el récord mundial, pero este era en realidad de 53 metros. A falta de récord, Andreasen tendrá que conformarse con una arrestación.

Controversia: Al término del 100m estilo libre de natación, ganado por el estadounidense Don Schollander, nace una polémica sobre la medalla de bronce. Los jueces pese al cronometraje oficial al 1/100 de segundo no consiguen desempatar al alemán Hans-Joachim Klein y al estadounidense Gary Ilman. Tras 35 minutos de discusión, deciden tomar en cuenta el tiempo (no oficial) al 1/1000 de segundo. Klein obtiene así la medalla con un tiempo oficial idéntico al de Ilman.

Récords: En la final del 100m espalda, seis de las ocho nadadoras poseen o han poseído un récord del mundo sobre diferentes distancias, Cathy Ferguson (1ª), Christine Caron (2ª), Virginia Duenkel (3ª), Satoko Tanaka, Linda Ludgrove y Jill Norfolk.

Interés: Japón se muestra particularmente generoso con la Federación surcoreana de voleibol al ofrecerle 1 millón de yens para que envíe a un equipo a los Juegos. Esa generosidad no es sin embargo totalmente desinteresada. Tras la retirada de Corea del Norte se necesitaba un equipo para obtener los seis necesarios afín que el torneo de voleibol tuvieran lugar. demás, Japón era el favorito indiscutible. Como previsto el oro fue al equipo local.

Casamentero: Tras la victoria japonesa en el torneo de voleibol, la capitana Masae Kasai, de 34 años de edad, es invitada por el Primer ministro Eisaku Sato. Durante la entrevista confiesa que la difícil preparación y la competición no le han permitido encontrar hasta ahora marido. Sato promete ayudarla y le hace conocer a Kazuo Nakamura con el que se casará.

Broma: Algunos días después de haber ganado su tercera medalla de oro olímpica sobre 100m estilo libre, la australiana Dawn Fraser vuelve a encontrarse en primera plana. Con unos amigos decide volver a su país con un "recuerdo" y robar la bandera olímpica que ondea sobre el palacio imperial. Pero Fraser es sorprendida por la policía mientras vigila los alrededores. Deberá al propio emperador el no ser inquietada por la justicia japonesa. El Emperador Hiro Hito le ofrece además la bandera como regalo. Fraser rehusará denunciar a sus compañeros. La Federación australiana de natación la suspenderá por diez años "por su conducta incalificable y deshonranble para Australia".

Sabía usted que

ignación:ignada en 1936 para los Juegos de 1940, Tokio, se había desistido a causa de la guerra con China.

Asia: Es la primera vez que el continente asiático organiza los Juegos.

Votos: En 1959, la capital japonesa recibe 34 votos sobre 56 y se impone frente a Bruselas, Detroit y Viena.

Finanzas: Tokio gasta 990 millones de yens para poner sus infraestructuras al nivel.

Novedades: El judo y el voleibol son los dos nuevos deportes de los Juegos. Desaparecen el tiro al arco y el balonmano.

Tiempo: El cronometraje al 1/100º de segundo se vuelve oficial.

Natación: Unas placas sensibles se instalan a la llegada en las piscinas para cronometrar el tiempo con mayor exactitud.

Villa: La Villa Olímpica puede acoger 7.000 personas. Los organizadores ponen bicicletas a la disposición de los atletas para facilitar sus desplazamientos.

Televisión: Aparece la cámara lenta en la televisión.

Países: Numerosos países recientemente independientes participan por primera vez a los Juegos. Los nuevos venidos son Argelia, Camerún, Senegal, Chad, Madagascar, Costa de Marfil, la República popular del Congo, Rhodesia del Norte, Malí, la República dominicana, Niger, Mongolia, Nepal y Tanganika.

Exclusión: Africa del Sur ha sido excluida a causa del apartheid.

Llama: El jóven que enciende la llama olímpica, Yoshinori Sakaï, nació el 6 de agosto de 1945, el día de la explosión de la bomba atómica sobre Hiroshima.

Entradas: Se venden 2 millones de billetes.

Dopaje: La Unión ciclista internacional efectúa un control antidopaje después del 100 Km contrarreloj por equipos.

Pista: Por última vez, las pruebas de atletismo se disputan sobre una pista recubierta de cenizas.

México 1968
Bob Bamon

Lugar: México.
Otras ciudades candidatas: Detroit, Lyon, Buenos Aires
Fechas: Del 12 al 27 de octubre 1968.
Mascota: Un Jaguar rojo sin nombre.
Participantes: 5,330 (781 mujeres)
Naciones: 112
Deportes: 18
Pruebas: 172
Medallas: 527.
Apertura: Gustavo Díaz Ordaz, Presidente de la República Mexicana.
Juramento: Juán Garrido Lugo (atletismo).
Último relevo de la antorcha: Enriqueta Basilio S. (atletismo)
Llama encendida por: Enriqueta Basilio S. (atletismo)
Presidente del COI: Avery Brundage (USA)
Derechos de Televisión: 9,75 millones de Dólares
Prensa: 2,249.
En el año del mayo francés de los estudiantes, de los asesinatos de Robert Kennedy y Martin Luther King, y de la entrada de los tanques soviéticos en Praga, la ola de movimientos juveniles contestatarios que recorre el mundo llega a México y miles de jóvenes en las calles pidiendo libertad y democracia.

El 2 de octubre, a unos días de la inauguración de los Juegos Olímpicos de México, el Ejército y la policía reprimen violentamente a unos 10.000 estudiantes concentrados en Tlatelolco, con un saldo de 300 muertos según las organizaciones estudiantiles y la prensa extranjera.

Los Juegos, los primeros en ser organizados en un país en vías de desarrollo, se abren bajo una importante protección armada.

Por primera vez los Juegos tienen lugar en una ciudad situada en altura, el cronometraje es exclusivamente electrónico y la pista de atletismo es de tartán en vez de ceniza. Otra novedad, los primeros controles antidopaje hacen su aparición así como los primeros controles de feminidad.

Caen los récords sobre las distancias cortas: 100m, 200m y 400m con los negros americanos Jim Hines (quien antes de los Juegos se había convertido en el primer hombre en pasar debajo de los 10 segundos), Tommie Smith y Lee Evans. Para protestar contra el racismo en Estados Unidos, "Jet" Smith, vencedor sobre 200m, y John Carlos, tercero, bajan la cabeza y levantan sus puños durante el himno estadounidense. Serán expulsados por su comité olímpico.

El estadounidense Dick Fosbury gana el salto en alto con un peculiar estilo que será adoptado por otros atletas y el lanzador de disco Al Oerter se convierte en el primer hombre en ganar cuatro medallas de oro en la misma especialidad.

Pero la mayor hazaña la realiza Bob Beamon el 18 de octubre con un salto de 8m90 instaurando un récord del mundo mítico que durará 23 años. Otra heroína en México es la gimnasta checoslovaca Vera Caslavska que cautiva a la multitud ganando cuatro medallas de oro.

El gran momento

Cuando los tres atletas vencedores en la final del 200m de los Juegos de México suben al podio para recibir sus medallas, los espectadores tienen los ojos fijados sobre Tommie Smith. Al recorrer la distancia en 19.83, el estadounidense ha establecido un nuevo récord del mundo delante del australiano Peter Norman y otro estadounidense John Carlos.

Si la carrera quedará como una buena memoria deportiva, la ceremonia de medallas va a marcar la Historia olímpica.

Cuando los atletas llegan al pie del podio, los espectadores se dan cuenta que los dos estadounidenses llevan un guante negro en una mano, sus zapatos en la otra y tienen una insignia sobre los "Derechos civiles" encima del chandal, insignia que el australiano también lleva por solidaridad.

Y mientras resuena el himno estadounidense y sube la bandera de los Estados Unidos hacia el cielo, los dos corredores negros, en calcetines, levantan el puño, copiando el saludo del "Black Power". Protestan contra las desigualdades raciales en su país.

Con su gesto quieren significar que las ideas de libertad inscritas en el himno estadounidense sólo valen para aquellos que tienen la piel blanca.

Carlos explica a los periodistas: "Después de mi victoria, los Estados Unidos blancos dirán que soy estadounidense, pero si yo no hubiese sido bueno, me habrían tratado de negro". Los oficiales de la delegación estadounidense se sintieron ofendidos por el comportamiento de los dos atletas. El Comité olímpico internacional hizo saber inmediatamente saber que Smith y Jones serían sancionados.

Por su parte, la delegación estadounidense reaccionó al cabo de 48 horas suspendiendo a los dos hombres y expulsándoles de la Villa olímpica.

Al día siguiente, en solidaridad, los tres estadounidenses negros Lee Evans, G. Lawrence James y Ronald Freeman saludaron a los espectadores con el puño cerrado y una boina negra sobre la cabeza.

La opinión pública internacional consideró el gesto de Smith y Carlos con cierta simpatía. Pero cuando retornaron a los Estados Unidos, la acogida no fue del todo la misma.

Durante largos meses, los dos rebeldes intentaron sin éxito encontrar un trabajo digno del nombre mientras veían sus matrimonios deshacerse.

Finalmente, en 1972, Smith encontró un puesto de entrenador en el Oberlin College (Ohio). Seis años más tarde, creó en Santa Mónica (California) un programa de ayuda para los jóvenes de los ghettos.

En cuanto a Carlos, la historia dió un curioso vuelco para él cuando en febrero de 1982, el Comité de organización de Los Angeles le pidió promocionar los Juegos de 1984 en los ghettos negros de la ciudad.

La hazaña

"No pises (la plastilina), no pises". Dientes apretados y puños cerrados, Bob Beamon intenta alentarse en este viernes 18 de octubre 1968 poco antes de las 15h40 sobre la pista de impulso del salto en longitud en el estadio Azteca de México.

El estadounidense no sabe que el salto que va a seguir será una de las más grandes y bellas hazañas de la historia del atletismo. Bajo el cielo llovido y borrascoso va a "volar" 8,90 metros antes de aterrizar sobre la arena.

Los finalistas del salto en largo son 17. Los tres medallistas de los Juegos de Tokio cuatro años antes, el británico Lynn Davies, el estadounidense Ralph Boston y el soviético Igor Ter-Ovanesián, están presentes. Pero el favorito de la competición es Bob Beamon. Beamon ya ha tomado parte en 23 competiciones en la temporada. Ha ganado 22. Su única derrota, la ha conocido en sala.

El día antes de la final, durante las calificaciones, Beamon casi fracasa lamentablemente al pisar la plastilina de la tabla de impulso en sus dos primeros ensayos. Antes del tercer salto, Ralph Boston, medalla de plata en Tokio en 1964, se le acerca, le aconseja de relajarse y mover sus marcas unos centímetros más atrás. Beamon se califica fácilmente.

El día de la final, Beamon es el cuarto atleta en lanzarse para el primer intento. Los tres atletas que han saltado antes que él han hecho salto nulo. Al borde de la pista, Boston le alienta: "Vamos Bob, haznos un gran salto". Beamon empieza su carrera de impulso. Gracias a un viento favorable de 2 metros por segundo, exáctamente al límite autorizado, la carrera de Beamon es rápida -9.5 sobre 100 yardas (90 metros). Su apoyo es perfecto y despega, piernas plegadas y brazos abiertos. Parece como si no fuera a volver a tocar tierra. Pero finalmente aterriza.

Los oficiales son los primeros en darse cuenta de que algo grande acaba de ocurrir delante de sus ojos. El raíl del sofisticado aparato óptico de medida es demasiado corto y tienen que utilizar una cinta métrica metálica para calcular el salto. Uno de ellos se acerca a Beamon y le murmura "Formidable, formidable".

Algunos segundos más tarde, 3 números mágicos aparecen sobre el tablero luminoso bajo del número 254 del dorsal de Beamon: "8,90". 8 metros y 90 centímetros! El récord del mundo ha sido pulverizado, machacado, ridiculizado. Beamon lo ha sobrepasado de 55 cm. El público apenas lo puede creer. ¡Beamon tampoco!. Como no maneja perfectamente el sistema métrico, tarda un tiempo en comprender lo que esos tres números significan, pero termina por correr hacia Boston para abrazarlo.

Ter-Ovanesián se vuelve hacia Davies y le dice "Comparados con su salto, somos unos niñitos". Mientras tanto, Beamon, en estado de choque, se desploma de rodillas sobre la pista y se pone a llorar.

Anécdotas

Dopaje: Por primera vez, se organiza un control antidopaje diario. Un total de 50 tests por día en cinco pruebas. Además, la orina de los seis primeros de cada prueba individual es analizada. En total, 667 atletas son controlados, de los cuales solo uno es positivo, el sueco Hans-Gunnar Liljenvall, un pentatloniano al que se le encuentran trazas de alcohol.

Negros: Les ocho finalistas del 100m masculino son negros. Jim Hines, primer hombre cronometrado debajo de los 10 segundos, gana la carrera en 9.95, nuevo récord mundial, considerado más rápido que el 9.9 cronometrado manualmente que le había valido el récord anterior en las semifinales del campeonato universitario estadounidense.

África: Naftali Temu, vencedor sobre 10.000m, es el primer keniano en ganar una medalla de oro. También es la primera vez en la historia que tres africanos ocupan las tres plazas de un podio olímpico, el del 10.000m.

Récords: Algunos comentadores atribuyen la lluvia de récords a irregularidades cometidas por los oficiales mexicanos en la lectura de los instrumentos de medida de velocidad del viento. Notan por ejemplo que el viento era exáctamente de 2 metros por segundo durante el intento de Bob Beamon que dió lugar al récord del mundo, así como en el 200m femenino ganado por la polaca Irena Szwezinska (nuevo récord del mundo en 22.58) o en triple salto donde Nelson Prudencio y Viktor Saneiev baten sucesivamente el récord de la disciplina hasta la victoria del soviético sobre el brasileño con 17,29m. 2m/s es el límite máximo aceptado para homologar un récord. Pero la aparición del tartán sobre las pistas de atletismo es también otra buena explicación.

Sexo: Bob Beamon realiza la hazaña de los Juegos en el salto de longitud. Sin embargo, en la tanda de calificación Beamon ha fallado sus dos primeros intentos, pero se califica por los pelos gracias a un último intento. Esa misma noche, según ciertos biógrafos, Beamon -por primera vez de esa carrera- hace el amor antes de una competición importante. Lleno de remordimientos, queda convencido de que ha dejado pasar la ocasión de su vida y que nunca será campeón olímpico. Pero al día siguiente el estadounidense logra un salto de 8,90m en su primer intento, mejorando el récord del mundo de 55cm. Su récord quedará inscrito hasta 1991 en los Campeonatos del mundo de Tokio, donde otro estadounidense, Mike Powell, salta 8,95m.

"El Tibio": Un jóven mexicano de 17 años, Felipe Muñoz, apodado "El Tibio", porque su padre es de Aguascalientes y su madre de Río Frío, le da a su país su primera medalla de oro 10 días después del comienzo de los Juegos con su victoria en 200m mariposa. En la final, "El Tibio" consigue remontar a cuatro nadadores que están delante de él a la vuelta de los 100m para batir en los últimos metros al favorito soviético Vladimir Kosinsky delante de unos 8000 espectadores en delirio. Muñoz, nacido en la ciudad de México el 3 de febrero de 1951, se corona campeón centroamericano de 1970 a 1973, subcampeón panamericano en 1971, subcampeón All American en 1972 y 1973, siempre sobre 200m mariposa. Es miembro del Salón de la Fama Mundial de Natación y en 1996 recibe en Atlanta la Orden Olímpica de Plata.

Gimnasia y política: La gimnasta checoslovaca Vera Caslavska ganadora de la medalla de oro individual cuatro años antes- firma en abril 1968 un manifiesto que critica abiertamente en abril 1968 la intromisión soviética en los asuntos de su país. Cuando los tanques soviéticos entran en Praga el 21 de agosto, se esconde en un pequeño pueblo de montaña tras haber sido advertida que corre el riesgo de ser arrestada. Pero sigue pese a todo entrenándose a los ejercicios de barras en los árboles y a los del suelo en un prado. Finalmente se la autoriza a acudir a México, donde añade cuatro medallas de oro y dos de plata a sus tres oros y una plata de Tokio. Sobre la barra de equilibrio, Caslavska obtiene un 9,6, pero la insistencia del público, que grita su nombre durante 10 minutos, obliga a los jueces a pasar su nota a 9,8. Después de la competición, Caslavska se casa un compatriota, Josef Odlozil: primero con una ceremonia civil en la residencia del embajador checoslovaco, y luego en una ceremonia religiosa católica. Tras la caída del gobierno comunista en 1989, Caslavska será elegida miembro del Comité olímpico internacional.

Del podio a la prisión: El etíope Mamo Wolde vencedor del maratón, miembro de la guardia del emperador Haile Selassie, será arrestado en 1992 y puesto en prisión acusado en el marco de los grandes juicios contra la "Terror roja" impuesta por el régimen comunista de Mengistu Haile Mariam. Siete años más tarde, Wolde seguía en prisión.

Sabía usted que

Tartán: El tartán reemplaza a la ceniza sobre las pistas de atletismo de los Juegos, un factor que puede explicar en parte la lluvia de récords en las pruebas de velocidad.

Represión: 10 días antes de la apertura de los Juegos, una manifestación de estudiantes es severamente reprimida dejando más de 300 cadáveres en las calles de la capital mexicana, según fuentes estudiantiles.

Apertura: La ceremonia de apertura, el 12 de octubre de 1968 en el estadio Azteca, es seguida por 110.000 espectadores.

Mujeres: Antes de la competición, los médicos controlan, por primera vez en unos Juegos, a todas las atletas femeninas para verificar que se trata efectivamente de mujeres.

Altura: México se sitúa a más de 2.200 m de altura y el oxígeno presente es inferior de 30% al presente al nivel del mar. Su designación provoca una polémica por esa razón.

Negra: La negra estadounidense Wyoma Tyus se convierte en el primer atleta, hombre o mujer, en ganar un 100m dos veces seguidas en unos Juegos. Establece además un nuevo récord del mundo en 11.08.

Flop: En altura, el estadounidense Richard "Dick" Fosbury crea la sensación saltando con la espalda vuelta frente a la barra. Se corona campeón olímpico con un salto de 2,24m.

Alemanias: Por primera vez desde la partición de Alemania, la RFA y la RDA participan a los Juegos bajo una bandera diferente y un himno diferente.

Familia: El vice campeón olímpico del 100m, el jamaicano Lennox Miller, es el padre de Inger Miller. La jóven será campeona olímpica con el relevo 4x100m estadounidense en Atlanta y campeona del mundo del 200m en Sevilla 1999 (2ª del 100m).

Ausentes: África del Sur y China no son invitadas a los Juegos.

Llama: La llama olímpica es encendida por una mujer, la campeona mexicana de atletismo especialista del 400m, Enriqueta Basilio. Es la primera mujer en hacerlo.

Televisión: 500 millones de telespectadores siguen los Juegos.

Deportes: En 1968, México cuenta con 147 terrenos de fútbol, 135 canchas de baloncesto, más de 40 piscinas olímpicas, 26 gimnasios y 4 pistas de atletismo...

Campeón: En boxeo, un futuro campeón del mundo gana el título olímpico de los pesos pesados, el estadounidense George Foreman.

Dopaje: Por primera vez, se organiza un control antidopaje diario. Uno solo atleta es positivo, el sueco Hans-Gunnar Liljenvall, un pentatloniano al que se le encuentran trazas de alcohol, considerado como sustancia prohibida.

Munich 1972
Mark Spitz

Lugar: Munich.
Fechas: Del 26 de Agosto al 11 de Septiembre de 1972.
Otras ciudades candidatas: Detroit, Montreal y Madrid
Mascota: Waldi, el teckel.
Participantes: 7.123 (1.058 mujeres)
Naciones: 121
Deportes: 21
Deportes de demostración: Badmintón, esquí acuático
Pruebas: 195
Medallas: 600.
Apertura: Gustav Heineman, presidente federal de Alemania del Oeste.
Juramento: Heidi Schuller (Alemania, atletismo).
Último relevo de la antorcha: Gunther Zahn (Alemania, atletismo)
Llama encendida por: Gunther Zahn (Alemania, atletismo)
Presidente del COI: Avery Brundage (USA)
Derechos de Televisión: 17, 62 millones de Dólares
Prensa: 4,587.
Los Juegos de Munich son los primeros del gigantismo: 122 naciones y 7.894 atletas -un nuevo récord- se dan cita en la capital de Baviera. Los organizadores quieren borrar el terrible recuerdo de los Juegos de Berlín y su utilización como instrumento de propaganda política por los nazis, 36 años antes.

Pero seis días antes de la clausura de los Juegos, a la mañana del 5 de septiembre, un grupo de palestinos en armas de la organización "Septiembre negro" toma rehenes a nueve miembros de la delegación israelita en la misma Villa Olímpica. El grupo exige la liberación de 200 palestinos prisioneros en Israel.

Los Juegos son suspendidos mientras comienzan las negociaciones entre los palestinos y las autoridades alemanas. Pero al comienzo de la noche una terrible noticia estalla. Todos los rehenes han muerto después de una tentativa fallida de la policía alemana para liberarlos, sobre un aeropuerto al cual habían sido llevados por helicóptero. En total, 18 personas, de los cuales cinco palestinos, pierden la vida. El día siguiente, tras 24 horas de interrupción, el COI organiza una ceremonia fúnebre a la memoria de las víctimas inocentes delante de 80.000 personas. El presidente del COI Avery Brundage lanza la frase: "The Games must go on" (Los Juegos deben continuar).

Al nivel deportivo, los Juegos van a marcar el nacimiento de una leyenda: el estadounidense Mark Spitz gana siete medallas de oro en natación, en siete carreras (100 y 200m libre, 100 y 200m mariposa papillon, relevos 4x100m y 4x200m libre, y 4x100m 4 estilos) y bate otros tantos récords. Algo que nadie igualará.

Las pruebas de atletismo marcan un bajón de los Estados Unidos con seis títulos solamente contra 15 en México. Valery Borzov, futuro ministro de Deportes de Ucrania, logra un doblete en las pruebas de velocidad (100m y 200m).

Los estadounidenses no consiguen concretizar su potencial de medallas, como su equipo de baloncesto imbatido hasta la final en donde pierde frente a la URSS tras un fin de partido confuso y dramático. Los soviéticos ganan 50 títulos contra 33 a los estadounidenses.

El gran momento

Los Juegos de Munich son el escenario de uno de los más sangrientos capítulos de la historia olímpica. En la mañana del 5 de septiembre 1972 a las 04h25 locales, un comando de ocho palestinos de la organización "Septiembre Negro" consigue introducirse en la Villa Olímpica, gracias a complicidades exteriores, e irrumpe en el pabellón 31, el de la delegación israelita, situada en la Connollystrasse.

Dos israelianos son asesinados y otros nueve tomados rehenes. Los terroristas exigen la liberación de 200 miembros de su movimiento, prisioneros en Israel. Amenazan con ejecutar a dos rehenes cada hora si no obtienen satisfacción.

Competiciones suspendidas

Durante la mañana, se publica un comunicado conjunto firmado por Willi Daume, presidente del comité de organización, y por Avery Brundage, el presidente del COI: "La paz ha sido quebrada por un asesinato cometido por terroristas criminales. El mundo civilizado condena este crimen bárbaro. En signo de profundo respeto por las víctimas y de simpatía por los rehenes aún detenidos las competiciones deportivas de esta tarde serán suspendidas".

La Villa Olímpica es rodeada por unos 4.000 policías y las competiciones son suspendidas por primera vez en la historia de los Juegos. Las autoridades israelitas no ceden a las exigencias del comando. Las negociaciones se prolongan entre el comando y la policía de Munich.

Al anochecer, la policía convence al comando de partir con los rehenes en un Boeing de la Lufthansa para el Cairo. Dos helicópteros parten de la Villa olímpica con los ocho palestinos y sus nueve rehenes hacia el aeropuerto militar de Furstenfeldbruck, a unos 30 kilómetros de Munich.

18 muertos

El drama tendrá lugar unos segundos después de la llegada de los helicópteros al aeropuerto. La policía lanza el asalto. En el tiroteo mueren los nueve rehenes, cinco de los palestinos, además de un policía y un piloto de helicóptero alemanes.

La toma de rehenes hará un total de 18 muertos. Un terrible balance que crea el estupor en el mundo entero tras treinta horas de angustia.

Los tres palestinos supervivientes son arrestados. Serán liberados tras el secuestro de un avión el 29 de octubre de 1972. El dirigente palestino Abú Daud reconocerá en 1995, por primera vez en un capítulo de sus memorias, intitulado "Munich, la verdad", su responsabilidad en el atentado. La idea había surgido en junio de 1972 y Abú Daud había sido encargado de la preparación y de la supervisión de la operación en la misma ciudad de Munich.

Al día siguiente, tras 24 horas de suspensión de las pruebas, el COI organiza una ceremonia en memoria de las víctimas inocentes. Delante de una multitud de 80.000 personas, Brundage lanza una frase que se volverá célebre: "The Games must go on" (los Juegos deben continuar).

Las competiciones vuelven a comenzar pero sin gran entusiasmo ni convicción. Y la tragedia pone además un punto de interrogación sobre el futuro de los Juegos.

In memoriam

Los muertos israelianos (dos luchadores, dos levantadores de pesas, un atleta, dos árbitros y cuatro entrenadores): Mark Slavin (18 años), Elizer Halfin (24 años), David Berger (28 años), Zeev Friedman (28 años), Yaacov Springer (52 años), Yossef Gootfreund (40 años), Kehat Shoor (53 años), André Spiter (30 años), Amitzour Shapiro (30 años), muertos en el tiroteo en el aeropuerto. Moshe Weinberg y Yossef Romano habían sido asesinados en su habitación en la mañana.

La hazaña

Mark Spitz realiza en la piscina de Munich la hazaña más increíble de la natación y sin duda del olimpismo. En siete días, el estadounidense gana siete medallas de oro y establece siete récords del mundo en siete pruebas.

Tras un relativo fracaso en México (dos títulos en relevos, una medalla de plata y otra de bronce), Spitz decide entrenarse muy fuerte durante cuatro años para olvidar esa decepción. Llega a Munich a los más alto de su forma hasta el punto que no consigue decidirse entre las pruebas de estilo libre y las de mariposa. Finalmente decide alinearse en todas las pruebas para las cuales se ha calificado. Su tarea más difícil será arreglarse con los horarios de las series y semifinales. Un horario bastante cargado.

La ola dorada

El 28 de agosto, comienza por la prueba en la cual había fracasado en México (8º), el 200m mariposa. Gracias a su potencia se impone con más de dos segundos de ventaja sobre su compatriota Gary Hall. Robin Backhaus completa el triunfo estadounidense. Spitz sale del agua y levanta el brazo en signo de victoria. Pocas horas más tarde, gana con el relevo estadounidense el 4x100m libre, batiendo el récord del mundo por más de dos segundos.

Al día siguiente se impone sobre 200m libre delante de su compatriota John Naber. Pero esa victoria hubiera podido significar el fin de su aventura. Al momento de la ceremonia de medallas, Spitz, en signo de alegría, levanta sus zapatos hacia el cielo. Pero el COI, particularmente atento en esa época a toda posible publicidad hecha por los atletas a marcas deportivas, convoca al nadador para pedirle explicaciones. Su testimonio basta para probar

Su buena fe.

La racha va a prolongarse. Spitz domina el 100m mariposa. En 54.27, bate al canadiense Bruce Robertson de cerca de 1.3. Una hora después participa a la victoria del relevo estadounidense del 4x200m libre.

Orgulloso y revanchista

Tras esa ola dorada, los especialistas están convencidos de que Spitz no irá más lejos. Es mal conocer a ese hombre orgulloso y revanchista.

El 2 de septiembre, se impone en la prueba reina, el 100m libre. Spitz no era el favorito en esa final. Había sido batido en series y en semifinales por el australiano Mike Wenden. Pero a mitad de carrera, sus siete adversarios ya saben quienes van a ser el vencedor: Los últimos metros de carrera son el punto fuerte de Spitz. Más tarde, Spitz concluye su hazaña con una inevitable victoria en los relevos 4x100m cuatro estilos.

Como para confirmar que lo único que buscaba en Munich era tomarse una revancha sobre los Juegos de México, Spitz anuncia al día siguiente que pone fin a su carrera.

Anécdotas

Natación: Los Juegos de Munich son los Juegos de la natación y los de Mark Spitz (7 medallas de oro y otros tantos récords del mundo en 7 pruebas). La australiana Shane Gould consigue por su parte 3 medallas de oro. Por primera vez, la Unión soviética consigue un total de medallas superior al de los Estados Unidos (99 contra 94).

Casualidad: Las instalaciones olímpicas son construidas exáctamente en el lugar en donde, antes de la guerra, se encontraba un aeropuerto. En este aeropuerto, el francés Daladier y el británico Chamberlain habían aterrizado antes de su encuentro con Hitler y Mussolini, y la firma de los infamantes acuerdos de Munich.

In memoriam: Mark Slavin (18 años), Elizer Halfin (24 años), David Berger (28 años), Zeev Friedman (28 años), Yaacov Springer (52 años), Yossef Gootfreund (40 años), Kehat Shoor (53 años), André Spiter (30 años), Amitzour Shapiro (30 años), Moshe Weinberg y Yossef Romano: son los once israelianos matados durante la toma de rehenes.

Reconversión: Después de los Juegos el estadio olímpico, con su magnífico techo suspendido de lona translúcida de 75 000 m², será el futuro escenario de las hazañas del club de fútbol Bayern Munich.

Innovaciones: Los Juegos de Munich ven el fin del cronometraje manual. El cronometraje electrónico es confiado a la firma alemana Junghans para el atletismo y al suizo Longines para la natación. Todas las pruebas benefician de cámaras para el foto-finish, aparecen los starting-blocks sobre railes para el sprint, un nuevo aparato para medir los saltos y en natación las plataformas con detectores de presión para calcular el tiempo.

Respeto: Durante la ceremonia protocolaria del 400m, el campeón olímpico, el estadounidense Vincent Matthews, y su segundo y compatriota Wayne Collett adoptan una actitud particularmente poco respetuosa. Los dos hombres hablan durante el himno estadounidense y se agitan. Apenas bajado del podio, Matthews se quita la medalla. El COI y la Federación estadounidense de atletismo deciden excluirlos a los dos de todas otras eventuales competiciones olímpicas a las que podrían participar.

Hermanos: En lucha libre, los estadounidenses John y Ben Peterson se acumulan una bella colección de medallas en dos olimpiadas. En Munich, Ben es campeón olímpico en semipesados y John, su hermano mayor, es medalla de plata en los medios. En Montreal, las plazas serán invertidas. Ben obtendrá la plata y John el oro.

Dopaje: 2.078 atletas son controlados durante los Juegos. Siete positivos serán detectados: dos ciclistas, dos levantadores de pesas, un judoka, un jugador de básquetbol y un nadador. En cuatro ocasiones el producto detectado es la efedrina.

Boicot: Ante las amenazas de boicot de varios países de África negra, apoyados por los negros estadounidenses, de las Antillas, de Pakistán y de Yugoslavia, el COI decide retirar su invitación a Rhodesia, una ex-colonia británica independiente desde 1965.

Retraso: Mientras se dirigen al estadio olímpico para disputar los cuartos de final del 100m, los tres estadounidenses Robert Taylor, Eddie Hart y Rey Robinson, se dan cuenta por la televisión que las pruebas ya han comenzado. Se dirigen lo más rápidamente posible hacia el estadio junto a su entrenador, que se ha equivocado de horarios. Pero será demasiado tarde para Hart y Robinson. Solamente Taylor llegará a tiempo para su carrera, el tercer cuarto de final. Finalmente ganará la plata detrás del soviético Valery Borzov.

Cambios: La pértiga conoce curiosos cambios de reglamento antes de los Juegos por parte de la Federación internacional de atletismo (FIAA). El 25 de julio, un mes solamente antes del comienzo de las pruebas, la FIAA decide prohibir el nuevo modelo de pértigas utilizado por los perchistas, en particular por los favoritos. Después de cuatro semanas de polémica, la FIAA cambia su decisión el 27 de agosto a tres días del comienzo de las calificaciones y autoriza a los atletas a entrenarse con sus pértigas habituales. Pero en la noche del 30 de agosto, nuevo cambio: la FIAA vuelve a prohibir las pértigas de nuevo modelo. Los responsables de la FIAA confiscan todos los modelos ilegales. El ganador será el alemán del Este Wolfgang Nordwig. Se impone delante de uno de los únicos favoritos en haber podido reacostumbrarse a las pértigas viejo modelo, el estadounidense Robert Seagren.

Tensión: La final del torneo de básquetbol entre los Estados Unidos y la URSS se termina de manera extremadamente confusa y dramática. Los Estadounidenses piensan haber ganado con la marca de 50-49 al silbato final. Pero los jueces de la mesa de marcación añaden tres segundos de juego sin que ello cambie cosa alguna al resultado. Los soviéticos exigen que se jueguen los tres segundos restantes y Alexander Belov encesta y da la victoria a su equipo (51-50). Los estadounidenses, furiosos, rehusarán recibir su medalla de plata.

Sabía usted que

Designación: El COI elige a Munich como sede de los Juegos el 26 de agosto de 1966.

Pasado: La XXª olimpiada vuelve a Alemania 36 años después de los Juegos de Berlín pero los organizadores pretenden que estos Juegos sean un anti-Berlín.

Candidatos: La capital de Bavaria es preferida a Montreal (Canadá), Madrid y Detroit (Estados Unidos).

Villa: La Villa olímpica acoge a 16.000 personas.

Entradas: A la víspera de la apertura, 3 millones de entradas sobre los 3,8 millones disponibles ya han sido vendidas.

Televisión: Unos 850 millones de telespectadores siguen los Juegos por la televisión.

Programas: Unas 400 horas de programas son ofrecidas a los telespectadores.

Tiempo: Los Juegos marcan el fin definitivo del cronómetro. A partir de entonces, todas las pruebas beneficiarán de cámaras electrónicas de fotofinish.

Juramento: Una mujer pronuncia el juramento olímpico por primera vez en la historia de los Juegos, la atleta alemana Heidi Schuller.

Película: 10 grandes directores realizan una película sobre los Juegos entre ellos figuran el francés Claude Lelouch y el Checoslovaco Milos Forman.

Retorno: El judo -tras una primera aparición en 1964- y el tiro al arco desaparecido desde 1920- vuelven a los Juegos. El balonmano también se vuelve deporte olímpico pero bajo su forma actual en vez de jugarse a 11 en exteriores como en Berlín.

Demostración: Dos deportes figuran en demostración: el badminton y el esquí náutico.

Países: Albania, Gabón, Corea del Norte, Lesotho, Malawi, Arabia saudita, Somalia, Swazilandia, Togo y Alto Volta participan por primera vez en Munich a unos Juegos.

Montreal 1976
Nadia Comaneci

Lugar: Montreal.
Fechas: Del 17 de Julio al 1 de Agosto de 1976.
Otras ciudades candidatas: Detroit, Montreal y Madrid
Mascota: Amik, el castor
Participantes: 6,028 (1.248 mujeres)
Naciones: 92
Deportes: 21
Pruebas: 197
Medallas: 613.
Apertura: Elizabeth II, reina de Inglaterra
Juramento: Pierre Saint-Jean (halterofilia)
Último relevo de la antorcha: Sandra Henderson (Canadá anglófono, atletismo) y Stephane Prefontaine (Canadá francófono, atletismo).
Llama encendida por: Sandra Henderson (atletismo) y Stephane Prefontaine (atletismo).
Presidente del COI: Lord Michaël Killanin (Irlanda).
Derechos de Televisión: 34,862 millones de Dólares
Prensa: 3,223.
Tras haber sobrevivido a una tentativa de boicot y a la tragedia de Munich, el COI espera un renacimiento de los Juegos cuando otorga los Juegos de 1976 a Montreal. La desilusión será grande. Las instalaciones, que han costado particularmente caro están listas solamente al último minuto, cuando lo están.

Justo después de la ceremonia de apertura, 22 países africanos se retiran por no haber obtenido del COI la exclusión de Nueva Zelanda cuya selección de rugby ha realizado una gira en África del Sur, país del Apartheid.

En el ámbito deportivo, la olimpiada es más bien una buena cosecha, sin ser excepcional. El cubano Alberto Juantorena (400 m y 800 m), el finlandés Lasse Viren (5000m y 10.000m, como en Munich), el francés Guy Drut, primer europeo vencedor sobre 110m vallas, y el decatloniano estadounidense Bruce Jenner son los atletas triunfadores.

Juantorena es en el primer hombre en ganar 400m y 800m desde el neoyorquino Paul Pilgrim, en unos juegos de 1906 que no fueron oficiales. Doce de los trece eventos de natación masculina son ganados por estadounidenses, y las alemanas orientales por su parte ganan once de las trece pruebas femeninas.

Kornelia Ender, que había ganado tres medallas de plata cuando tenía 13 años en Munich, gana dos medallas de oro, batiendo su récord de 100 metros libres por décima vez en la final.

La rumana Nadia Comaneci es sin embargo la estrella de los Juegos. Pese a no poseer el encanto y la gracia de Olga Korbut, se convierte a sus 14 años en la primera gimnasta en lograr un 10 en las barras asimétricas. Al final de los Juegos, la gimnasta obtendrá un total de siete "10".

Si el Comité de organización anuncia un beneficio de 223 millones de dólares, la ciudad queda endeudada hasta el año 2000. Unos quince años después, los ex-organizadores reconocerán que la operación fue positiva para Montreal, pero solamente a largo plazo.

El gran momento

Antes del comienzo de los Juegos, los organizadores tienen que afrontar numerosas dificultades. Financieras primero, con la inflación de los costes de las instalaciones conforme se acerca la ceremonia de apertura. Políticas también, con la oposición canadiense que no cesa de polémica con Jean Drapeau, el alcalde de Montreal. Pero la más grave será el boicoteo de la casi totalidad de los países africanos.

Por medio de Julius Nyerere, presidente de Tanzania, exigen a partir del 3 de julio que el COI excluya a Nueva Zelanda. La razón de lo que aparece como un chantaje es la gira del equipo neozelandés de rugby en África del Sur que practica una política de Apartheid racial.

El COI se ve sorprendido por la amenaza de boicoteo, ya que por un parte el rugby no es un deporte olímpico y por otra, África del Sur no participa a los Juegos desde 1964. 22 países se van.

El 15 de julio, 16 comités nacionales africanos reclaman oficialmente la exclusión de Nueva Zelanda. El COI rehusa. Veintidós países decidirán finalmente abandonar Montreal el 17 de julio.

Solamente Senegal y Costa de Marfil se quedan en Canadá. Egipto, Camerún, Marruecos y Túnez, participan a algunas pruebas antes de hacer las maletas. Otro boicoteo se había decidido algunos días antes del comienzo de los Juegos. Canadá, que no reconoce a Taiwán, no deja entrar a los atletas de ese país. Tras presiones del COI, el gobierno canadiense cambia de parecer y autoriza la delegación de Taiwán a acudir pero solamente bajo el nombre de República de China. Los Taiwaneses rehusan y se quedan en su isla.

El primer boicoteo de envergadura de los Juegos prefigura movimientos semejantes, todas debidas a razones políticas, en 1980 y 1984, y en menor grado en 1988. La "toma en rehén" del deporte muestra paradójicamente que el barón Pierre de Coubertin ha triunfado. Efectivamente, los dirigentes políticos comienzan a considerar los Juegos como suficientemente importantes para utilizarlos a fines políticos.

La hazaña

De lo alto de su metro y cincuenta y cinco centímetros y de sus cuarenta kilos, una jovencita con coletas negras fascina a 500 millones de telespectadores durante los Juegos de Montreal. Nadia Comaneci está al punto de entrar en el panteón olímpico.

Pese a sus 14 años, la rumana posee una sólida experiencia de la gimnasia y se entrena tres horas por día desde la edad de 6 años. Con sus tres medallas de oro y una de plata obtenidas en los Campeonatos de Europa unos meses más temprano, su regularidad y su dominio hacen de ella una de las pretendientes al oro en Montreal junto a las estrellas soviéticas inalcanzables en los últimos años.

Durante la competición, Comaneci va a encantar al público, pero sobre todo al jurado. Los jueces le atribuirán en siete ocasiones, la nota máxima de "10", nunca atribuida hasta entonces.

En las barras asimétricas, realiza una actuación suntuosa, que termina con una voltereta con media vuelta. Obtiene 20 sobre 20, es decir cuatro veces la nota máxima. 7 veces "10".

La rumana ni se para a mirar el tablero electrónico tan segura está de su éxito. Para colmo, la máquina no ha sido programada para una tal nota. Apenas terminado el ejercicio en asimétricas, vuelve a concentrarse para afrontar al ejercicio más difícil de todos, la barra sueca. Sobre ese aparato de 10cm de ancho, Comaneci parece pasearse y obtiene un 19,95.

Los dos otros aparatos le serán menos favorables, pero poco importa. Una cuarta plaza en salto de potro, el primer ejercicio de la jornada, y una medalla de bronce al suelo para concluir el día le bastan para ganar el concurso general. Su nota global de 79,275 sobre 80 le da un márgen impresionante.

Sus adversarias pasan al segundo plano. La soviética Nelli Kim, pese a dos "10" y una segunda plaza en la clasificación general, se ve totalmente eclipsada. Al igual que su compatriota Ludmila Turischeva, medalla de bronce. Las dos incapaces de esconder su decepción llorarán en público.

De un golpe de barita mágica, la pequeña niña de Moldavia ha reinventado la gimnasia femenina.

Anécdotas

Trampa: Boris Onischenko, un oficial del Ejército Rojo, supera al sargento británico Jim Fox en pentatlón moderno pero se descubre que el soviético marcaba en esgrima sin tocar a nadie. Onischenko había metido un cable en su espada y el ruso hacía sonar un tocado cuando quería.

Reválida: El soviético Vassily Alexeyev, invicto entre 1970 y 1978, tiempo durante el cual bate 79 récords mundiales, revalida su título de los super pesados en halterofilia.

Gigante: El baloncesto femenino entra por vez primera y el equipo soviético, imbatido en torneos internacionales desde 1958, gana el título con la gigantesca Uliana Seminova como máxima encestadora. Volverá a serlo en Moscú cuatro años más tarde.

10: La estrella de los Juegos es rumana y se llama Nadia Comaneci. Tiene 14 años y medio. Gana tres medallas de oro tras haber obtenido notas de 10 sobre 10 en siete ocasiones. Es la primera gimnasta en obtener la nota perfecta.

Boicoteo: Horas entes de la ceremonia de apertura, los países africanos (menos Senegal y Costa de Marfil) hacen las maletas. Protestan contra la presencia de Nueva Zelanda que ha enviado un equipo de rugby en gira en África del Sur, pese al apartheid. 16 países se irán antes de haber comenzado las pruebas. Egipto, Marruecos, Camerún y Túnez se retiran después de haber alineado a algunos atletas. Más tarde el Líbano e Irak se unirán al movimiento.

Torre: Una gran torre de 18 pisos, alta de 168,40m, debe culminar a 70 metros en la Villa Olímpica. Solamente llegará a la mita de su altura prevista y habrá que esperar 1987 para que sea terminada.

Ovación: Pese a numerosas polémicas que han nacido entre la designación de Montreal en 1970 y la ceremonia de apertura el 17 de julio de 1976, las 70.000 personas presentes en los graderíos reservan una ovación de cinco minutos al alcalde de Montreal, Jean Drapeau.

Hermanos: Michael y Leon Spinks ganan cada uno una medalla de oro en boxeo. A los 20 años, Michael se impone en los pesos medios disputando solamente dos combates (gracias a dos abandonos). En semipesados, Leon gana el título diez minutos después de su hermano.

Boda: La Alemana del Este Kornelia Ender, quien gana cuatro títulos olímpicos en Montreal (100m y 200m estilo libre, 100m mariposa y relevos 4X100m), y su compatriota Roland Matthes, múltiple medallista entre 1968 y 1976 (8 medallas de las cuales 4 de oro) se casan dos meses antes de los Juegos. La pareja divorciará algunos años más tarde.

Seductor: El luchador soviético Levan Tediatchvili, cuatro años después de su victoria en los pesos medios gana en los pesados ligeros. Permanece imbatido desde 1971. Estudiante en derecho y viticultor, Tediatchvili tiene por costumbre de buscar la mirada de una jóven en las tribunas y de hacerle un guiño antes de tirar al suelo a su adversario.

Vecinos: El francés Guy Drut, que gana el 110m vallas nació en el mismo pequeño pueblo francés de Oignies, en la misma calle y en la casa de enfrente de otro gran atleta francés, Michel Jazy.

Paternal: El húngaro Miklos Nemeth gana el lanzamiento de jabalina estableciendo un nuevo récord mundial (94,58m). Su madre tiene una doble razón de estar satisfecha. Su marido Imre Nemeth, el padre de Miklos, había hecho lo mismo en 1948. Se trata del único caso en que padre e hijo son campeones olímpicos de atletismo.

Sabía usted que

Finanzas: Los habitantes de Montreal se endeudan hasta el año 2000 para organizar los Juegos.

Retraso: El espléndido estadio olímpico no está totalmente terminado el día de la ceremonia de apertura.

Programa: Ningún nuevo deporte hace su aparición en Montreal.

Realeza: La princesa Anne, hija de la reina Elizabeth II de Inglaterra participa sin éxito en las pruebas de concurso completo.

Ovación: El día de la ceremonia de apertura los 70.000 espectadores presentes ovacionan durante cinco minutos al alcalde de Montreal, Jean Drapeau, principal responsable de la candidatura de la ciudad.

Designación: El COI designa a Montreal el 12 de mayo de 1970.

Coste: La construcción de la Villa olímpica cuesta finalmente unos 95 millones de dólares, tres veces más de lo previsto.

Televisión: Mil millones de telespectadores siguen los Juegos.

Seguridad: Cuatro años después de la tragedia de Munich la seguridad es una de las grandes prioridades de los organizadores: 16.000 policías y soldados protegen a los atletas y a las instalaciones.

Países: Andorra y Antigua son los únicos países en hacer su primera aparición en los Juegos de Montreal.

Doblete: El cubano Alberto Juantorena realiza el primer doblete 400m y 800m de la historia de los Juegos.

Dopaje: Se efectúan unos 2000 controles antidopaje que detectan 11 positivos de los cuales 8 levantadores de pesas, la mayoría con esteroides.

Primero: El francés Guy Drut gana el 110 m vallas. Es el primer europeo de la historia olímpica y el primer no estadounidense desde 1928 en imponerse en la prueba.

Natación: El estadounidense Jim Montgomery pasa debajo de los 50 segundos en el 100m estilo libre (49"99).

Remo: De las 14 medallas de oro puestas en juego en remo, la RDA gana 9.

Dominio: Los levantadores de pesas soviéticos ganan 7 de los 9 títulos.

Medallas: La URSS gana 125 medallas (49 de oro) contra 94 (34 de oro) para los Estados Unidos que terminan terceros. La RDA es segunda con sus 90 medallas (40 de oro). Decepción: Por primera vez de la historia, el país organizador no gana ningún título y tiene que contentarse con 11 medallas (5 de plata y 6 de bronce).

Tres: El italiano Klaus Dibasi gana su tercera medalla de oro seguida en clavados desde plataforma (1968, 1972 y 1976).

Moscú 1980
Teófilo Stevenson

Lugar: Moscú.
Fechas: Del 19 de Julio al 3 de Agosto de 1980.
Otras ciudades candidatas: Los Ángeles
Mascota: Misha, el osito
Participantes: 5,217 (1.125 mujeres)
Naciones: 80
Deportes: 21
Pruebas: 202
Medallas: 631.
Apertura: Leonid Brejnev, presidente del Soviet supremo de la URSS
Juramento: Nikolaï Andrianov (URSS, gimnasia)
Último relevo de la antorcha: Viktor Saneiev (URSS, atletismo)
Llama encendida por: Sergueï Belov (URSS, básquetbol).
Presidente del COI: Lord Michael Killanin (Gran Bretaña).
Derechos de Televisión: 87,984 millones de Dólares
Prensa: 7,629.
Cuando el 23 de octubre de 1974 Moscú es designada para acoger los Juegos Olímpicos de 1980, el COI no puede prever las dificultades que tendrá que afrontar a pocos meses del comienzo de la competición.

La palabra boicoteo será la más pronunciada en Moscú, una vez más después de los Juegos de 1976, debido a la ausencia de Estados Unidos y de numerosos otros países.

El presidente estadounidense Jimmy Carter ha lanzado un boicoteo a causa de la invasión soviética de Afganistán en 1979. 28 países siguen el movimiento que afectará principalmente a la natación, la equitación y la vela.

La capital soviética ha preparado unos Juegos grandiosos durante cinco años. Todo está hecho para dar una imágen positiva del comunismo. Instalaciones deportivas de las más modernas son construidas, mientras que las ya existente, como el estadio Lenin, son modernizadas.

Dada la ausencia de gran número de atletas de primer plano, el nivel de las competiciones, disputadas bajo un clima de poca deportividad, es dudoso pese a los 36 récords del mundo batidos. El británico Sebastián Coe pierde el primer asalto de la esperada batalla de la media distancia con su compatriota Steve Ovett, en 800 metros, pero pone fin a una racha de 42 victorias de su rival sobre 1500 metros.

En el salto con pértiga, el polaco Wladyslaw Kozakiewicz hace callar los silbidos de los aficionados soviéticos con un récord mundial que le vale el oro. Tras su salto de la victoria, se permite un corte de manga en dirección del público soviético.

El cubano Teófilo Stevenson iguala el récord de tres medallas de oro en boxeo del húngaro Laszlo Papp, al ganar el título del peso superpesado.

El ruso Vladimir Salnikov gana tres títulos en natación (400m libre, 1500m libre y relevos 4x200m libre) y rompe la mítica barrera de los 15 minutos en los 1500 metros libre.

Pero la hazaña de los Juegos la realiza el gimnasta ruso Alexander Ditiatin quien bate el récord del número de medallas ganadas en unos mismos Juegos de verano con un total de ocho (tres de oro, cuatro de plata y una de bronce). Se convierte además el primer hombre en obtener la nota perfecta "10" en los Juegos.

El gran momento

El 27 de diciembre 1979, la URSS invade Afganistán para apoyar al golpe de estado del comunista Babrak Karmal. El 19 de julio de 1980, el jefe de estado soviético, Leonid Brejnev, inaugura los Juegos Olímpicos pese a la ausencia de unos 60 países que boicotean la competición para protestar contra la intervención soviética.

Entre esas dos fechas han transcurrido varios meses de intensas negociaciones, de polémicas y de debates que una vez más han hecho tambalear la obra del barón De Coubertin.

En esta época en la que la guerra fría sigue presente, los Estados Unidos son los primeros en indignarse. Washington utiliza el boicoteo como un arma de negociación. El 20 de enero, el presidente Jimmy Carter lanza un ultimátum al Kremlin. "Si dentro de un mes al máximo, sus tropas no han evacuado Afganistán, el equipo olímpico estadounidense no irá a Moscú y pediremos a los otros países que se abstengan también".

Dos días más tarde, los soviéticos deportan al disidente Andreï Sakharov, acentuando el furor de los Estados Unidos.

El canciller alemán Helmut Schmidt decide seguir el ejemplo de los Estados Unidos, al igual que la China que ha reintegrado el COI el 19 de noviembre de 1979.

Grecia propone reemplazar a Moscú pero la proposición no es aceptada por Lord Killanin quien intenta colmatar las brechas hasta el último momento. El presidente del COI mantiene conversaciones con Leonid Brejnev en Moscú y obtiene concesiones a comienzos del mes de mayo.

Estas concesiones, puramente simbólicas, pero exigidas por los Occidentales, salvan probablemente a los Juegos: los equipos podrán abstenerse de participar a la ceremonia de apertura, los que lo desearán podrán desfilar detrás de la bandera olímpica y durante la ceremonia de medallas la bandera y el himno olímpicos podrán ser utilizadas en vez de los del país vencedor.

En muchos países el boicoteo de los Juegos es un tema polémico. Francia deja entera libertad al Comité nacional olímpico francés (CNOSF) y a las federaciones. El CNOSF acepta la invitación de Moscú. Pero las federaciones de equitación, de vela y de tiro se abstienen. 10 de las 21 federaciones acudirán, pero sin bandera y sin Marsellesa.

En Gran-Bretaña, el Comité nacional olímpico decide ir en contra del Primer ministro Margaret Thatcher y mandar a una delegación, al igual que los Australianos.

El 12 de abril, el Comité olímpico estadounidense (USOC) vota a más del 60 de sus miembros a favor del boicot. El 25 de abril, Canadá, Japón y Corea del Sur deciden no ir a Moscú. Por su parte 29 países musulmanes se unen al boicot ya que consideran la intervención en Afganistán como una agresión antiislamica.

Pese a esfuerzos de última hora de Lord Killanin que se desplaza a Washington, unos 60 países boicotean los Juegos de Moscú.

Si el boicoteo de 1976 era sobre todo la protesta de un continente, África, recientemente integrado al COI, el de 1980 sella definitivamente la entrada del COI y del olimpismo en el terreno político. Los políticos de todos los países, incluso los de las más grandes potencias, consideran los Juegos como un medio de presión política. Nada sorprendente que cuatro años más tarde, la URSS y sus países satélites decidan estar ausentes de unos Juegos que se desarrollan en país enemigo.

La hazaña

Antes de los Juegos de 1980, la Hada de Montreal, la rumana Nadia Comaneci, había causado sensación al convertirse en la primera mujer en recibir la nota perfecta, el "10", en barras asimétricas y en barra sueca.

Sin embargo, en Moscú, el ruso de 22 años, Alexander Ditiatin consigue el primer "10" masculino en unos Juegos y establece al mismo tiempo el récord del más grande número de medallas olímpicas en una misma edición con un total de ocho (tres de oro, cuatro de plata y una de bronce).

En Moscú, cuatro "10" son atribuidos a otros tantos atletas: Stoyan Deltchev (Bulgaria) en anillos, Alexander Tkachiov (URSS) en barra horizontal, Zoltan Magyar (Hungría) y Michael Nikolai (RDA) en potro con arcos.

La aparente razón de su éxito es una regularidad a toda prueba. Inhabitualmente alto para un gimnasta (1,74m), Ditiatin es un especialista de los anillos.

Cuarto en el concurso individual de Montreal, había pasado la primera parte de su carrera a la sombra de su compatriota Nikolai Andrianov, medalla de oro en 1976.

En Moscú, sobrepasa al maestro en el concurso general, y obtiene las primeras plazas en los anillos y en el salto de potro. Con sus segundas plazas en barra fija y en barras paralelas, y terceras en potro con arcos y en suelo, Ditiatin gana el título individual.

Por equipos, Ditiatin ganará el oro, así como en los anillos. La barra fija, las barras paralelas, el salto de potro y el potro con arcos le valdrán la plata. Y los ejercicios sobre suelo, el bronce.

Gracias a su determinación y a su duro trabajo, y pese a no haber podido defender su título en Los Angeles, debido al boicot soviético, Ditiatin habrá marcado con su huella la historia de la gimnasia masculina y su récord permanece imbatido.

Anécdotas

Boicoteo: Los Estados Unidos llaman al boicoteo de los Juegos de Moscú para protestar contra la invasión de Afganistán por las tropas soviéticas en 1979. Alemania federal, Canadá, Japón y unos 60 países siguen a los Estados Unidos. Grecia irá hasta proponer organizar los Juegos en vez de Moscú.

Libertad: El comité olímpico francés deja por su parte la libertad a cada atleta y a cada federación de elegir si participa o no. Pero no habrá bandera o himno francés. Finalmente Francia estará presente en 10 deportes de los 21.

Nacionalidades: Angelo Parisi presenta la peculiaridad de haber ganado cuatro medallas olímpicas entre 1972 y 1984 con dos pasaportes diferentes. Nacido en Italia, Parisi toma la doble nacionalidad italobritánica ya que vive en Londres desde la edad de 3 años. En 1972, obtiene la medalla de bronce todas categorías bajo los colores ingleses. En 1975, conoce a una francesa con la que se casa y aprovecha para obtener la nacionalidad francesa. Se convierte en 1980 en el primer francés campeón olímpico de judo en la categoría de los pesados y añade la plata en todas categorías. En 1984, se contentará de la plata en los pesados.

Seguridad: Durante los Juegos, se moviliza a 200.000 miembros de la milicia, contra los 50.000 habituales. 165 calles de la ciudad son reservadas a la circulación olímpica. Miembros de la disidencia política y religiosa son enviados fuera de Moscú durante los Juegos. Otros son internados en campos de trabajo o incluso en instituciones psiquiátricas.

Banderas: Durante la ceremonia de clausura, la tradición no es respetada. La costumbre quiere que la bandera del país que acoge los Juegos flote al lado de la de Grecia y de la del país que acogerá los Juegos. Los Estados Unidos rehusan que su bandera flote al lado de la soviética, pero aceptan que sea reemplazada por la de Los Angeles, que acogerá los Juegos de 1984.

Mangas: El concurso de salto de pértiga va a inmortalizar una imágen. La del vencedor polaco Wladyslaw Kozakiewicz. Con un salto de 5,78m, bate a los favoritos franceses y soviéticos, pese a los silbatos hostiles del público moscovita que acompañan cada uno de sus saltos. Justo después del salto que le dará la victoria, cuando se encuentra aun sobre la colchoneta, Kozakiewicz se levanta y, con una inmensa sonrisa, le hace un corte de mangas al público. La foto dará la vuelta al mundo.

Podios: La participación de algunos países sin su bandera o su himno da lugar a escenas curiosas. Durante la ceremonia de medallas de la persecución ciclista, se toca el himno olímpico mientras que tres banderas olímpicas flotan para recompensar al suizo Robert Dill-Bundi, al francés Alain Bondue y al danés Hans-Henrik Oersted.

Sabía usted que

Designación: El COI había designado a Moscú el 23 de octubre de 1974 delante de Los Angeles.

Afganistán: En la ceremonia de apertura, 65 delegaciones desfilan detrás de la bandera de su país y 16 detrás de la bandera olímpica en protesta por la invasión de Afganistán.

Coste: El presupuesto de la organización es de 9 billones de dólares.

Seguridad: Durante los Juegos, se moviliza a 200.000 miembros de la milicia moscovita, contra los 50.000 habituales.

Televisión: La red de televisión estadounidense NBC había comprado los derechos de retransmisión por 87 millones de dólares. Tras la decisión de boicot estadounidense, NBC renuncia a retransmitir la competición pero recupera 90% de la suma gracias a una póliza de seguros suscrita con la Lloyds de Londres.

Boicoteo: Otra empresa estadounidense, Coca-Cola, se une al boicoteo y decide no patrocinar los Juegos.

Niños: Todos los moscovitas de 7 a 15 años han sido evacuados de la capital durante los Juegos.

Dominio: La URSS gana 195 (80 de oro). Con su satélite, la RDA, obtienen más del 50% del total de las medallas.

Dopaje: Curiosamente, ningún caso de dopaje es revelado sobre los 1.646 controles, de los cuales 831 para los esteroides anabolizantes.

Récords: Se baten un total de 36 récords del mundo durante los Juegos de Moscú.

Perfección: El gimnasta soviético Alexandre Didiatin, que gana ocho medallas en las ocho pruebas a las que participa (3 de oro, 4 de plata y una de bronce) es el primer hombre en obtener la nota de 10 en unos Juegos.

Los Ángeles 1984
Carl lewis

Lugar: Los Ángeles.
Fechas: Del 28 de Julio al ?? de Agosto de 1984.
Mascota: Sam, el Águila
Participantes: 6,797 (1.567 mujeres)
Naciones: 140
Deportes: 21
Pruebas: 220
Medallas: 688.
Apertura: Ronald Reagan, presidente de los Estados Unidos.
Juramento: Edwin Moses (USA, campeón olímpico del 400m vallas en 1976.
Último relevo de la antorcha: Bill Thorpe y Gina Hemphil, nieto y nieta de los legendarios Jim Thorpe y Jesse Owens.
Llama encendida por: Rafer Johnson (USA, campeón olímpico de decatlón en 1960)
Presidente del COI: Juan Antonio Samaranch (España).
Derechos de Televisión:286,314 millones de Dólares
Prensa: 3,837 (Sin contar los acreditados para radio y televisión).
Cincuenta y dos años después, Estados Unidos y Los Angeles acogen de nuevo los Juegos Olímpicos. La URSS y 15 otros países del bloque del Este entre los cuales Cuba y la RDA deciden un boicot de los Juegos en respuesta al de los Estados Unidos en 1980.

Con ello los países que habían obtenido dos tercios de las medallas cuatro años antes no acuden a Los Angeles. Pequeña consolación para los organizadores, Yugoslavia, Rumanía y China -que vuelve a los Juegos tras 32 años de ausencia- sí que participan.

Los Juegos son financiados únicamente por el sector privado. El presidente del comité organizador, Peter Ueberroth, logra que los Juegos sean rentables por primera vez en varias décadas con un beneficio de 150 millones de dólares.

Los Estados Unidos que se hacen con 174 medallas (83 de oro) y Carl Lewis, que va a volverse una leyenda viva del atletismo, dominan sin discusión. Lewis, que no había podido ir a Moscú a causa del boicot de su país, gana el 100m, el 200m, el relevo 4x100m y el salto en largo. Iguala de ese modo el récord de Jesse Owens de medallas de oro en atletismo en una misma olimpiada aunque "King Carl" ha pasado solamente sobre la pista un total de dos minutos y 26 segundos.

Otras estrellas americanas de los Juegos son la atleta Evelyn Ashford (100m), el nadador Rick Carey (100m y 200m braza), el clavadista Greg Louganis (plataforma y trampolín), el baloncestista Michael Jordan y la gimnasta Mary-Lou Retton (concurso individual).

Entre los extranjeros que se distinguen figuran el brasileño Joaquín Cruz (800m), el marroquí Said Auita (5.000m) y el nadador de Alemania de Oeste Michael Gross (200m libre y 100m mariposa).

El británico Daley Thompson defiende con éxito su título de decatlón. El finlandés Pertti Karppinen gana su tercera medalla de oro en skiff. El británico Sebastián Coe se convierte en el primero en ganar dos veces seguidas el 1.500m.

En su vuelta a los Juegos a los que no participaba desde 1948, China obtiene 32 medallas (15 de oro).

El gran momento

Al elegir a Los Angeles, el COI hace un gesto histórico confiando por primera vez la organización de los Juegos al sector privado y no a entidades públicas.

Poco después de la designación de su ciudad, el alcalde negro Tom Bradley confía la presidencia del Comité de organización a Peter Ueberroth. Sus primeras declaraciones dejan las cosas claras: los Juegos tendrán lugar sin que los californianos tengan que pagar el menor céntimo.

Para poder llevar a cabo ese objetivo, la organización de los Juegos es confiada a un comité privado totalmente independiente, en particular en el ámbito financiero, y se decide controlar severamente su gestión para evitar todo gasto inútil. Derechos de televisión récord.

El presidente del Comité de organización -el LAOOC (Los Angeles Olympic Organisation Committee)- imagina un financiamiento a tres niveles. En primer lugar los derechos de televisión: ABC obtiene la exclusiva de la retransmisión de los Juegos por 225 millones de dólares. La venta de los derechos al extranjero permitirá añadir unos 50 millones de dólares.

Viene después la venta de unos 7,8 millones de entradas que permite recaudar 90 millones de dólares.

Además, para evitar todo riesgo de déficit, el LAOOC obtiene la participación de un centenar de "patrocinadores olímpicos" que cubren el 25% del presupuesto. Cada una paga cuatro millones de dólares. O sea un total de unos 400 millones de dólares. Beneficios.

El LAOOC no renuncia a nada con tal de aumentar sus ingresos. Los relevos de los 19.000 km del recorrido de la llama olímpica en unos 40 estados son puestos en venta. Resultado: 30 millones de dólares más para los organizadores.

La renovación de las instalaciones existentes es confiada a empresas que trabajan gratuitamente. El número uno mundial de las hamburguesas, McDonald's, pagará los cuatro millones necesarios para construir la piscina olímpica. En contrapartida las instalaciones llevarán el nombre de la compañía.

A la hora de los balances, Peter Ueberroth podrá anunciar con orgullo el beneficio de 150 millones de dólares del LAOOC. Una novedad en la historia del olimpismo. Nunca hasta entonces un comité de organización había obtenido un resultado financiero positivo. Más bien lo contrario.

La hazaña

Los Juegos de Los Angeles son los de Carl Lewis. En los 2 minutos y 26 segundos que pasa efectivamente sobre la pista del estadio del Coliseum, el atleta estadounidense se convierte en una leyenda del deporte y del olimpismo.

Lewis, que cuenta entonces con 23 años de edad, iguala el récord establecido por su compatriota Jesse Owens en los Juegos de Berlín en 1936: cuatro medallas de oro en atletismo en unos mismos Juegos. Lo realiza además en exactamente las mismas disciplinas: 100m, 200m, relevos 4x100m y salto en largo.

El atleta negro comienza por el 100m en donde disputa cuatro carreras: Series, cuartos de final, semifinales y final. Primera medalla de oro en 9.99 delante de Sam Graddy. Lewis, más solitario que nunca, ha pasado un total de 40 segundos y 49 centésimas sobre la pista.

La segunda prueba es el salto en largo. Con una actitud que parece de desprecio hacia sus adversarios, Lewis efectúa solamente tres saltos: uno en calificaciones (8,30m), dos en la final. El primero será el de la victoria con 8,54m. En el siguiente Lewis muerde. Pero con eso obtiene la medalla de oro delante de Gary Honey. Habrá estado en acción un total de 18 segundos.

Después viene el 200m. Tres medias vueltas de pista le bastarán para apoderarse de su tercera medalla de oro: 21.02 en series, 20.48 en semifinales y 19.80 en la final delante de Kirk Baptiste. Total: 61 segundos y 30 centésimas.

El velocista estadounidense obtiene su cuarta medalla de oro al ganar el relevo 4x100m con Sam Graddy, Ron Brown y Calvin Smith. Estará en posesión del testigo unos 26.40, o sea tres relevos de 8.80.

Al final de la carrera, disputada el último día de los Juegos, Lewis hará pasar al fin un poco de emoción al hecharse en los brazos de sus compañeros de equipo, con los que ha conseguido no solamente hacerse con la medalla de oro, sino también establecer el único un récord del mundo de atletismo de los Juegos, y que lo llevan sobre sus hombros.

Para entrar en la leyenda olímpica, Carl Lewis habrá necesitado solamente dos minutos y 26 segundo. Suficiente para iluminar los Juegos de Los Angeles delante de un público totalmente fascinado.

Anécdotas

Beneficios: El objetivo de los organizadores es claro: hacer beneficios. Unos 50.000 voluntarios, muchos patrocinadores y el dinero pagado por las cadenas de televisión permiten hacer mucho mejor que lo previsto. Por primera vez, los juegos han sido totalmente financiados por el sector privado y no por fondos públicos. Los beneficios finales serán de 150 millones de dólares.

Smog: La polución es un mal crónico en Los Angeles. Durante los Juegos las autoridades federales piden a las 4000 fábricas que reduzcan su producción de 20%.

Ovación: Las delegaciones china, rumana y yugoslava son acogidas por una ovación en la ceremonia de apertura. El público californiano les dá así las gracias por haber desoído las llamadas a favor del boicot de la URSS.

Hollywood: La ceremonia de apertura es la primera concebida como una comedia musical monumental. Se crea un nuevo estilo que será imitado por todos. Unos 2500 millones de telespectadores la siguen por televisión.

Comunicación: La cadena estadounidense ABC invierte 100 millones de dólares para la elaboración de productos de alta tecnología, y moviliza a unos 3000 técnicos. Los 30 segundos de publicidad cuestan 110.000 dólares.

China: China vuelve a los Juegos tras 32 años de ausencia y obtiene su primera medalla de oro el 29 de julio de 1984 en... Chino, en pistola libre gracias a Zu Xu Haipheng. China ganará en total 32 medallas de las cuales 15 de oro.

Emoción: El campeón olímpico del 400m vallas de 1976, Edwin Moses, paralizado por la emoción apenas puede pronunciar el juramento olímpico, y tiene que volver a empezar tres veces para poder terminarlo. Moses que no había podido defender su título en Moscú debido al boicot estadounidense lo revalida ocho años después.

Renovación: Coronada más joven campeona olímpica de salto de altura en 1972 a los 16 años, la alemana Ulrike Meyfarth se convierte doce años más tarde en Los Angeles en la atleta más vieja en triunfar en esta disciplina.

Drama: El maratón femenino, presente por primera vez en los Juegos es el escenario de un drama con la llegada patética de la suiza Gabriela Andersen-Scheiss. Titubeante, la suiza rechaza toda ayuda que la descalificaría. La agonía va a durar más de cinco minutos, el público la alentará pero también pedirá a los comisarios de pista que intervengan. Gabriela Andersen-Scheiss se clasificará 37ª. Quince días más tarde, ya restablecida, participará a otra carrera.

Hondureña: Los comisarios de pista del maratón demuestran una falta de espíritu olímpico poco habitual. Cuando ven que la hondureña Leda Díaz de Cano ya tiene a mitad del recorrido media hora de retraso sobre las primeras, la convencen de abandonar en vez de terminar la carrera y de ir hasta el término de su sueño olímpico. Su motivo: desean que la circulación pueda ser restablecida lo más rápido posible en las calles.

Sabía usted que

Doblete: Después de París (1900 y 1924), Londres (1908 y 1948), Los Angeles es la tercera ciudad en recibir por segunda vez a los Juegos.

Boicoteo: Tras el boicot de los Juegos de Moscú por unos 60 países llevados por los Estados Unidos, la Unión soviética y sus países satélites no participan a los de Los Angeles.

Ausentes: Los países ausentes son Afganistán, Albania, Angola, Bulgaria, Corea del Norte, Cuba, Etiopía, Hungría, Laos, Mongolia, Polonia, RDA, Yemen del Sur, Checoslovaquia, URSS y Vietnam.

Televisión: La ceremonia de apertura es seguida por unos 2.500 millones de telespectadores.

Entradas: El precio medio de las entradas es de 18 dólares. Se venden 7,8 millones de billetes.

Seguridad: Más de 17.000 personas (policías, FBI...) se hacen cargo de la seguridad mientras que 80 helicópteros sobrevuelan constantemente el cielo de Los Angeles.

Novedades: La natación sincronizada, la gimnasia rítmica y deportiva y la tabla de vela hacen su entrada en el programa.

Profesionales: En fútbol, los profesionales pueden participar por primera vez a condición de no haber sido nunca seleccionados en su equipo nacional y de tener menos de 23 años.

Dopaje: Se controla a unos 2000 atletas de los cuales 12 son positivos.

¡Increíble!: La hazaña de los Juegos es la de Carl Lewis quien gana cuatro medallas de oro en atletismo (100m, 200m, 4x100m y longitud) como Jesse Owens 48 años antes.

Medallas: Los Estados Unidos ganan 174 medallas (83 de oro, 61 de plata, 30 de bronce). Rumanía es segunda, lejos detrás con 53 medallas (20 de oro, 16 de plata y 17 de bronce).

Dinero: Los Juegos de Los Angeles procuran un beneficio de 150 millones de dólares para el comité de organización.

Doblete: Valerie Brisco Hooks aprovecha la ausencia de la alemana del Este Marita Koch para convertirse en la primera atleta en imponerse a la vez sobre 200m y 400m en unos mismos Juegos.

Reválida: Ocho años después de su victoria en Montreal, Edwin Moses vuelve de nuevo a ganar el título olímpico de los 400m vallas.

Patrocinio: La piscina olímpica lleva el nombre de su patrocinador, una cadena bien conocida de hamburguesas.

Seúl 1988
Ben Johnson

Lugar: Seúl.
Fechas: Del 17 de Septiembre al 02 de Octubre de 1988.
Otra ciudad candidata: Nagoya
Mascota: "Hodori", el bebe Tigre
Participantes: 8,465 (2,186 mujeres)
Naciones: 159
Deportes: 23
Pruebas: 236
Medallas: 739.
Apertura: Roe Tae Woo, presidente de la República de Corea del Sur.
Juramento: Hug Jae (Corea del Sur, baloncesto) y Sohn Mi-Na (Corea del Sur, balonmano).
Último relevo de la antorcha: Kee-Chung Sohn (Corea del Sur, vencedor del maratón olímpico de 1936 bajo la bandera japonesa) y Lim Chum-Ae (Corea del Sur, atletismo).
Llama encendida por: Kim Wontak, Chong Son-Hi y Sohn Mi-Jong (Corea del Sur, atletismo).
Presidente del COI: Juan Antonio Samaranch (España).
Derechos de Televisión:388,714 millones de Dólares
Prensa: 10,360 (Incluidos técnicos de radio y televisión).
Por primera vez desde 1976, los Juegos no dan lugar a un amplio movimiento de boicot político: Seúl acoge a 8.465 atletas de 159 naciones. Nuevo récord. Solamente Cuba, Etiopía y Nicaragua se unen al boicot norcoreano.

Los temores de un posible boicot de la Unión Soviética eran probablemente exagerados y China, considerada el aliado más cercano a Pyongyang, ya había dado una indicación sobre sus intenciones al acudir a los Juegos Asiáticos de 1986 en Seúl.

Todo está pues reunido para que los Juegos figuren entre los mejores de la historia. Pero un escándalo de primer orden va a marcar los Juegos: el canadiense Ben Johnson es controlado positivo tras su victoria sobre 100m.

El canadiense nacido en Jamaica había derrotado a Carl Lewis en el Mundial de Roma de 1987, estableciendo un nuevo récord mundial en 9.83. El 24 de septiembre, Johnson gana el título olímpico, una vez más delante de Lewis, con un nuevo récord (9.79). Tres días más tarde el COI le descalifica tras un control antidopaje que revela trazas de anabolizantes. El récord es anulado. El escándalo es el más grande que haya conocido el Movimiento olímpico. Johnson vuelve a su país como un criminal.

La Unión soviética termina en cabeza de la tabla de medallas: 130 (55 de oro) contra 102 a la RDA (37 de oro) y 94 para los Estados Unidos.

En el ámbito individual, los nadadores hacen hablar de ellos: seis títulos para la alemana del este Kristin Otto, en tres estilos diferentes, cinco para el estadounidense Matt Biondi y tres para su compatriota Janet Evans. El estadounidense Greg Louganis repite en clavados el doblete logrado en Los Angeles, pese a golpearse la cabeza contra la plataforma en la fase de clasificación.

En atletismo, la estadounidense Florence Griffith-Joyner, con sus extravagantes vestimentas y sus largas uñas, gana el 100m, el 200m y el 4x100m. Su cuñada, Jackie Joyner Kersee, bate el récord mundial de heptatlón además de ganar la medalla de oro del salto de longitud.

El gran momento

Son las 03h53 del lunes 26 de septiembre de 1988 en Seúl (17h53 gmt), cuando un despacho de la Agencia France Presse proveniente cae como una bomba: el canadiense Ben Johnson, campeón olímpico del 100m, ha sido declarado positivo en un control antidopaje. Trueno.

En el despacho, se indica "de buena fuente" que en su informe a la comisión ejecutiva del COI, la única habilitada para tomar sanciones, la comisión médica afirma formalmente que la orinas del atleta contenían residuos de un esteroide anabolizante de tipo "estanozolol", que figura en la lista de productos prohibidos.

La noticia que se expande rápidamente en los cuatro rincones del mundo, resuena como un trueno en el cielo olímpico de Seúl y hace tambalear al COI para el cual el dopaje es uno de los problemas más espinosos.

Es aún noche en Seúl cuando, Carole Anne Letheren, jefe de misión del equipo olímpico canadiense, recibe un mensaje del COI que le anuncia que el análisis de la muestra "A" de la orina de Ben Johnson es positiva.

Descalificación

Una hora más tarde, una delegación canadiense, en la que se figura Charlie Francis, el entrenador de Johnson, llega al centro antidopaje de la universidad de Kiangi para el análisis de la muestra "B". El veredicto es implacable: las orinas de Ben Johnson contienen efectivamente trazas de estanozolol, una hormona sintética fabricada en los Estados Unidos.

Los representantes canadienses, aterrados por la desmesura del escándalo que se avecina, defienden como pueden a su atleta afirmando que es posible que haya sido dopado contra su voluntad. Sin resultado. El informe asegura que los análisis revelan una utilización antigua y regular del producto.

La comisión ejecutiva, a la cual se transmite el informe, anuncia rápidamente la descalificación del atleta a la unanimidad. Johnson debe devolver su medalla. La Federación internacional de atletismo (FIAA) impone al canadiense una suspensión de dos años y borra su récord del mundo de las tabletas.

Como un criminal

Destituido, humillado, Ben Johnson cae del Olimpo y de la más alta plaza del podio al que se había subido al franquear con el dedo levantado la línea de llegada, tras haber distanciado a Carl Lewis, Linford Christie y Calvin Smith.

A las 10h38 del martes, rodeado de unos 20 guardaespaldas, Ben Johnson penetra en el aeropuerto Kimpo de Seúl. Lleva una cazadora negra con la inscripción "África" escrita en letras rojas en la espalda. Los fotógrafos son mantenidos a distancia. Su cara es protegida por un maletín. No hará ninguna declaración y abandonará la capital surcoreana por la pequeña puerta como un criminal.

Doce minutos después, el vuelo KAL 026 despega para Nueva York. En ese instante, el sueño del pequeño jamaicano emigrado a Canadá a los 14 años para huir de la miseria y que había sido rápidamente considerado como un atleta fuera de lo común, acaba de transformarse en una pesadilla.

La hazaña

Con sus seis títulos en tres estilos diferentes, la nadadora alemana del Este Kristin Otto se proclama en Seúl la mujer con más medallas de oro en unos mismos Juegos. El único hombre en haber hecho mejor que ella es otro nadador, el estadounidense Mark Spitz, con sus siete medallas de oro en Munich. El rey de la natación habrá tenido que esperar 16 años para encontrar a su reina.

Cuando llega a Corea del Sur, la alemana del este ya posee un palmarés mundial de primer orden y tiene sed de victoria tras haber sido privada de competición en los Juegos de Los Angeles debido al boicot de los países del Este.

Esa gran dama de la natación (1,85m) gana le prueba reina del 100m libre sin ser inquietada. Con un tiempo 54.93, bate a la china Zhuang Yong (55.47) y a la francesa Catherine Plewinski (55.49).

Con idéntica facilidad, se impone en el 100m espalda (1:00.89) delante de la húngara Krisztina Egerszegi (1:01.56) y de su compatriota Cornelia Svich (1:01.57) y, una hora más tarde, participa a la victoria del relevo de Alemania del Este de 4x100m libre. Calidades técnicas extraordinarias.

Al día siguiente, se hace con el título del 100m mariposa después de los de crawl y espalda. Como si no bastase, establece un nuevo récord de Europa (59.00 contra 59.34 para Catherine Plewinski) batiendo a su compatriota Birte Weigang y a la China Qian Hong. La francesa había tomado la mejor salida pero cedía a los 75 metros incapaces de resistir a la potencia de Otto.

En el relevo 4x100m cuatro estilos el equipo de la RDA no dejan ninguna oportunidad a sus adversarios más próximos que terminan a cuatro segundos.

Por fin en la prueba de velocidad, el 50m, permite a Otto obtener su sexta medalla. Sobre una distancia tan corta la lucha es mucho más fuerte. Otto se impone en 25.49 por algunos centímetros delante de la china Yang Wenyi (25.64) y de dos otras nadadoras que el cronómetro no puede separar, la alemana del Este Katrin Meissner y la estadounidense Jill Sterkel (25.71).

La hazaña de Otto radica tanto en el número de medallas de oro -el más gran número conseguido por una mujer en unos mismos Juegos- que en su versatilidad técnica que le permite llegar a la cúpula tanto en crawl, como en espalda o en mariposa.

Anécdotas

Dopaje: El 24 de septiembre, el canadiense Ben Johnson estable ce un nuevo récord del mundo del 100m en 9.79. Carl Lewis llega detrás a 13/100. El 26 de septiembre, la Agencia France Presse anuncia que Johnson ha sido controlado positivo. El COI confirma oficialmente la información. Carl Lewis obtiene el título tras la descalificación de Johnson.

Sospechas: En atletismo femenino, Florence Griffith-Joyner gana el 100m, el 200 m y el relevo 4x100 m. La atleta, que será más tarde acusada de dopaje sin nunca ser controlada positiva, morirá a los 38 años asfixiada tras una crisis de epilepsia.

Ausencia: En su primera aparición en los Juegos Olímpicos el tenis de mesa reserva una sorpresa para los especialistas. Ninguna de las primeras cabezas de serie del torneo individual masculino llega a las semifinales. Delante de su público, los surcoreanos Yoo Nam-Kyu y Kim Ki-Taik se afrontan en la final que se termina con la victoria de Nam-Kyu.

Confusión: El torneo de boxeo cuenta demasiados participantes. Los organizadores deciden instalar dos rings el uno al lado del otro. Para evitar confusiones, el final de cada asalto es marcado por una campanada en el ring A y por un timbre en el B. Durante el combate de semi-welters que opone el surcoreano Chun Jin-Chul al estadounidense Todd Foster sobre el ring B, lo que tenía que ocurrir ocurre: a 17 segundos del final del primer asalto, suena la campana del ring. Los dos boxeadores y el árbitro húngaro tienen un momento de duda. El surcoreano da un paso atrás. El árbitro anuncia el final del asalto. Foster comprende que se trata de un error, se precipita sobre su adversario y lo envía al suelo. El árbitro comienza a contar a Jin-Chul pero termina por pedir consejo a los jueces. Finalmente el combate será disputado de nuevo dos horas y cuarto más tarde. Esta vez Foster ganará en el segundo asalto y antes del timbre.

Campeona: La alemana Steffi Graf gana el torneo femenino de tenis que vuelve a los Juegos después de una ausencia de 64 años. Ese mismo año Graf se convierte la quinta jugadora en realizar el gran eslám con sus victorias en Australia, Roland-Garros, Wimbledon y el US Open, una semana antes de los Juegos. Graf había ganado a los 15 años el torneo olímpico de Los Angeles en donde el tenis figuraba como deporte de demostración.

Pelea: En la categoría de los pesos paja, el combate entre el surcoreano Byun Jong-Il y el búlgaro Alexander Hristov se termina en un total descontrol. Al comienzo, el árbitro debe separar a los dos hombres y hacerles advertencias. A la tercera amonestación para el surcoreano, el árbitro pide a los jueces que se le penaliza de un punto. En el último asalto, le da un segundo punto de penalidad. Este segundo punto se revela decisivo y le da la victoria al búlgaro. Furioso, el entrenador surcoreano, seguido por varios compatriotas, se sube al ring para agredir al árbitro que tiene que ser protegido por colegas. Pero miembros surcoreanos de los servicios de seguridad se unen a los agresores y le propician algunos golpes más al árbitro. Una vez terminada la pelea, el perdedor hace una sentada sobre el ring que durará 67 minutos. Un nuevo "récord" olímpico.

Sabía usted que

Asia: Es la segunda vez que los Juegos tienen lugar en Asia, tras los Juegos de Tokio en 1964.

Designación: Seúl había sido designada por el COI el 30 de septiembre de 1981 siendo preferida a Nagoya por 52 votos contra 27.

Boicoteo: Tras una serie de tres boicoteos seguidos (Montreal, Moscú y Los Angeles), solamente Corea del Norte, Cuba, Albania, Etiopía, Libia, África del Sur y la islas Seychelles no participan a los Juegos.

Televisión: 3,000 millones de telespectadores siguen las retransmisiones de los Juegos.

Seguridad: Las fuerzas de seguridad están en alerta máxima: 620,000 militares y 120,000 policías, de los cuales 60.000 hombres en las instalaciones olímpicas, además de 30,000 guardas de seguridad y una brigada de intervención rápida de 10.000 personas.

Demostración: El taekwondo, el béisbol y el judo femenino figuran como deportes de demostración. En 1992, solamente los dos últimos entrarán en el programa. El taekwondo lo hará en el año 2000.

Programa: El tenis vuelve al programa oficial.

Derechos: NBC retransmite los Juegos en los Estados Unidos. La red ha pagado 300 millones de dólares por la exclusiva. En total, 226 televisores de 140 países retransmiten imágenes.

Prensa: 15,600 periodistas son acreditados.

Mujeres: Por primera vez en la historia olímpica, el podio de la doma individual es totalmente femenino. La alemana del Oeste Nicol Uphoff, se impone delante de la francesa Margit Otto-Crépin y la suiza Christine Stuckelberger.

Campeona: La alemana Steffi Graf gana el torneo femenino de tenis, deporte que vuelve a los Juegos después de una ausencia de 64 años.

Barcelona 1992
Equipo de Ensueño

Lugar: Barcelona.
Fechas: 25 de julio al 9 de agosto de 1992.
Otra ciudad candidata: París, Brisbane, Belgrado, Birmingham, Amsterdam.
Mascota: Cobi, el perrito
Participantes: 9,367 (2,708 mujeres)
Naciones: 169
Deportes: 25
Pruebas: 256
Medallas: 815.
Apertura: Juan Carlos I°, rey de España.
Juramento: Luis Doreste (España, vela).
Último relevo de la antorcha: Juan Antonio San Epifano, "Epi" (Baloncesto, España).
Llama encendida por: Antonio Rebollo (Tiro al arco paralímpico).
Presidente del COI: Juan Antonio Samaranch (España).
Derechos de Televisión:636 millones de Dólares
Prensa: 12,831 (Incluidos técnicos de radio y televisión).
Los Juegos de Barcelona son los primeros libres de todo movimiento de boicoteo desde los de 1972. Acuden todas las grandes naciones del deporte. En total participarán 169 países. Un récord.

La comercialización de los Juegos está a su apogeo, en particular a través de los enormes derechos que pagan los televisores del mundo entero, unos 636 millones de dólares. Además, en el marco suntuoso de la capital catalana, los Juegos ofrecen un espectáculo sublime.

El desmoronamiento del imperio soviético, la caída del muro de Berlín y el abandono del Apartheid por parte de Sudáfrica permiten la aparición de numerosas caras nuevas.

Después de largas negociaciones con las Naciones Unidas, que habían impuesto un embargo a Yugoslavia, los serbios pueden competir, pero solamente como "Participantes independientes", pero no en los deportes de equipo.

Carl Lewis se venga de su derrota de los campeonatos del mundo de Tokio en 1991 frente a su compatriota Mike Powell que había batido el histórico récord de Bob Beamon, logrando un tercer título seguido de salto en largo. Además le da al relevo de Estados Unidos 4x100m su decimoquinto récord mundial, con lo que obtiene su octava medalla de oro personal. En el estadio olímpico de Montjuich, los otros héroes son el británico Linford Christie quien a los 32 años se convierte en el campeón más veterano del 100 metros, el cubano Javier Sotomayor (altura), el español Fermín Cacho (1500 m), la francesa Marie-José Pérec (400m) y la argelina Hassiba Boulmerka (1500 m). Sobre 10.000m, la etíope Derartu Tulu da la vuelta de honor al lado de la segunda, la sudafricana blanca Elena Meyer, en una imagén llena de esperanza para África.

El atleta más destacado en Barcelona es el bielorruso Vitaly Scherbo que se convierte en el primer gimnasta en ganar seis medallas de oro en unos Juegos.

En baloncesto, los profesionales de la NBA reunidos en la "Dream Team" estadounidense y conducidos por Michael Jordán y "Magic" Johnson dejan su huella.

Los Juegos de Barcelona son un gran éxito, aunque solo sea por la actuación los españoles, que apenas habían cosechado cuatro medallas de oro -26 medallas en total- en 16 participaciones anteriores y ganan en Barcelona 13 títulos.

El gran momento

Fin del apartheid en África del Sur, guerra en la ex-Yugoslavia, desmoronamiento del imperio soviético. La situación internacional es un verdadera rompecabezas para el COI que conseguirá sin embargo salirse con éxito de todas las dificultades para obtener los primeros "Juegos universales".

El 9 de julio de 1991, el COI reconoce al CNO de África del Sur. Aunque el apartheid no está totalmente desmantelado, el COI se satisface de las declaraciones de los dirigentes del país sobre su voluntad de poner fin a la segregación en el deporte. El NOCSA, comité olímpico sudafricano, ha puesto a su cabeza a Sam Ramzany, un infatigable luchador antiapartheid.

Sin embargo, a pocas semanas de los Juegos, la participación de África del Sur parece incierta. La masacre de unos 45 negros en las afueras de Johannesburgo y la suspensión de las negociaciones constitucionales entre negros y blancos, conducen Nelson Mandela, entonces solamente presidente del Congreso nacional africano (ANC), a pedir la exclusión de su país de los Juegos de Barcelona. Por su parte el presidente blanco Frederik De Klerk estima que África del Sur debe participar. El conflicto pone al COI en una situación imposible, potencialmente explosiva. Pero el partido de Mandela se decidirá finalmente a favor de la participación, y la delegación sudafricana en la cual figura una minoría de negros, entre los cuales Jan Tau, su portaestandarte, acudirá a Barcelona.

Participantes independientes

El caso de Yugoslavia es también particularmente difícil. Yugoslavia está en guerra contra Croacia y Bosnia-Herzegovina quienes, al igual que Eslovenia, han declarado su independencia. Las Naciones Unidas han decidido sanciones en contra de Belgrado y en particular en contra de la participación de los atletas de ese país a competiciones internacionales.

El COI propone que los Yugoslavia acudan como "Equipo independiente" bajo la bandera y con el himno olímpico. Pero las Naciones Unidas se oponen a la de presencia de competidores yugoslavos en las pruebas por equipos.

Dos días solamente antes de la ceremonia de apertura, el COI, tras negociaciones con el CNO yugoslavo, acepta las condiciones de la ONU. Yugoslavia no participará a los eventos por equipos, pero sus deportistas podrán hacerlo a condición de hacerlo como "Participantes olímpicos independientes (PIO)". No podrán desfilar durante la ceremonia de apertura o de clausura y la bandera yugoslava será reemplazada por la olímpica en caso de medallas. Los PIO ganarán tres medallas, una de plata y dos de bronce, todas en tiro. Al mismo tiempo, el COI reconoce provisionalmente al CNO de Bosnia-Herzegovina que participa como país independiente.

Canto del cisne

Los CNO de Letonia, Lituania y Estonia, que han ganado su independencia han sido reconocidos en 1991 y participan independientemente. El 9 de marzo de 1992, el COI reconoce a los CNO de 12 ex repúblicas soviéticas: Armenia, Azerbaidján, Bielorusia, Georgia, Kazajstán, Kirguizistán, Moldavia, Uzbekistán, Rusia, Tayikistán, Turkmenistán y Ucrania.

Los países de la ex-Unión soviética competirán finalmente en Barcelona bajo la bandera del Equipo unificado (EUN). Ucrania hubiera deseado participar independientemente, pero el COI no lo acepta.

Por primera vez desde 1952 no resuena el himno de la Unión soviética. Los miembros del equipo de la CEI ven sin embargo la bandera de su propia república hizada a cada medalla.

El equipo unificado desaparecerá sin embargo después de los Juegos de Barcelona que serán el canto del cisne de la más grande potencia deportiva de todos los tiempos.

La hazaña

En Barcelona, el gimnasta bielorruso Vitali Scherbo hubiera podido igualar, o incluso batir, el récord de medallas de oro en unos mismos Juegos del nadador estadounidense Mark Spitz y sus siete galardones.

Pero, si no hicieron de él el deportista más premiado de la historia de los Juegos, sus seis medallas de oro, le convirtieron en el mejor gimnasta de todos los tiempos.

El ucraniano Igor Korobchinsky, reciente campeón de Europa, era sin embargo el favorito. Pero al terminar quinto sobre 93 en la competición por equipos, detrás de tres otros miembros del equipo de la Comunidad de estados independientes, Korobchinsky tuvo que asistir a la competición individual desde el banquillo. Solamente los tres mejores gimnastas de cada delegación en la prueba por equipos podían competir en el concurso individual.

Scherbo, 20 años, supo aprovecharse de la ocasión y, tras una brillante actuación, se hizo con su segunda medalla de oro después del título por equipos. El bielorruso terminó primero en potro con arcos, en anillos y en ejercicios sobre suelo. En salto de potro y barras paralelas ganó la segunda plaza, realizando su peor actuación en la barra fija en donde terminó quinto.

Dos días más tarde, gracias a las pruebas individuales, Scherbo iba a entrar en la leyenda añadiendo cuatro nuevas medallas de oro: en barras paralelas, en anillos, en salto de potro y en potro con arcos. En esta última prueba Scherbo quedó empatado con el norcoreano Pae Gil-Su. Era el quinto empate en la primera plaza en esa prueba desde la creación de los Juegos y la tercera seguida.

Curiosamente, la hazaña de Scherbo no hizo de él un héroe en su país. Probablemente debido a su fama de arrogancia, alimentada por la mirada de desafío que hechaba a cada vez que terminaba un ejercicio.

Para colmo, sus seis medallas le fueron robadas y Scherbo no consiguió confirmar en los Juegos de Atlanta de donde volvió sin ningún título.

Anécdotas

Seguridad: Debido a la posibilidad de atentados de los separatistas vascos de ETA, la seguridad es una de las prioridades de los organizadores. 45.000 miembros de las fuerzas de seguridad están bajo alerta. 5000 patrullan la frontera con Francia. Un centenar de barcos navegan enfrente de las costas catalanas. Incluso cuatro submarinos de bolsillo vigilan la entrada del puerto olímpico. Ningún atentado tendrá lugar durante los Juegos.

Dolor: El británico Derek Redmond, uno de los favoritos del 400m, se lesiona al cabo de 150 metros en las semifinales, cae al suelo con enorme sufrimiento. Más que todo, Redmond desea terminar la carrera y no abandonar el estadio sobre una camilla. Se levanta. Como no puede andar, empieza a completar la vuelta dando pequeños saltos sobre el pasillo nº5. Su padre Jim pasa las barreras de seguridad, se dirige hacia él, lo toma por la espalda. Derek se apoya, la cara torcida por el dolor y las lágrimas. Los dos avanzan lentamente, todos los ojos miran en su dirección. A unos metros de la llegada, Jim deja a su hijo franquear solo la meta. Todo el estadio olímpico aplaude de pie uno de los grandes momentos de emoción de estos Juegos.

Dignitarios: La tribuna oficial está repleta de altos dignitarios del mundo entero el día de la ceremonia de apertura. Al lado del rey Juan Carlos Iº, de la reina Sofía y del Presidente del gobierno español Felipe González, figura el sudafricano Nelson Mandela, el francés François Mitterrand, el cubano Fidel Castro, el argentino Carlos Menem y el vice-presidente estadounidense Dan Quayle.

Gerontocracia: Al vencer en la final del 100m, el británico Linford Christie, medalla de plata en Seúl, se convierte a sus 32 años en el vencedor más viejo de la final del 100m en los Juegos Olímpicos con un tiempo de 9.96.

Mujer: La china Zhang Shan gana la prueba de tiro al plato (skeet) en una final en la cual todos sus adversarios son hombres. Con 373 platos sobre 375, Zhang bate además el récord olímpico e iguala el récord del mundo.

Retorno: El canadiense Ben Johnson intenta volver a la cúpula tras su suspensión por dopaje que le valió la descalificación en Seúl. Johnson será eliminado sin gloria en las semifinales del 100m.

Inflación: Los derechos de televisión conocen una tremenda inflación en Barcelona. En total se pagarán unos 636 millones de dólares, de los cuales 401 por la cadena estadounidense NBC. En Seúl, los derechos de retransmisión habían sido "solamente" de 398 millones de dólares, es decir un aumento de más del 50%.

Grecia: Paraskevi Patoulidou es la primera mujer griega campeona olímpica. Gana la medalla de oro del 100m vallas gracias a la caída de la estadounidense Gail Devers en la final y al abandono en semifinales de la rusa Ludmila Narozhylenko, las dos grandes favoritas.

Cuba: Los boxeadores cubanos dominan ampliamente la competición. Ganan 7 de las 12 medallas de oro en juego, además de dos medallas de plata. Los Estados Unidos vuelven a casa humillados. Con solamente tres podios obtienen en Barcelona su peor resultado de la historia.

Récord: En semifinales del 200m, el estadounidense Mike Marsh establece una marca de 19.73, a una sola centésima de segundo del récord del italiano Pietro Menea imbatido desde 1979. Sin saber cual es su tiempo, Marsh se había relajado en los últimos 15 metros. Hubiera por lo tanto podido batir el récord sin dificultad. El estadounidense se consolará ganando el oro en la final.

Reunificación: Curiosamente Alemania no saca partido de la reunificación. Con 82 medallas, de las cuales 33 de oro, obtiene menos que la RDA había ganado ella sola en Seúl (102 medallas, de las cuales 37 de oro).

Dopaje: Por primera vez en la historia de los Juegos, los tres medallistas de una prueba han sido anteriormente suspendidos por dopaje. En el lanzamiento de peso, el estadounidense Michael Stulce, su compatriota James Doehring, y el ruso Vyacheslav Lykho, respectivamente por dos años, 14 meses y tres meses.

Dopaje (2): La estadounidense Gwen Torrence, cuarta del 100m, causa un escándalo al afirmar después de la carrera que dos de las tres primeras son dopadas. El orden de llegada es: Gail Devers (Estados Unidos), Janet Cuthbert (Jamaica) y Irina Privalova (Equipo unificado). Más tarde Torrence, quien ganará el 200m, afirmará que sus acusaciones no iban dirigidas hacia Cuthbert.

Arco: La llama que brillará durante dos semanas sobre el estadio olímpico es encendida con una flecha lanzada por el arquero paralímpico Antonio Rebollo desde el césped del estadio, después de haber sido prendida con la antorcha olímpica por el último corredor del relevo, el baloncestista Juan Antonio San Epifanio.

Descalificación: El marroquí Khalid Skah es descalificado poco después de la llegada del 10.000m en el cual ha batido al kenyano Richard Chelimo. Durante la carrera, su compatriota Hammou Boutayeb, que cuenta con una vuelta de retraso, molesta la carrera de Chelimo bajo los silbidos del público. El jurado de apelación sin embargo volverá a recalificar a Skah y a darle el oro.

Escándalo: La publicación de un libro "El señor de los anillos", escrito por dos periodistas británicos, a algunos meses de los Juegos siembra un claro malestar entre los dirigentes del COI. El libro afirma la existencia de casos de corrupción en los medios olímpicos y denuncia la influencia del dinero en sus decisiones. Recuerda además el pasado franquista del presidente del COI Juan Antonio Samaranch. El COI irá delante de los tribunales y obtendrá daños y prejuicios.

3x100m: El jamaicano Raymond Stewart, séptimo sobre 100m, se convierte en el primer hombre en haberse calificado para tres finales del 100m. En 1984, había terminado sexto y en 1988 séptimo.

Zero: El favorito indiscutible en el salto con pértiga, el ucraniano Serguei Bubka, es eliminado sin haber conseguido pasar una sola altura. Es la primera vez en una competición oficial que no pasa ninguna barra.

Sabía usted que

Designación: El COI designa a Barcelona el 17 de octubre 1986.

Países: Las 12 repúblicas nacidas de la explosión de la URSS se presentan bajo el mismo uniforme: el del Equipo unificado (E.U.N.).

Sudáfrica: Tras una larga batalla políticodiplomática el COI reintegra a África del Sur en su seno.

Báltico: Tres estados bálticos vuelven sobre la escena olímpica tras una larga ausencia: Lituania (presente en 1924 y 1928), Estonia (de 1920 a 1936), Letonia (de 1924 a 1936).

Realeza: El príncipe heredero del trono de España, Felipe de Borbón, es la portabandera de la delegación española, y participa en las pruebas de vela en la categoría Soling. Su embarcación terminará sexta.

Yugoslavia: Los Juegos tienen lugar durante la guerra en Yugoslavia. El presidente del COI, Juan Antonio Samaranch, y el Papa Juan Pablo II piden que se respete la tregua olímpica. Sin éxito.

América: Los Juegos coinciden con el 500º aniversario del descubrimiento de América por Cristóbal Colón.

Demostración: Tres deportes están en demostración: pelota vasca, taekwondo y rink-hockey.

Primera: España acoge por primera vez a los Juegos.

Patrocinio: 92 empresas locales pagan cada una 10 millones de pesetas para financiar la candidatura de Barcelona.

Programa: El bádminton hace su entrada en el programa oficial de los Juegos.

Derechos: En Estados Unidos, la red NBC paga 416 millones de dólares para la exclusiva de las retransmisiones.

Prensa: 12.831 miembros de la prensa incluidos técnicos de radio y televisión son acreditados.

Entradas: 6,7 millones de entradas son puestas en venta.

Tres: Carl Lewis, 31 años, gana el concurso de longitud por tercera vez seguida (Los Angeles, Seúl y Barcelona).

Básquetbol: En baloncesto, la "Dream Team" estadounidense, se impone fácilmente gracias a la presencia de los profesionales de la NBA como Michael Jordán o "Magic" Johnson.

Récord: En gimnasia masculina, Vitali Scherbo gana seis medallas de oro, un récord en una sola olimpiada en esa disciplina.

Medallas: La CEI termina en cabeza del tablero de medallas con 112 (45 de oro), los Estados Unidos con 108 (37 de oro) terminan segundos delante de Alemania (82 medallas y 33 de oro).

Deuda: Las inversiones para los Juegos dejan una deuda pública de 2.500 millones de dólares.

Dopaje: Se efectúan 1.840 controles antidopaje. Solamente cinco son positivos.

Boxeo: En boxeo se introduce una contabilización electrónica automática de los golpes.

Atlanta 1996
Michael Johnson

Lugar: Atlanta.
Fechas: 19 de julio al 4 de agosto de 1996..
Otra ciudad candidata: Atenas, Belgrado, Manchester, Melbourne, Toronto.
Mascota: Izzy, un sapo multicolor con dos cabezas.
Participantes: 10,744 (3844 mujeres)
Naciones: 197
Deportes: 26
Pruebas: 271
Medallas: 842.
Apertura: Bill Clinton, presidente de los Estados Unidos.
Juramento: Teresa Edwards (Básquetbol - Estados Unidos).
Último relevo de la antorcha: Mohamed Alí (Boxeo -Estados Unidos).
Llama encendida por: Mohamed Alí.
Presidente del COI: Juan Antonio Samaranch (España).
Derechos de Televisión:896,952 millones de Dólares
Prensa: 19,161.
Cinco meses después de su reelección histórica, el presidente estadounidense Bill Clinton proclama la apertura de los Juegos del Centenario en Atlanta (19 julio al 4 de agosto).

Los Estados Unidos están traumatizados por la explosión en vuelo dos días antes de un 747 de la TWA, poco después de su despegue, frente a las playas de Long Island, en donde mueren 230 personas.

El accidente sigue presente en la memoria de todos cuando se produce en la noche del 26 al 27 de julio un atentado mortal con la explosión de una bomba de fabricación artesanal en el parque del Centenario de Atlanta. Balance: 2 muertos y 112 heridos.

Una vez más los Juegos tambalean pero resisten. La célebre frase de Avery Brundage, el presidente del COI, "The games must go on" (los Juegos deben continuar, pronunciada después de la sangrienta toma de rehenes israelianos por un comando palestino durante los Juegos de Munich en 1972, vuelve a resonar en Atlanta.

Los Juegos de Atlanta marcan una nueva escalada en el gigantismo con la participación de unos 10,800 atletas de 197 naciones. Pero también serán criticados por el chauvinismo del público, por su mercantilismo y por una inesperada desorganización tecnológica. Un colmo en el país de los gigantes de la informática. La historia se acordará sobre todo de la vuelta de los Estados Unidos al primer plano (101 medallas, 44 de oro), delante de Rusia (62, 26), Alemania (65, 20) y China (50, 16).

Si el inédito doblete de Michael Johnson (400 y 200 m) que acompaña de un récord del mundo increíble (19.32 en la media vuelta) es sin duda el más grande momento deportivo de los Juegos, la historia también se acordará de la cuarta medalla de oro seguida de Carl Lewis en salto en largo. Una hazaña que le permite igualar el récord de medallas de oro del legendario finlandés Paavo Nurmi, único en haber obtenido antes que él nueve medallas de oro en atletismo.

Los laureles olímpicos también van al canadiense Donovan Bailey, el hombre más rápido del mundo, con título y récord sobre 100m (9.84) y a la francesa Marie-José Perec, quien, al igual que Johnson, consigue el doblete 200-400 m

Otros competidores se distinguen: el nadador ruso Alexander Popov, las pequeñas gimnastas americanas, el boxeador cubano Félix Savón, que obtiene su segundo título de los pesados, sin olvidar la "Dream Team" en básquetbol.

Tampoco faltan sorpresas con la victoria de Nigeria en fútbol. Los símbolos tampoco con las primeras medallas de oro para África del Sur desde su vuelta a los Juegos: una gracias al maratoniano negro Josia Thugwane, la otra con la nadadora blanca Penny Heyns.

Las decepciones son numerosas: el ucraniano Sergei Bubka (pértiga), su compatriota Vitali Scherbo (gimnasia) o el sprinter británico Linford Christie, descalificado en la final del 100m.

El dopaje hace hablar de él con la descalificación de cinco atletas. En Atlanta, el bromantán reemplaza al estanozolol de Seúl y al clenbuterol de Barcelona.

El gran momento

Cerca de un cuarto de siglo después del primer atentado terrorista de la historia olímpica (Munich, 1972), los Juegos vuelven a vacilar en Atlanta con la explosión de una bomba artesanal en un parque del centro de la ciudad.

27 de julio de 1996. Día 9 de los Juegos. Son las 01H20 locales (05H20 GMT) en el parque del Centenario, situado en pleno centro de Atlanta, en un lugar muy frecuentado en donde turistas y jóvenes se encuentran por la noche para festejar desde el comienzo de los Juegos. El ambiente es festivo y animado cuando de pronto se produce una violenta explosión que siembra el pánico. Una persona muere en la explosión que hace más de 110 heridos. Un hombre muere además de una crisis cardíaca.

La fuerte presencia de las fuerzas de seguridad, más de 35.000 personas, no ha bastado para evitar un atentado en un lugar y en un momento en que nadie se lo esperaba. El FBI y las más altas autoridades estadounidenses habían asegurado que Atlanta sería "la ciudad la más segura del mundo".

La explosión tiene lugar cerca del lugar en donde cada noche tenía lugar un espectáculo al pie de una torre de cuatro pisos construida para albergar los proyectores y los altavoces. Tras la explosión, el barrio es inmediatamente rodeado por la policía. La policía reconocerá haber recibido una alerta telefónica pero la llamada no había sido comunicada a la policía y a los guardas presentes en el parque.

Según el FBI, la bomba artesanal fabricada con un tubo metálico que contenía clavos y tornillos estaba escondida en una mochila abandonada. Una persona, presentada como un "estadounidense blanco, sin acento particular" había advertido la policía de la inminencia de la explosión.

Los Juegos continúan

Richard Jewell (34 años), un guardia de seguridad que había afirmado haber visto una mochila y haber alertado las fuerzas de seguridad será rápidamente considerado como el principal sospechoso. Pero será totalmente inocente por el FBI en octubre de 1996 y obtendrá importantes compensaciones financieras.

El acto terrorista es condenado por toda la comunidad internacional. El presidente Bill Clinton promete que "todas las medidas necesarias" serán tomadas para proteger a los atletas.

Unas tres horas después de la explosión, el COI reacciona a través de su vicepresidente, el príncipe Alexandre de Merode, quien asegura que los Juegos deben continuar.

Al día siguiente, las competiciones reanudan tras un minuto de silencio en cada una de las instalaciones mientras que las banderas olímpicas son puestas a media hasta.

Durante la ceremonia de clausura Juan Antonio Samaranch pedirá que se observe un minuto de silencio en memoria de las víctimas de los atentados de los Juegos de Munich y Atlanta. "Ningún acto de terrorismo ha destruido jamás o destruirá jamás al Movimiento olímpico, asegura delante de las 83.000 personas presentes en el estadio olímpico".

Dos años después del atentado la policía identificará a su presunto autor: Eric Rudolph (32 años), simpatizante de las milicias y los movimientos religiosos extremistas opuestos al gobierno federal. Pese a que su órden de detención fue lanzada el 14 de octubre de 1998, Rudolph quien es acusado de dos otros atentados cometidos en la región de Atlanta en los meses siguientes sigue en libertad.

La hazaña

Si el estadounidense Carl Lewis consigue en Atlanta su novena medalla de oro que le hace definitivamente entrar en el panteón olímpico, la hazaña de los Juegos la realiza su compatriota Michael Johnson con un doblete inédito sobre 200m y 400m al que acompaña con un increíble récord del mundo de la media vuelta (19.32).

Johnson hace así olvidar su rotundo fracaso en los Juegos de Barcelona en donde no había pasado de las semifinales del 200m debido a una intoxicación alimentaria.

Cinco semanas antes de los Juegos, Johnson ya había batido el histórico récord del mundo del 200m establecido en 1979 en México por el italiano Pietro Mennea (19.72) con un tiempo de 19.66. Además el estadounidense había tenido una racha de 29 victorias seguidas hasta que el namibiano Frankie Fredericks lo consiguiera batirle una sola vez antes de los Juegos.

Ya vencedor sobre 400m, Johnson no necesitaba de la ayuda que había procurado a Mennea la altitud debido a la rarefacción del aire. En cambio, la presencia sobre el 200m de adversarios capaces de obligarle a dar el máximo si representó un factor importante. Frente al estadounidense se alinearon el mismo Fredericks, así como Ato Boldon, de Trinidad Tobago. El namibiano franqueará la meta con un tiempo mejor que el de Mennea en México (19.68). Pero Johnson, ya se encontraba solo a la entrada de la línea recta tras haber corrido perfectamente la curva. Solamente le quedaba poner él turbo hasta el punto que los espectadores apenas podían seguir el ritmo desenfrenado de sus cortas zancadas.

El estadounidense franqueó la llegada con el busto recto y dejó estallar su alegría, mientras sus ojos mostraban su sorpresa frente al fabuloso tiempo que acababa de realizar. Nadie pudo oír su grito de alegría, tan inmenso era el ruido del público.

"Nunca había oído una tal explosión a la llegada. Es lo más grande que he hecho en mi vida", afirmaba Johnson tras una vuelta de honor bajo los gritos de "USA, USA" del público en delirio.

Pero Johnson, recorrió la pista con el muslo derecho cubierto con una venda y hielo debido a un dolor surgido durante la carrera, que le obligó a renunciar al 4x400m y a una casi segura tercera medalla de oro.

Anécdotas

Retraso: Uno de los voluntarios encargado de controlar la hora a la cual los boxeadores se presentan sobre el ring es el estadounidense Hembrick. Hembrick había sido seleccionado para los Juegos de Seúl en 1988, pero había sido descalificado por haber llegado en retraso a su primer combate...

Dinero: Para muchos críticos, los Juegos de 1996 son en realidad los Juegos Cocalímpicos y el apoyo de uno de los mayores patrocinadores mundiales ha seguramente tenido una gran influencia en la decisión del COI de atribuir los Juegos a la capital del estado de Georgia.

Mascota: Izzy, la mascota de los Juegos de Atlanta es una especie de sapo multicolor bicéfalo. Sus creadores aseguran que los niños lo adoran. Concebido inicialmente por ordenador, es profundamente modificado tras las numerosas críticas que se le hacen. En octubre 1995, se le da un nuevo nombre Izzy. El primero -Whatizit- había sido rechazado unánimemente. Izzy es la 13ª mascota olímpica, la primera, bautizada Schuss, había aparecido con los Juegos de invierno de Grenoble en 1968.

Comida: McDonald's abre cinco restaurantes en el interior de la Villa Olímpica durante los Juegos en donde residen 15.000 personas. Para alimentarlas, la firma de hamburguesas encarga 54 toneladas de patatas, 15 toneladas de carne de buey y 970 litros de ketchup.

Banderas: Hecho único en la historia de los Juegos, un deportista, Alexander Karelin, es por tercera vez portabanderas durante la ceremonia de apertura, pero cada vez con una bandera diferente: en 1988 en Seúl, con la de la URSS, en 1992 en Barcelona con la de la Comunidad de estados independientes (CEI) y en Atlanta con la de Rusia.

Atentado: Dos personas mueren y 110 otras son heridas, de las cuales una con gravedad, tras la explosión de una bomba el sábado 27 de julio a las 01H20 locales en el parque del Centenario de Atlanta. Poco antes de la explosión una persona anuncia desde una cabina telefónica que una bomba va a estallar. Los organizadores deciden no suspender las competiciones, pero antes de las pruebas que se desarrollan el mismo sábado, en particular el 100m de atletismo masculino, se hace observar un minuto de silencio y todas las banderas sé hizan a media asta.

Amor: Justo después de su victoria en la categoría de menos de 52 kg, la judoka francesa Marie-Claire Restoux se precipita hacia sus padres y les pide un teléfono celular para llamar a su novio que se ha quedado en Francia. Se planta delante de las cámaras de televisión y le declara en directo todo su amor delante de millones de telespectadores.

Traducción: El judoka georgiano, David Khakhaleishvili, abandona su título en la categoría de pesados sin poder combatir. El día de la competición se presenta demasiado tarde a la pesada y los jueces lo descalifican. Para su defensa, Khakhaleishvili y sus entrenadores afirmaron que la traducción que les había sido dada del lugar de la pesada era falsa y que cuando se dieron cuenta de su error se dirigieron al lugar correcto siendo retrasados por una alerta de bomba que les impidió llegar a tiempo a la sala.

Hong-Kong: Lai Shan-Lee quedará en la historia de Hong Kong como la primera medalla de su historia, con su medalla de oro en tabla de vela. En Atlanta, la ex-colonia británica participaba por 11ª vez a los Juegos. Pese a haber pasado bajo soberanía China en 1997, Hong Kong seguirá enviando una delegación independiente.

Regalos: El boxeador canadiense de pesos ligeros Mike Strange, propietario de un bar, hace una rebaja del 50% sobre las consumiciones en su establecimiento en la hora que sigue cada una de sus victorias. Se parará en cuartos de final.

Sabía usted que

Todos: Por primera vez de la historia, todos los Comités nacionales olímpicos existentes -197- acuden a los Juegos.

Palestina: Para los Palestinos, Atlanta representa una cita histórica. Por primera vez una delegación participa a unos Juegos como equipo nacional.

Países: Armenia, Belarus, Guinea-Bissau, Kazajstán, Kirguitán, Moldavia, Uzbekistán, Eslovaquia y Ucrania participan por primera vez.

Adversario: El principal adversario de Atlanta para los "Juegos del Centenario" había sido Atenas, ciudad natal de los Juegos de la Era moderna.

Patrocinio: Coca-Cola, cuya sede central se encuentra en Atlanta, se gasta unos 500 millones de dólares para los Juegos (1/6 de sus beneficios para 1995).

Récords: Se baten 33 récords del mundo y 122 récords olímpicos durante los Juegos de Atlanta.

Televisión: Unos 19,600 millones de telespectadores en audiencia total acumulada siguen los Juegos.

Televisión (2): La red NBC paga 456 millones de dólares para obtener la exclusividad de las retransmisiones en Estados Unidos. Pero la venta de los intermedios publicitarios le permite ganar 675 millones de dólares.

Mascota: Izzy, la mascota de los Juegos de Atlanta es una especie de sapo multicolor bicéfalo. Una primera versión, llamada Whatizit y concebida por ordenador, es profundamente modificada tras numerosas críticas y recibe un nuevo nombre.

Comida: McDonald's abre cinco restaurantes al interior de la Villa Olímpica durante los Juegos.

Atentado: Dos personas mueren y 110 otras son heridas, de las cuales una con gravedad, tras la explosión de una bomba el sábado 27 de julio a las 01H20 locales en el parque del Centenario de Atlanta. Un extremista religioso, Eric Rudolph, será más tarde acusado del atentado.

Banderas: Alexander Karelin, es por tercera vez el portabanderas de su delegación durante la ceremonia de apertura: En 1988 en Seúl, lo fue con la de la URSS, en 1992 en Barcelona con la de la Comunidad de estados independientes (CEI) y en Atlanta con la de Rusia.

Esta página fue creada con el fin de mantener vivo el fuego olímpico, para aquellos que viven apasionados por el deporte y sin ninguna clase de lucro.



setstats1

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada